Compartir
Publicidad

Conceptronic Media Titan: análisis

Conceptronic Media Titan: análisis
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con su presentación, el Conceptronic Media Titan se perfilaba como uno de los reproductores multimedia de salón más potentes y más interesantes. Y lo hacía con unas características que lo diferencian de muchos otros modelos, destacando especialmente la incorporación de dos sintonizadores de TDT.

Estamos, por tanto, no solo ante un reproductor sino también ante un grabador, con la ventaja añadida de que podemos estar viendo un canal mientras grabamos otro, cosa que pocos modelos ofrecen ahora mismo. El disponer de Wi-Fi hace que, además, podamos recibir contenido desde un ordenador en red sin necesidad de moverlo arriba y abajo.

¿Estamos ante el media center definitivo? Vamos a verlo.

Conceptronic Media Titan

El Conceptronic Media Titan se presenta con un diseño muy sobrio en color negro, sin prácticamente nada que destaque en su carcasa. Sí que llama la atención el mando a distancia, simple como pocos. Con la rueda de control nos podremos mover por los menús, mientras que el resto de botones son poco más que accesos a las diferentes funciones.

Aunque lo clásico es esconder el manual tras sacar el dispositivo de la caja, en este caso una pequeña lectura nos ayudará a captar las diferentes funciones del mando y de sus botones. El que sea tan simple hace que algunas funciones no sean inmediatas, por ejemplo no se puede cambiar a un canal directamente sino solo subiendo y bajando por la lista o seleccionándolo en un menú.

No es demasiado problema, pues el interfaz del Conceptronic Media Titan está bien conseguido y nos hará sencillas la mayoría de tareas. Nada más encenderlo nos encontramos con un menú para seleccionar entre la reproducción de música, vídeo y la opción de televisión.

Conceptronic Media Titan

Y la televisión funciona perfectamente en este dispositivo. La detección de canales es automática y dispone de guía de programación electrónica, lo que nos permite ver en pantalla un listado de todo lo que están dando por televisión y lo que darán en próximas fechas.

Igualmente, al cambiar de canal se nos muestra en pantalla información sobre el programa actual y el próximo en ese canal, unos datos de agradecer. La función de time-shifting es bien sencilla de activar. En cualquier momento podremos pausar la visualización y continuarla posteriormente.

Igualmente, podremos movernos atrás si nos hemos perdido algo simplemente pulsando el botón en la rueda de control. Más fácil imposible. Y si lo que queremos es grabar el programa actual solo hay que pulsar el botón de grabación. Una vez hecho podremos seguir cambiando de canal sin problema, que solo se grabará lo que hemos seleccionado.

Conceptronic Media Titan

Existen otras formas de grabar programas, la más interesante de ellas desde la guía de programación. De este modo, podemos programar grabaciones de programas que nos interesen directamente seleccionándolos en la guía o, si lo preferimos, indicando canal y hora de inicio y fin.

Estas grabaciones las encontraremos posteriormente en el apartado de vídeos, convenientemente clasificadas en una opción propia, sin mezclarse con el resto de ficheros que tengamos almacenados en el disco. En la opción de reproducción de vídeo, el Conceptronic Media Titan también se comporta perfectamente.

Solo una pega en este apartado. Aunque el reproductor soporta ficheros con resolución 1080p, la salida no es a esa resolución, ya que como máximo soporta 1080i. Por tanto, aunque reproducirá el contenido no lo veremos a la máxima calidad. Aparte de eso, ninguna queja: gran cantidad de formatos soportados, incluso MKV, soporte de subtítulos, reanudación de la reproducción si paramos los vídeos,...

La opción de música es la que menos hemos probado, pues no es la más importante en un reproductor de este tipo. De todos modos, el interfaz es muy similar a la de vídeo y no tendremos problemas para manejarnos por ella.

Conceptronic Media Titan

Es de agradecer que esta interfaz esté mucho más trabajada que en otros reproductores. Esto permite copiar y mover ficheros con mucha facilidad entre el disco interno y discos externos o clasificar fácilmente en distintas carpetas.

Un punto flaco lo encontramos en el Wi-Fi. Aunque el Conceptronic Media Titan ofrece conectividad 802.11n, con la que consigue una buena velocidad, con ella no disponemos de acceso a carpetas compartidas en nuestro ordenador, sino que nos vemos limitados a un cliente uPnP.

Esto significa que deberemos instalar una aplicación en nuestro ordenador para “emitir” el contenido al Conceptronic Media Titan o usar Windows Media Player con la opción de compartición conectada. Una pena este fallo, que ojalá solucionasen en una actualización de firmware.

¿Es el Conceptronic Media Titan el reproductor perfecto? Pues no, pero se le acerca bastante. Con un precio de 400 euros con Wi-Fi y disco duro de 640 GB no es la opción más barata, pero sí una de las más interesantes, sobre todo para aquellos que todavía siguen viendo la televisión convencional. Más de uno lo apuntará a última hora en su carta a los reyes, y hará muy bien.

En Xataka | Media Titan, con WiFi, TDT y soporte de mkv.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos