Publicidad

Así es como viaja una tormenta por la Tierra

Así es como viaja una tormenta por la Tierra
Sin comentarios

Publicidad

Para quien piense que la NASA solo se encarga de enviar misiones y sondas a lo largo y ancho del sistema solar, una muestra de lo equivocado que está.

El GPM (Global Precipitation Measurement) es un ambicioso proyecto compuesto por doce satélites (solo este año se han enviado 5 misiones nuevas, la mayor cantidad en una década) que realiza en colaboración con la agencia espacial japonesa (JAXA) y que consta de satélites que controlan casi en tiempo real (los datos se toman cada media hora) el desplazamiento de tormentas que provocan precipitaciones en forma de lluvia y/o nieve.

<h2

Los datos que proporcionan (lluvia, nieve, dióxido de carbono en la atmósfera, vientos, nubes ...) sirven a la NASA para confeccionar un detallado mapa de la evolución de tormentas no solo a nivel de una determinada zona, sino como un fenómeno global que, según la NASA, permite conocer mejor aspectos hasta ahora desconocidos de la Tierra. De entrada permite mejorar los avisos de fenómenos meteorológicos graves asociados a lluvias y nieve.

Junto con los doce satélites en órbita, la NASA dispone de dos observatorios más adosados en la Estación Internacional Espacial y varios en la Tierra (unos miden la intensidad de las olas y otros la altura de las nubes por medio de radares lidar), hasta completar los 20 con los que ha elaborado el vídeo que te enseñamos a continuación y que nos muestra la evolución y fases de tormentas en todo el planeta durante seis meses, los mismos que lleva la misión en marcha.

Más información | NASA.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir