Publicidad

Google Pixel Buds (2020), análisis: toda la potencia de Assistant en tu oído
Análisis

Google Pixel Buds (2020), análisis: toda la potencia de Assistant en tu oído

Después de un primer modelo que apostaba por un diseño "casi" sin cables, Google vuelve a la carga con una nueva versión de sus auriculares inalámbricos y esta vez sí, no hay ni un solo cable. Hablamos, por supuesto, de los nuevos Pixel Buds o Pixel Buds 2020.

Este año Google apuesta por un diseño totalmente inalámbrico, con dos auriculares independientes que se guardan en un estuche que actúa como funda y estación de carga, muy al estilo Airpods de Apple o Samsung Galaxy Buds. Los Pixel Buds acaban de llegar a España y ya han pasado por nuestra mesa de análisis. Os contamos nuestra experiencia

Pixel Buds, especificaciones técnicas

DIMENSIONES Y PESO AURICULAR

20.5 x 19.5 x 18.2 mm (sin contar la almohadilla o el arco estabilizador)
5.3g cada uno

DIMENSIONES Y PESO ESTUCHE

63 x 47 x 25 mm
Vacío: 56.1g
Lleno: 66.7g

AUDIO

Altavoz dinámico de 12 mm
Reducción de ruido pasiva
Conducto espacial que deja pasar el ruido

VOZ

Micrófono dual
Detección de voz con acelerómetro

CONECTIVIDAD

Bluetooth 5.0

BATERÍA

Auriculares: 5 horas de reproducción, 2,5 horas en llamada
Auriculares + estuche: 24 horas de reproducción, 12 horas en llamada
Carga por USB-C

COMPATIBILIDAD

Android 6.0 o superior, iOS 9.3 o superior

SENSORES

Sensores de proximidad
Acelerómetro
Giroscopio

EXTRAS

Gestos táctiles
Google Assistant

PRECIO

199 euros

Google Pixel Buds

Google Pixel Buds

Diseño: pequeños, bonitos, incómodos

Pixel Buds

Si nos fijamos únicamente en el auricular, Google mantiene un estilo de diseño muy parecido al del primer modelo. Cuando lo llevamos puesto solamente se ve el círculo blanco con la G grabada. Son bastante compactos y discretos, aunque en negro quizá lo serían más. Aquí es importante aclarar que, pese a que en Estados Unidos y otros países están disponibles en negro, naranja y verde menta, a España solo llegan en color blanco.

Se quedan muy bien ajustados y no se mueven nada, pero (al menos a mí) ese pequeño arco de silicona acaba resultándome incómodo pasado un tiempo.

Para un buen ajuste en el oído tenemos dos elementos: la almohadilla (vienen tres tamaños) y lo que Google llama 'arco estabilizador'. Es una pieza de silicona que hace de anclaje cuando nos colocamos el auricular. La verdad es que se quedan muy bien ajustados, la pega es que, al menos a mí, ese pequeño arco se me clava un poco y pasado un tiempo acaba resultando incómodo. Me pasaba igual con los Gear Icon X de Samsung, cuyo diseño también tiene una especie de pieza de silicona para que el ajuste sea más cerrado.

Pixel Buds

Como decía, las almohadillas se pueden cambiar (viene montada la talla mediana, pero hay un par más grande y otro más pequeño en la caja), pero el arco estabilizador es el que es y no se puede ajustar de ninguna forma. En un primer momento los auriculares me resultaron cómodos y ligeros, apenas notas que los llevas, pero al rato acaba doliéndome el oído y, aunque el dolor no persiste una vez me los quito, es molesto. Tengo que recalcar que no es algo que suceda a todo el mundo ya que depende de la anatomía de cada uno (los he probado en otras personas que no tuvieron ningún problema), pero si tienes la mala suerte de que te resulten incómodos, no es muy agradable y penaliza la experiencia.

La parte buena de esto es que se ajustan muy bien. No se mueven ni un milímetro cuando estamos haciendo deporte como correr, incluso aunque sudemos un poco (por cierto, son resistentes al agua con protección IPX4).

Pixel Buds

El diseño del estuche no puede ser más minimalista, todo blanco con la única excepción de la línea negra que queda entre el cuerpo y la tapa. Tiene una forma muy redondeada que hace que sea muy cómodo de sujetar y el acabado mate es muy agradable al tacto. Cabe en cualquier bolsillo y no resulta nada pesado, sólo 67 gramos con los auriculares dentro.

Pixel Buds

Cuando abrimos el estuche se ilumina un LED en la parte interior, justo entre los auriculares, que nos indica si están cargados (blanco) o cargándose (naranja). El hueco de los auriculares tiene un imán que ayuda a colocarlos en la posición correcta y asegura que no se caigan. Fuera hay otro LED que indica el estado de carga del estuche y parpadea en naranja cuando la carga cae por debajo del 20%.

El hueco de los auriculares tiene un imán que ayuda a colocarlos en la posición correcta y asegura que no se caigan

Como decía, el diseño es muy minimalista y, salvo el USB-C de la parte inferior y el botón de emparejado trasero, no encontramos más elementos en el estuche. El diseño general está muy cuidado, tiene muy buenos acabados y resulta funcional. La única pega, y para mí no es poca cosa, es la incomodidad que provoca ese arco de silicona.

Experiencia de uso: el punto diferencial

Pixel Buds

La calidad de sonido, la autonomía o el diseño son apartados importantes, pero lo que más destaca en los Pixel Buds es lo que podemos hacer con ellos. Los auriculares tienen una serie de funciones adicionales como los gestos táctiles o acceso al asistente de Google, pero antes veamos como es la sincronización con el smartphone.

Conectando los Pixel Buds al móvil

Pixel Buds

Los Pixel Buds son compatibles tanto con Android como con iOS, pero en el análisis yo he usado un móvil Android, concretamente un OPPO Find X2 Neo. Emparejarlos con el móvil no puede ser más sencillo, basta con abrir el estuche y aparece una notificación para vincularlos con el móvil. Así de fácil.

Pixel Buds

Si no estamos usando un móvil Pixel, tendremos que instalar la app Google Pixel Buds desde la tienda (curioso que en iOS no existe dicha app). A partir de aquí el asistente nos llevará durante todo el proceso, mostrando una guía visual para como colocarnos los auriculares o los gestos. Aquí también podemos activar el asistente y otras funciones.

Pixel Buds

Una vez configurado, en la app de los Pixel Buds podemos ver el nivel de batería del estuche y de cada uno de los auriculares por separado, algo que viene muy bien ya que con las indicaciones de los LED no podemos saber el nivel exacto, sólo cuando queda menos de un 20% (porque empieza a parpadear).

Entre las funciones que podemos controlar desde la app está configurar el Asistente, buscar los auriculares si se pierden (interesante que los podemos hacer sonar por separado), una guía con los controles táctiles, el sonido adaptable que ajusta el volumen en función del sonido ambiente o el detector auricular.

Controles táctiles y otras funciones

Pixel Buds 15

Si has usado auriculares con botones, los controles táctiles de los Pixel Buds son muy similares y el manejo resulta muy intuitivo. Por ejemplo, para parar la reproducción o coger una llamada damos un toque, dos toques para pasar de canción o colgar y tres toques para volver a la pista anterior. Para subir y bajar el volumen hay que deslizar hacia delante o hacia atrás.

Señalar que ambos auriculares tienen control táctil, muy bien para diestros o zurdos, y que la detección es muy buena. Alguna vez no entiende bien los toques, pero suele ser debido a que el área táctil es pequeña y se nos va un poco el dedo.

El control táctil es intuitivo y, salvo algún error provocado porque el área táctil es muy pequeña, funciona muy bien.

Pasando a otras funciones, si activamos la detección auricular, en cuanto nos quitamos un auricular se pausa la reproducción sin que tengamos que hacerlo nosotros. Pero además cuando nos volvemos a poner el auricular, se reaunda. Viene bien si estamos escuchando música y alguien nos habla. Podemos parar, responder y después seguir a lo nuestro.

Con el sonido adaptable no he notado un gran efecto. En teoría va ajustando el volumen en función del ruido ambiente, pero parece que solo responde ante cambios muy bruscos de volumen.

Usando el Asistente de Google

Pixel Buds

Sin duda lo que diferencia a los Pixel Buds de otros auriculares es la integración total con el asistente de Google, algo que pude probar con los auriculares que venían en la caja del Pixel 3 XL, aunque aquellos eran de cable y no tenían gestos táctiles, por lo que la experiencia no era tan fluida.

Para invocarlo usamos el habitual 'Ok Google' (también aceptan 'Hey Google') y, tras escuchar el sonido que confirma que nos ha oído, ya podemos dictarle nuestra orden. Un detalle a tener en cuenta es que la experiencia es un poco más lenta que con, por ejemplo, un Google Home, ya que del 'Ok Google' al 'Llama a Mamá' (o la orden que sea), tenemos que esperar un par de segundos sí o sí.

La integración con el asistente es total, pero la experiencia no es tan fluida. Cada vez que decimos 'Ok Google', antes de darle una orden tenemos que esperar al sonido que confirma que nos ha escuchado.

Con el asistente podemos enviar mensajes de texto (también por WhatsApp o Telegram), hacer llamadas o escuchar las notificaciones que nos van llegando. Podemos hacer muchas cosas más, todo lo que permite el asistente, pero éstas son las órdenes más útiles para los auriculares. Viene bien sobre todo para saber de qué se trata ese mensaje que hemos recibido mientras íbamos corriendo o andando sin tener que consultar el móvil.

Pixel Buds

Cuando recibimos un mensaje se reproduce un sonido seguido del nombre de la app, por ejemplo 'Telegram'. Si queremos que el asistente nos lea el mensaje, hay que mantener pulsado un momento y soltar. Funciona bastante bien, aunque si recibimos muchas notificaciones se lía un poco. También hay que tener en cuenta que nos lee los emojis, así que si tienes contactos que mandan una retahíla de emoticonos prepárate para un interminable "manos aplaudiendo, manos aplaudiendo, manos aplaudiendo,manos aplaudiendo, manos aplaudiendo".

A pesar de que le falta un poco de fluidez en general, la experiencia con los Pixel Buds es buena y me ha sido posible leer o responder mensajes mientras caminaba sin tener que sacar el móvil del bolso. Al principio me costó un poco hacerme a los tiempos (lo de esperar al pitido es un poco rollo), pero una vez me aprendí estos pequeños "tirones" la experiencia mejoró bastante.

Para concluir este apartado, comentar que con iPhone no tenemos todas estas opciones ya que, como decía, ni hay app de Pixel Buds ni tampoco tenemos la integración con el asistente, por lo que son como unos auricuares Bluetooth normales.

Sonido: buena calidad, pero sin cancelación de ruido

Pixel Buds

Pasamos a un apartado clave: la calidad de sonido. Los Pixel Buds son unos auriculares tipo botón con un diseño muy compacto, aunque aún así cuentan con un altavoz dinámico de 12 milímetros. Con todo, las limitaciones son comprensibles. Sin embargo, sorprende que el sonido es más contundente de lo esperado. Al escuchar música tenemos un buen rango de frecuencias, con agudos y medios muy nítidos y unos bajos que, sin tener una gran pegada, están muy presentes.

Al escuchar música tenemos un buen rango de frecuencias, con agudos y medios muy nítidos y unos bajos que, sin tener una gran pegada, están muy presentes.

He escuchado música en local y en Tidal configurando la calidad máster con un resultado más que satisfactorio. El sonido es muy rico, nítido y crea un efecto envolvente muy acogedor. Por ejemplo, en 'Bitch Better Have My Money' de Rihanna se mantiene esa pegada del bajo al entrar en el estribillo, una frecuencia muy baja que a menudo se diluye en algunos auriculares más básicos. Eso sí, Google no ofrece ninguna opción para ecualizar el sonido desde la app. Esto tendremos que hacerlo desde el dispositivo de reproducción que estemos usando,

Pixel Buds

El volumen máximo da de sobra para que no nos enteremos si nos hablan, pero no resulta estridente. Eso sí, si buscas una experiencia inmersiva, los Pixel Buds no son para ti. Aunque el ajuste es bueno y la almohadilla de silicona se acopla muy bien al oído, Google ha incluido un conducto espacial que deja pasar el sonido ambiente.

No es un fallo de diseño, es totalmente intencionado y personalmente lo prefiero en unos auriculares así ya que suelo usarlos cuando voy por la calle y no me gusta sentirme tan aislada de lo que pasa a mi alrededor. Esto, junto con el hecho de que tiene cancelación de ruido pasiva y no activa, hace que se pierde ese efecto "sellado" que tanto potencia el sonido. No es que entre mucho ruido, pero no esperes tener esa sensación de estar completamente a solas con la música porque no la vas a encontrar.

No es que entre mucho ruido, pero no esperes tener esa sensación de estar completamente a solas con la música porque no la vas a encontrar.

Los micrófonos (hay dos) funcionan bastante bien en llamadas y no he tenido quejas del tipo "se te escucha lejos" como sí me sucede con otros auriculares como los OnePlus Bullets 2 o incluso los Sony WH1000XM2. Google incluye un acelerómetro que detecta los movimientos de la mandíbula cuando hablamos y centra la grabación en la voz. Un detalle a tener en cuenta es que no podrás enviar un audio por WhatsApp o Telegram usando los micros, aquí siempre se usa el micro del móvil (es algo habitual en muchos auriculares y que no se puede configurar).

Autonomía: te olvidarás del enchufe

Pixel Buds

Una de las grandes ventajas de los auriculares con este diseño totalmente inalámbrico es que el estuche actúa como base de carga. En el caso de los Pixel Buds, Google asegura que obtenemos 24 horas de reproducción musical contando la carga de los auriculares y el estuche, mientras que con los auriculares solamente 5 horas (pasado ese tiempo, los colocamos en el estuche y se siguen cargando).

En mi experiencia la autonomía ha sido más que satisfactoria. He estado usando los auriculares para música y llamadas durante unas cuatro jornadas hasta que el LED naranja apareció en el estuche, indicando que la carga estaba por debajo del 20%. Después de esto aún pude estirar la carga un día más. La app no permite ver el tiempo total, pero le he dado un uso bastante intensivo debido a que he estado probando todas sus funciones para esta review y además hice un viaje en tren de casi tres horas.

La autonomía es más que satisfactoria y no he tenido que cargar el estuche en más de cuatro días, con algunos días de uso bastante intensivo.

Un detalle curioso es que los auriculares no se descargan por igual y casi siempre tienen niveles de carga distintos aunque los hayamos estado usando a la vez. Un portavoz de Google dijo a The Verge que es debido a que "Los dos auriculares cumplen diferentes funciones en diferentes momentos para maximizar la batería, uno puede consumir más batería que el otro". En la práctica es normal encontrar diferencias de hasta un 20% y, por algún motivo, en mi caso suele descargarse más el derecho que el izquierdo.

Pixel Buds, la opinión y nota de Xataka

Pixel Buds

Google ha pisado el acelerador con sus nuevos auriculares y ha abandonado aquel diseño de cable por uno mucho más actual y de moda. Los Airpods de Apple, los Galaxy Buds de Samsung, los Sony WF-1000XM3B... todos apuestan por el diseño True Wireless y Google no podía ignorar la tendencia.

El resultado es bueno. Muy bueno. Los Pixel Buds tienen un diseño precioso, minimalista y funcional. Su estuche nos da una autonomía de varios días y la calidad de sonido es bastante buena para unos auriculares de su gama. La única pega importante es que su diseño puede resultar incómodo durante periodos largos, pero a cambio tenemos una sujeción total. No se te van a caer.

Gran parte de su atractivo reside en la integración con Assistant, pero esto puede ser un arma de doble filo si no sueles usar el asistente (o tienes iPhone).

La integración con Assistant pone ese extra de inteligencia que esperamos de un producto 'Made by Google' y la verdad es que resulta muy práctico en el día a día. Sin embargo, si no sueles usar el asistente, quizá los Pixel Buds pierden gran parte de su atractivo. Otro punto en contra es que, aunque son compatibles con iOS, sus funcionalidades se ven muy limitadas si usas iPhone.

8,3

Diseño9
Calidad de sonido8
Ergonomía7
Experiencia de uso8,5
Autonomía9

A favor

  • El diseño es precioso y muy funcional.
  • Buena calidad de sonido.
  • Assistant y los gestos táctiles son intuitivos, podemos usar el móvil sin sacarlo del bolsillo.
  • Gran autonomía.

En contra

  • El ajuste es muy bueno, pero dependiendo de la anatomía, pasado un rato pueden ser molestos.
  • No tienen cancelación de ruido activa.
  • Es compatible con iOS, pero con limitaciones.

Google Pixel Buds

Google Pixel Buds

El accesorio ha sido cedido para la prueba por parte de Google. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios