Sigue a Xataka

Volvo coches 2020

La compañía Volvo acaba de lanzar un vídeo promocional en el que dejan constancia de muchas de las características y tecnologías que están desarrollando en aras de mejorar la seguridad en los coches.

Tanto es así que han afirmado que esperan que para el año 2020 existan coches capaces de evitar accidentes, más allá de sistemas de frenado automático ante vehículos, algo que ya se está implantando.

Estamos hablando de tecnologías que harán más autónomo y seguro el vehículo, una aproximación más natural que la que vemos con, por ejemplo, el coche de Google que pretende ser completamente autónomo y cuyo desarrollo se está topando con muchas trabas.

Los coches del futuro serán más seguros

Thomas Broberg, consejero senior de seguridad en Volvo, ha detallado seis tecnologías en el vídeo que han desarrollado o están en proceso de hacerlo.

Nos encontramos con que los coches del futuro podrán detectar peatones en la oscuridad, detectar animales, ser capaces de situar el borde de la carretera y barreras. También podrán comunicar con otro vehículos, V2V, para enviar y recibir información sobre el estado de la carretera, vehículos parados, antes de llegar a la zona.

Y en cuanto a ayudas en la conducción, para 2020 se espera que los coches sean capaces de aparcar automáticamente y disfrutar de un control de crucero adaptativo, es decir, que varíe la velocidad según el tráfico, con asistencia de volante.

El futuro, vehículos semiautónomos

Volvo ya ha desarrollado un sistema de detección de animales y peatones y llegar de serie en los modelos S60, XC60, XC70 y S80. Este sistema frena si tras calcular las trayectorias del vehículo y los elementos detectados, prevé una colisión. Por ahora el sistema funciona perfectamente a velocidades inferiores a 30 Km/h.

La tecnología de detección del borde de la carretera llegará al mercado este próximo año 2014 con el modelo Volvo XC90 y consiste en detectar cuando un vehículo va a salirse de la calzada y utiliza el volante para volver a meter el coche en su trazada natural, funcionará incluso en carreteras sin pintura de señalización.

La comunicación V2V es una iniciativa desarrollada por un consorcio de fabricantes y se espera que se cree una especie de red social de vehículos en la que cada coche pueda comunicar a los más próximo cualquier tipo de irregularidad en la carretera. Será un sistema que ayudará en situaciones de, por ejemplo, accidentes en zona de baja visibilidad o si tiene que pasar una ambulancia.

El tema de aparcamiento automático verá una gran evolución ya que no sólo se podrá aparcar automáticamente en línea como ya realiza algún que otro vehículo, sino que se busca que el conductor baje del vehículo y éste pueda aparcar en línea, en paralelo o en cualquier hueco disponible de manera autónoma.

Todas estas tecnologías forman parte del proyecto Volvo 2020 Vision cuyo objetivo es evitar accidentes para el año 2020.

Más información | Volvo Car News
En xataka | El coche que se conduce solo se pasea por España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios