Publicidad

¿Se puede vivir de diseñar casas virtuales para un videojuego? Sí, se puede
Videojuegos

¿Se puede vivir de diseñar casas virtuales para un videojuego? Sí, se puede

Publicidad

Publicidad

El cierre de Maxis por parte de Electronic Arts ha sido todo un mazazo para los seguidores de sagas como SimCity o The Sims, pero sobre todo en el primer caso ha habido un gran beneficiado: Cities: Skylines, un juego que sigue esa misma temática.

El juego que permite que nos construyamos nuestra ciudad ideal ha creado un singular fenómeno: el de los jugadores que se ganan la vida gracias a él. Es el caso de Bryan Shannon, un artista que a través de una campaña en el servicio Patreon presta sus servicios a la hora de diseñar todo tipo de edificios para que nuestras ciudades virtuales sean las más espectaculares entre los jugadores de esa comunidad. Y no parece que le vaya mal, porque actualmente se gana la vida como modder.

Los mods habían sido vistos hasta no hace mucho como creaciones en las que sus responsables simplemente dedicaban su tiempo y esfuerzos por amor al arte a ese videojuego que había significado algo en sus vidas. Lo comprobábamos en el repaso que hicimos en diciembre a los 10 mods indispensables para juegos de PC, pero la historia ha cambiado, y desde hace algún tiempo hay una visión distinta para este tipo de modders, que pueden ganar dinero (y mucho) dedicándose a lo que más les gusta.

De trabajar en Maxis a diseñador a sueldo

Los creadores de mods para videojuegos normalmente tienen que venderle esos mods directamente a los jugadores interesados en ellos o publicarlos y liberarlos para todo el mundo de forma que esos modders logren relevancia y fama y acaben siendo contratados por los estudios que crearon los videojuegos originales. En el caso de Shannon se combinan ambos factores: este diseñador recibe el patrocinio de varios cientos de jugadores, pero sus diseños están disponibles para los millones de jugadores de Cities: Skylines.

Shannon 1

La carrera de Shannon parecía encaminada a esta última etapa: tras acabar sus estudios de diseño consiguió una beca en prácticas y posteriormente un trabajo a tiempo completo en Maxis Emeryville, la productora de SimCity. Allí se encargaba de diseñar edificios para las expansiones DLC de este juego hasta que fue despedido meses antes del cierre definitivo del estudio.

Cuando descubrió Cities: Skylines decidió comenzar a crear edificios para este juego, no para ganar dinero, sino para seguir mejorando sus aptitudes y divertirse. Sin embargo su trabajo con la aplicación de diseño y edición del juego le dio la idea de tratar de vender el contenido que estaba creando.

Todo un mundo por explorar... y explotar

Al contrario que en otros juegos como DOTA 2 en los que ese tipo de trabajos están muy extendidos, el mercado para los modders en Cities: Skylines estaba muy verde -aunque los desarrolladores del videojuego original seguramente lo ven como un elemento clave de su éxito-. Y ahí es donde entró Shannon, que se ha convertido en uno de los pocos modders que permiten que la repetición del aspecto de las ciudades -demasiados edificios básicos y muy repetitivos- no sea obstáculo para los jugadores.

Shannon afirma que cada edificio que crea de cero le lleva entre 15 y 20 horas de trabajo -el time lapse de una de esas creaciones lo podéis ver sobre estas líneas-, pero ahora que se gana la vida con ello hay cierta presión. "Ahora estoy cobrando a la gente por esto, así que mi idea es la de que lo que hago tenga verdadero valor par ala gente. Tengo que hacer cosas que no sean simples reconstrucciones".

El modelo de Patreon, que conoció gracias a la experiencia de su novia como streamer en Twitch permitió que aprovechara esta plataforma en la que la clave es la generosidad de los usuarios: no solo los que donan obtienen los edificios creados por Shannon, sino que todos los usuarios lo hacen. Los "patrones" o mecenas de esos trabajos pueden no obstante recibir algunos extras exclusivos como el comentario de los desarrolladores, los ficheros de modelado o vídeos con el 'making of' de esos diseños.

Expectativas superadas gracias a Patreon

Este diseñador no tenía ni idea de lo que podría lograr al principio: "cuando recibí mi primera donación de 1 dólares me sentí súper animado. En mi mente pensaba 'vale, 80.000 edificios más y podré pagar el crédito de estudios, ¡y de hecho estaba dispuesto a ello!". No necesitó tanto: el éxito de Cities: Skylines -en pocas semanas ya llevan más de medio millón de copias vendidas- ha hecho que su trabajo se valore de forma notable.

Shannon Bryan Shannon ha descubierto, para su sorpresa, que puede ganarse un sueldo más que decente trabajando como modder profesional.

Hoy por hoy cada uno de sus edificios le permite ingresar más de 600 dólares, el objetivo que tenía para convertir esto en un trabajo a tiempo completo. Tendrá que llegar a los 825 por edificio para igualar lo que ganaba en Maxis, pero aunque aún no ha llegado a tanto, no parece improbable que lo consiga.

"Todas mis predicciones para Patreon han sido absolutamente pesimistas", explicaba Shannon. "Creí que tendría suerte si lograra 100 dólares por edificio, y luego pensé que no habría forma de llegar a ganar 600 dólares por edificio, pero lo logré en una semana. Así que como mínimo fue sorprendente, y lo es cada vez que lo chequeo". Como dice Shannon, esas donaciones podrían verse reducidas drásticamente en cualquier momento, así que no cuenta con que la generosidad de la comunidad dure para siempre. Y sin embargo, hoy por hoy la historia de este diseñador demuestra lo que se puede llegar a lograr como modder.

En VidaExtra | Mods

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir