Sigue a Xataka

LG DP1 centro multimedia

Hay veces en que nos llevamos muy gratas sorpresas al poner las manos encima de un gadget a analizar. Con el nuevo LG DP1 que ya hemos podido probar en Xataka es justo lo que nos ha pasado.

No nos olvidamos de lo que dijimos cuando supimos de este LG DP1 (si ya tienes un televisor LG que reproduce alta definición no te aportará más valor que su conectividad WiFi de tipo n) pero si cumples con el perfil de consumidor al que va dirigido este nuevo cacharro, ten por seguro que no te decepcionará.

LG DP1: lo bueno, si breve, cabe en cualquier sitio

Ya te hemos adelantado que nada más abrir la caja de la unidad del LG DP1 que hemos probado unos días en Xataka nos fuimos llevando sorpresas inesperadas en positivo. La más destacable de entrada fue el diseño, o más concretamente, el tamaño del producto en cuestión.

A pesar de que conocíamos las medidas por las características oficiales, cuando uno mira el LG DP1 se imagina de inmediato un equipo al estilo de las barras de sonido o al menos un DVD de sobremesa. Nada más lejos de la realidad. El LG DP1 es como una miniatura de un gadget real, y tremendamente ligero. Esa ligereza que podría jugar en su contra cuando le conectamos los cables traseros, pues si estos tiran del LG DP1, no tiene suficiente peso para aguantarse, se compensa con un pequeño soporte de pie que le da la estabilidad necesaria al equipo.

lg-dp1-10.jpg

Por lo demás, el equipo tiene un acabado muy bueno pese a ser de plástico, con los controles físicos en la parte superior del equipo. Son controles táctiles pero demasiado sensibles, pues basta un pequeño roce para activarlos, algo que nos ha ocurrido varias veces por accidente debido a su localización.

La fuente de alimentación es también pequeña (aunque podría serlo más) y el cable, suficientemente extenso.

Llevando la experiencia en interfaz a cualquier televisor

LG debe conocer muy bien que uno de los puntos fuertes de sus reproductores multimedia de sobremesa (hemos probado ya el Living Box HR500 y más de un Blu-Ray con espectacular resultado) es la interfaz. Sencilla pero potente, la fluidez y el buen funcionamiento están asegurados.

Era lógico pensar que este LG DP1 acogiera esas virtudes con el claro objetivo de llevar esa experiencia de usuario a cualquier televisor. Bastará con conectar vía HDMI (solo una salida) el DP1 a un televisor de cualquier marca y tendremos reproducción de música, fotos, vídeos y acceso a servicios de Internet en el televisor.

lg-dp1-7.jpg

En el modo de reproducción de vídeo hemos obtenido lo que esperábamos: compatibilidad con la alta definición en todos los formatos, incluidos los MKV y el sonido DTS. Esos vídeos los podemos obtener directamente de nuestro servidor al que podemos conectarnos vía Ethernet o aprovechándonos de la conectividad WiFi de tipo n (compatibilidad DLNA), o por medio de discos externos o memorias que conectemos a uno de los dos puertos USB de los que dispone el LG DP1 en su lateral.

Como vemos, hasta aquí el LG DP1 se comporta como un streamer de contenido en el que la conectividad Wifi de tipo n y el diseño son sus puntos más destacados.

Pero el LG DP1 añade la funcionalidad de su Netcast para acceder a servicios online como Youtube, Picasa o una aplicación del tiempo. Como pasa en los televisores LG o los centros multimedia de la marca con esa funcionalidad, la interfaz es magnífica y funciona con completa fluidez.

lg-dp1-4.jpg

Sin embargo, nos parece que LG ha desaprovechado para incluir más servicios en este DP1, algo que esperemos que puedan añadir posteriormente con actualizaciones. Flickr, las redes sociales o incluso los canales de televisión online que ya tienen acuerdos con otras marcas podrían potenciar de una manera espectacular este producto de la compañía.

Sobre la inclusión de un navegador web, nosotros preferimos que se mantenga al margen al menos hasta que la interfaz y el tema del dispositivo de entrada de datos se aclare. Aprovechamos este punto para destacar el mando a distancia incluido en el LG DP, práctico y completo.

La opinión de Xataka

lg-dp1-16.jpg

Ser centro multimedia o streamer de contenidos para un televisor en estos tiempos que corren no es nada seguro. El LG DP1 era pues una apuesta arriesgada por parte de LG, que ya cuenta con equipos más completos e integración de estas funciones en sus últimos televisores.

Pero, ¿qué pasa con quienes quieren alta definición en un televisor que no está preparado para ello, no reproduce sonido DTS o archivos MKV, no hay posibilidad de WiFi o directamente no tiene una interfaz usable?

Ahí entra en juego el nuevo LG DP1, que lleva a cualquier televisor que tenga puerto HDMI la alta definición 1080p (con soporte para contenedor MKV), una interfaz con experiencia y fiable, además de servicios de Internet muy bien implementados como Youtube. Se trata de una combinación que por los 130 euros que cuesta el LG DP1 nos va a costar encontrar en otro lugar.

Eso sí, ampliar los servicios de Internet que nos puede ofrecer este dispositivo no debe faltar en la hoja de ruta de LG para futuras versiones o actualizaciones.

Ver galería completa » LG DP1 análisis (17 fotos)

El LG DP1 ha sido cedido para la prueba por parte de LG España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | LG.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios