Compartir
Publicidad
Kobo Libra H2O, análisis: el lector de libros electrónicos que quiere popularizar la asimetría
Análisis

Kobo Libra H2O, análisis: el lector de libros electrónicos que quiere popularizar la asimetría

Publicidad
Publicidad

A finales del año pasado, Rakuten Kobo lanzó su lector de libros electrónico insignia Forma. Con él la compañía quiso no sólo competir contra el Kindle Oasis, si no que además consolidó una gama de premium ebook readers caracterizados por ser ultraligeros y asimétricos. A pesar de tener una pantalla grande, su ligereza y forma permiten poder sostenerlos con una sola mano durante horas.

Ahora Kobo quiere llevar ese concepto de asimetría a su gama media con el nuevo Libra H2O. Sustituye al Aura H2O, dejando la forma de lector de libros electrónicos clásico reservada para la gama más económica de los Kobo Clara. En Xataka lo hemos estado utilizando durante unos días, para así poder tener nuestras sensaciones de uso y ver qué diferencias podemos encontrar entre este nuevo Libra y el buque insignia de Kobo que sigue siendo el Forma.

Kobo Libra H2O, especificaciones técnicas

Kobo Libra

KOBO LIBRA H2O

Dimensiones

144 x 159 x 5-7,8 mm (dependiendo del lado)

Peso

192 gramos

Pantalla

Pantalla de tinta electrónica de 7 pulgadas, resolución 1680 x 1264 píxeles y 300 píxeles por pulgada.. Regulación de la temperatura de la luz

Almacenamiento

8 GB

Resistencia al agua

Sí (especificación IPX8 , resiste profundidades de 2 metros hasta 60 minutos)

Batería

Duración de "semanas" en cada carga

Compatibilidad con archivos

EPUB, EPUB3, PDF, MOBI, JPEG, GIF, PNG, BMP, TIFF, TXT, HTML, RTF, CBZ, CBR

Conectividad

Wi-Fi 802.11 b/g/n (Wifi 4)

Conexiones

MicroUSB

Colores y precio

Blanco y negro, 179 euros en FNAC

Un lector 'semi-premium' que da buenas sensaciones

Kobo Libra

No nos encontramos nada nuevo con el diseño de este nuevo Libra, ya que el diseño asimétrico pensado para coger el lector con una sola mano nos lo hemos encontrado con los Forma y con el Kindle Oasis. El material exterior del dispositivo pasa a ser plástico, lo que implica que ganemos algo de peso adicional respecto al Kobo Forma. Aún así estamos hablando de 192 gramos que pueden sostenerse sin problemas con una sola mano, y un grosor que a pesar de ser mayor que el del Kobo Forma sigue siendo muy aceptable para un lector de libros electrónicos.

Algo que sí impacta más es el nuevo color blanco del Kobo Libra. Personalmente siempre he preferido el color negro para los dispositivos con pantalla ya que así la suciedad se nota menos en ellos y la concentración se enfoca más en esa pantalla, pero debo admitir que el Kobo Libra en color blanco que hemos podido probar impacta bastante. No nos extraña: todos los lectores de libros electrónicos en material plástico que hemos probado hasta ahora han sido en color negro. Tampoco es que termine distrayendo demasiado del texto que estemos leyendo, aunque sí que cualquier rastro de suciedad se nota más.

Kobo Libra La superficie rugosa del plástico que tiene el Libra H2O ayuda a que el lector no resbale en nuestras manos.

En cuanto al plástico en sí, aunque sea un paso hacia atrás respecto a los metales de las gamas más altas (recordemos que este Libra es una gama media), éste da una experiencia positiva. Es resistente, no resbala al agarre de nuestras manos y da la sensación de ser durable. Los lectores de libros electrónicos suelen durar años, y el Libra H2O parece dispuesto a lograrlo.

Kobo Libra Aparte del botón trasero de encendido/apagado, el Libra H2O imita a su hermano mayor Forma adoptando sólo dos botones para avanzar y retroceder entre las páginas.

El lector cuenta con dos botones para pasar las páginas en su "lateral grueso", delegando el resto de acciones de uso diario a la pantalla táctil. En un rincón de la parte trasera tenemos un botón de encendido y apagado bastante generoso, que permite que lo usemos sin ni siquiera tener que verlo. La carga se hace mediante un puerto MicroUSB, y de nuevo echamos en falta ver un puerto USB-C para así adecuarse a los tiempos que corren. Se incluye un cable MicroUSB a USB para poder cargar el Libra H20 en un ordenador cualquiera, aunque en la caja no hay un adaptador para enchufarlo a la corriente.

Kobo Libra Los lectores de libros electrónicos aún se resisten a adoptar el puerto USB-C para cargarse. Y ya va siendo hora.

Si pasamos a hablar de la conectividad encontramos soporte para redes Wi-Fi N (Wi-Fi 4), más que suficiente para poder descargar libros electrónicos adquiridos desde el propio catálogo de Kobo. En este caso no hay un modelo que además incluya conectividad 4G, aunque no lo considero una carencia ya que a día de hoy cualquier persona puede compartir momentáneamente los datos móviles de su smartphone para descargar libros electrónicos sin sacrificar demasiado su plan de datos móviles.

Seguimos agradeciendo la resistencia IPX8 al agua y partículas, que permite que el Kobo Libra H2O puede estar sumergido a 2 metros de profundidad un máximo de 60 minutos. Nuestro plan no es el de leer bajo el agua, pero como siempre pasa con estos dispositivos se trata de una medida excelente para cubrirnos las espaldas en caso de accidente. Eso también hace que podamos por ejemplo usar el Kobo Libra en la playa sin miedo a que la arena nos dañe el terminal.

Pantalla: la temperatura de color cobra protagonismo de nuevo

Kobo Temperaturas Color El cambio de temperatura de color es fácilmente apreciable. Aquí con un 0%, un 50% y un 100% de tonalidad nocturna.

Sobre la resolución y densidad de píxeles, el Libra H2O saca buena nota. Los 300 píxeles por pulgada hacen que no podamos diferenciar los píxeles individuales en el texto, así que la sensación es la de estar leyendo un papel impreso a buena calidad. Además, las 7 pulgadas de la pantalla se agradecen para leer grandes cantidades de texto y desde luego son una mejora sustancial al respecto de las pantallas de lectores más pequeños y con más marcos.

En este lector también contamos con un regulador de la temperatura de color de la pantalla, algo que Kobo lanzó con su Aura H2O Edition 2 y sigue incluyendo en sus nuevos lectores. Son 10 graduaciones diferentes de luz natural que pueden activarse manual o automáticamente determinando a qué hora quieres que empiece "la noche":

Temperatura Color Kobo Libra El Kobo Libra no determina automáticamente a qué hora se pone el sol, pero sí que te permite configurar una hora a la que la temperatura de color empiece a cambiar.

Algunos estudios sugieren que la temperatura de color de una pantalla puede afectar a nuestro ritmo de sueño, aunque como ya dijimos en su momento los efectos no deben de ser tan grandes cuando estamos hablando de una pantalla de tinta electrónica sin retroiluminación. Aún así, es algo que más de un usuario me ha comentado que agradece cuando se pone a leer en la cama justo antes de dormir.

Un último apunte que vale la pena mencionar: la velocidad de refresco de páginas en la pantalla es alta, lo que hace que pasar una página sea casi instantáneo. Se agradece que este punto vaya mejorando poco a poco a medida que se presentan nuevos modelos de eReaders.

Kobo Libra Al Sol Con el brillo de la pantalla al máximo, el Kobo Libra no da ningún problema para leer libros incluso a plena luz del sol.

Autonomía: cuando dicen semanas, son semanas

Poco hay que decir al respecto de la batería del Libra H2O, como la de cualquier otro lector con pantalla de tinta electrónica: su autonomía es lo suficientemente alta como para que te pases semanas enteras leyendo libros sin tener que cargarla. ¿Pero cuántas semanas exactamente? Sobre esto, un portavoz de Kobo nos comenta que han pasado de decir oficialmente "cinco a seis semanas" a simplemente "semanas" debido a que todo depende de cómo utilicemos el lector. Por supuesto, aquellos usuarios/as más activos tendrán que cargar el dispositivo con más frecuencia.

De todos modos, insisto, hablamos de un e-book reader que puede aguantar tranquilamente un mes sin que tengas que buscar su cable de carga. Perfecto para cuando se salga de vacaciones, y aún así es muy probable que tengas un cable MicroUSB de cualquier otro gadget que hayas llevado contigo.

Software: lo más importante de un lector es su catálogo

Kobo Libra Una de las peculiaridades del Kobo Forma se traslada al Libra H2O: la posibilidad de leer los libros en horizontal.

El sistema presente en el Libra H2O sigue siendo muy "clásico": una interfaz principal nos presenta sugerencias de libros, con enlaces a nuestra biblioteca y a la tienda. La novedad que encuentro interesante es la que Kobo llama Enhanced Navigation: la posibilidad de saltar entre varios puntos no consecutivos de los libros, recordando esos puntos. Es decir: pasar de la página 50 a la 320 y de vuelta a la 50 con sólo un toque de dedo.

Kobo Libra Puntos Los puntos para saltar entre varias posiciones separadas de un libro son muy útiles si necesitas consultar datos frecuentemente.

Lo hacen posible una serie de puntos negros que se quedan en la barra desplazada inferior que indica la longitud del libro, que señalan y abren las páginas en las que estabas antes de saltar hacia otra parte. Para novelas no tiene mucho sentido, pero sí que puede ser tremendamente útil para estudiantes que consulten constantemente libros de referencia. El Libra H2O permite guardar hasta tres de esos puntos.

Kobo Software

No hay novedades ni cambios en cuando a la plataforma de servicios que Kobo mantiene para sus eReaders, y eso no tiene por qué ser un punto negativo. Sus aplicaciones móviles, interfaz web y aplicaciones para Windows y Mac hacen que los libros del Libra H2O puedan sincronizarse y leerse en casi cualquier otro dispositivo; algo útil en momentos en los que quieres continuar leyendo un libro pero no tienes el lector a mano. Puedes utilizar la aplicación móvil de Kobo de su smartphone (disponible en iOS y Android), continuar ese libro desde donde lo dejaste y luego seguirlo en el Libra sin problemas.

Kobo defiende su propio catálogo de libros por encima del de cualquier competidor, afirmando que cuenta con más de seis millones de libros (cinco de ellos con licencia para venderse en España). De esos seis millones 140.000 son en español, lo que significaría que en un año han pasado a tener 10.000 ebooks más en nuestro idioma. Todos los libros que compres desde la tienda de Kobo se descargarán en tu dispositivo, y además hay más de 3.000 audiolibros disponibles para poder escucharse desde smartphones, tabletas y ordenadores.

Kobo Libra H2O: La opinión de Xataka

Kobo Libra

Poco a poco Kobo va dando más razones para ser una de las alternativas que más atención merece a los lectores de libros electrónicos de Amazon. Con el Libra H2O no obtienes un tope de gama, pero desde luego es una mejora muy buena respecto al eReader de gama media más convencional que era el Aura. Por el mismo precio obtienes un lector que calificaría de gama media-alta más que de gama media, rápido, sólo diferenciado del Forma por ser un poco más pequeño y tener acabados en plástico.

Naturalmente hay lectores más baratos, pero si eres un devorador de libros y el precio de los lectores premium como el Kobo Forma o el Kindle Oasis te asustan, el Kobo Libra H2O es una muy buena opción a tener en cuenta. Y si no te molesta pagar algo de más, aunque seas un lector esporádico quizás te interese hacerte con una pantalla de siete pulgadas para leer libros de forma más confortable. El lector se lanzará el 17 de septiembre por 179 euros y se podrá adquirir desde FNAC, aunque habrá un periodo de reservas a partir del 10 de septiembre.

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Kobo. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio