Compartir
Publicidad

Kinect, la consola tres en uno: primeras impresiones

Kinect, la consola tres en uno: primeras impresiones
Guardar
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Kinect para Xbox 360 llega a España el próximo miércoles 10 de noviembre. En Xataka ya llevamos unos días jugando analizando la Xbox 360 nueva con su flamante accesorio para jugar sin mandos. Y nos gusta porque cumple con lo que promete, ni más ni menos.

Mientras acabamos de ganar forma física y aumentar nuestro nivel de agujetas con Kinect, os vamos a dejar con nuestras primeras impresiones sobre el accesorio para jugar sin mandos de la Xbox 360 de Microsoft, al tiempo que preparamos el análisis completo y un vídeo donde podáis comprobar cómo funciona Kinect.

Kinect, tres en uno con futuro

Aunque ya nos habíamos hecho una idea de lo que Kinect era capaz en las muestras previas a las que hemos tenido acceso, probar la versión definitiva con los juegos más mediáticos para Kinect nos confirma lo que pensábamos: con Kinect la Xbox 360 sale ganando y se convierte en una consola todoterreno.

¿Por qué digo que la nueva Xbox 360 con Kinect es una tres en uno? Sencillo:

  • Uno: mantiene su status de consola potente como hasta ahora. Nada cambia en ella por tener Kinect conectada, así que sigue siendo una consola de sobremesa con gran sistema de juego online, comunidad, interfaz y contenidos multimedia y sociales.
  • Dos: con Kinect, la sobremesa de Microsoft gana la categoría de consola social de la que hasta ahora, quieran o no Microsoft y Sony, solo podíamos darle a la Nintendo Wii. Kinect aporta el aspecto social básico hoy en día pero más avanzado que el de sus rivales al no depender de mandos y usar el propio cuerpo para jugar, algo en lo que los usuarios ocasional han pensado más de una vez.
  • Tres: el sistema Kinect avanza en la interfaz controlada por gestos y voz. Apenas sirve para moverse por menús con un retardo respecto al uso de botones que puede parecerle tedioso a más de uno, pero está más que claro que puede marcar el futuro en el manejo de interfaces no solo para la consola sino para el resto de elementos del hogar digital. Sin duda lo que más futuro aporta para Microsoft hoy en día.

De acuerdo, pero cómo es jugar con Kinect

Las primeras impresiones con Kinect han resultado satisfactorias. En la primera toma de contacto con el modelo final teníamos claro que había que probar sí o sí:

  • Retardo: el temido retardo entre nuestro movimiento y cómo queda recogido en el juego es inapreciable. Seguramente los jugadores más experimentados noten algún retraso, pero tienes que estar solo pendiente de eso. Y Kinect no busca eso, sino que tu cuerpo sea el mando en juegos sociales, de momento.
  • Identificación: sin duda de lo mejor de Kinect. Que cada juego te identifique a ti, sepa cuándo estás jugando tú y cuándo no, es una realidad actual en la Xbox360.
  • Control de los menús: funciona, pero no es tan instantáneo como pulsar un botón. A veces, al tener que pasar por varios menús, el proceso puede ser un poco pesado, pero no depender de mandos nos gusta.
  • Tipo de juegos: si quieres acercarte a Kinect en busca de mucho más que lo que ofrece la Wii de Nintendo, mal vas. Kinect precisamente lleva de forma muy mejorada el tipo de juego que propone la consola de Nintendo, y los juegos que de momento están disponibles buscan levantarte del sofá para jugar, que invites a tu amigos y ante todo, que pases un buen rato frente a la consola sin necesidad de que le dediques mucho de tu preciado tiempo.

kinectlivingroon.jpg

  • Espacio y luminosidad: que Microsoft te recuerde cada dos por tres que cuánto más espacio tengas para jugar es mejor nos da una idea de que para disfrutar realmente de Kinect, lo mejor es tener un salón amplio y libre de obstáculos. Esa condición es casi imprescindible cuando invitamos a amigos y juega a Kinect más de una persona. La luminosidad, pese a las dudas que teníamos, no es ningún problema, e incluso se preparan juegos en los que la oscuridad es un elemento más.
  • Configuración: muy sencilla y didáctica. En todo momento sabes lo que tienes que hacer.

kinect-con-juego.jpg

Vale, pero ¿es mejor o peor que Move de Sony?

Pues es como hablar de si PS3 o Xbox 360, nunca nos aclararemos, si bien es cierto que Kinect de Microsoft va más allá al prescindir de los mandos y participar del control de la interfaz. La ventaja del sistema Sony Move es la integración del nuevo mando en los juegos mediante la combinación de imágenes reales con el movimiento que hacemos del mando.

El caso es que ambos sistemas complementan perfectamente a las consolas actuales de nueva generación para darles el impulso final antes de una renovación y algo más importante: igualarlas a la Nintendo Wii en cuando a poder de convocatoria de la familia y los amigos menos jugones frente a una consola.

Así que tanto los poseedores de una PS3 como de una Xbox 360 podrán sentir que tienen una nueva consola complementaria de la que ya poseen pero solo comprando un accesorio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos