Compartir
Publicidad

Razer Forge TV, toma de contacto

Razer Forge TV, toma de contacto
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo se hablaba de la posibilidad de que Razer lanzara su propia microconsola Android. Finalmente ha sido así y en CES hemos conocido Forge TV, una pequeña consola con Android TV para conectar en cualquier pantalla. Pequeña, con la baza del catálogo de juegos de esta plataforma y algún que otro añadido para darle más valor a la consola.

Su precio, 85 euros la consola y algo más de 120 euros con el mando, la hace muy atractiva. Hardware potente, una versión de Android optimizada para pantallas y la posibilidad de jugar en la tele por streaming a los juegos que tengamos en nuestro PC. En Las Vegas hemos podido probarla para contaros nuestras primeras impresiones.

Lo primero que sorprende de Forge TV es su tamaño. Pequeño, esbelto y sin apenas aperturas para disipar el calor que genera el Snapdragon 805 que lleva en su interior. Discreta, es de agradecer que Razer no haya apostado por algunas de sus líneas de diseño que, en ocasiones, son bastante chillonas.

En el mando nos encontramos con Razer Serval, una adaptación del modelo que tenían para consolas para que funcione con Bluetooth con cualquier dispositivo Android. Los sticks trasmiten muy buenas sensaciones: cómodos al tacto, con suficiente recorrido en el movimiento pero las teclas son algo blandas y se echa de falta algo de profundidad. La cruceta podría ser más cómoda pero he probado mandos en Android bastante más desastrosos en este punto.

El mando está bien diseñado e introduce las opciones propias de Android de forma bastante inteligente y sin necesidad de ideas más raras como meter un trackpad en él (ventajas de usar Android TV y no una versión pensada para controles táctiles). Además el añadido de poder usarlo en cualquier móviles o tablet es un buen incentivo.

Razer 2

Android TV como sistema operativo resuelve mucho mejor las necesidades que puede tener una microconsola que lo que hemos visto hasta ahora en este formato, más allá de Ouya y su interfaz personalizada. Una interfaz más cómoda y visual con la única pega de que a veces lo que estamos viendo parece más una versión de Google Play que realmente una plataforma multimedia.

85 euros por una microconsola Android, pero con la misma duda desde que vimos Ouya: ¿ofrece en realidad algo diferencial y de valor?

La combinación de hardware que lleva en su interior garantiza un rendimiento con pocas dudas. Los juegos que hemos probado se mueven con completa fluidez y en este caso además tenemos el añadido de poder jugar hasta multijugador cuatro personas siempre y cuando sea compatible con esta función.

Razer 1

El principal valor diferencial de la consola lo encontramos en la posibilidad de hacer streaming de juegos de ordenador a través de una conexión WiFi, algo parecido a lo que ofrecía Nvidia siempre y cuando tuviéramos un PC con una tarjeta gráfica marca de la casa. En este caso, Cortex será compatible con la mayoría de los ordenadores pero tendremos que pagar por el software. 39,99 dólares.

Las primeras impresiones con Forge TV son buenas pero nos dejan unas cuantas dudas. Por un lado el valor que ofrece las microconsolas. Sin posibilidad de competir con las consolas de sobremesa, por muchos motivos, queda por ver si son capaces de ofrecer algo relevante como segunda plataforma para otro tipo de uso. De momento todas las que han pasado por el mercado lo han hecho sin pena ni gloria.

Razer 3

El precio puede ayudarle a hacerse un hueco y usar Android TV la hace más atractiva, veremos cuando llegue a nuestras manos y la probemos a fondo si realmente es capaz de hacerse un hueco en nuestro salón no solo como plataforma de juegos sino de entretenimiento en general.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio