Compartir
Publicidad
'Rainbow Six Siege': la remontada de Ubisoft tras dos años de cuidados intensivos
Videojuegos

'Rainbow Six Siege': la remontada de Ubisoft tras dos años de cuidados intensivos

Publicidad
Publicidad

La ciudad de Montreal puede ser famosa por múltiples motivos. El celebérrimo circuito de automovilismo de la ciudad quebequense quizás puede ser su máximo exponente fuera de las fronteras, pasando por el típico y energizante poutine o el fervor de sus ciudadanos por los deportes invernales. Sin embargo, dentro del mundo de los videojuegos es conocida por ser la sede de uno de los estudios de desarrollo más importantes: Ubisoft Montreal.

El gigante francés del entretenimiento digital tiene allí mismo uno de sus grandes bastiones, el cual es el responsable de 'Rainbow Six Siege', un juego de disparos en el cual las habilidades especiales de cada uno de los cuarenta agentes disponibles y la destructibilidad de los mapas son los ingredientes diferenciadores del resto de títulos que abordan el shooter táctico. Fue en 2015 cuando salió al mercado su primera versión y su historia desde entonces hasta ahora es la de un juego defenestrado en un principio que ha logrado hacerse un hueco en la industria del videojuego y que comienza a romper el cascarón de los esports.

Y digo primera porque en la industria del videojuego cada vez afloran con mayor frecuencia los llamados “juegos como servicio”. Ese Rainbow Six de 2015 poco tiene que ver con el que se puede disfrutar en PC y consolas a día de hoy. Ubisoft ha ido actualizando periódicamente el título con las llamadas “Operaciones”, ampliaciones del juego que añaden cada pocos meses un par de nuevos agentes con mecánicas nunca vistas hasta la fecha y un nuevo mapa en el cual puedan competir los aficionados que componen la base de la pirámide y también los que son el máximo exponente del talento: los jugadores profesionales.

Precisamente en la ciudad en la cual se engendraron hace más de un lustro los primeros bocetos de 'Rainbow Six Siege', hemos tenido la oportunidad de probar que tienen preparado los chicos de Ubisoft Montreal para la tercera temporada, además de presenciar el último gran torneo de la misma: el Six Invitational. 16 equipos de todo el mundo batallaron durante más de una semana en el Tohu de la ciudad canadiense, mientras los desarrolladores del juego ultimaban los preparativos para enseñar a los representantes de la comunidad la operación más rompedora de la historia de 'Rainbow Six Siege'.

Comienza su tercer año con fuerzas renovadas

'Rainbow Six Siege' no ha sido un éxito espectacular desde el comienzo, más bien al contrario. Se trata de la primera apuesta por la competición pura de Ubisoft y han tenido que ir a aprendiendo y remendando errores desde que el título llegó a las estanterías. El juego base tenía una falta de contenido bastante evidente (20 personajes se antojaban escasos) y apelaba a un público que quizás tuviera demasiadas alternativas sobre la mesa como pueden ser el mismísimo Counter Strike, o en otro sentido más desenfadado, Overwatch.

Es cierto que hay poca prensa más entusiasta que la de videojuegos y que las reacciones a las novedades mostradas en los anuales E3 de Los Ángeles nos delatan, pero a cada detalle mostrado en la presentación privada a los medios que tuvo lugar instantes antes de que los equipos estrenaran el escenario principal con los cuartos de final, las no pocas personas allí congregadas asentían, soltaban varios “oes” o incluso festejaban dentro de la seriedad del momento. Unos desarrolladores con casi tantas ojeras como entusiasmo enseñaban lo que para ellos ha supuesto muchos meses de trabajo, no sólo por la próxima expansión, si no por una carrera de fondo que Rainbow Six ha convertido en sprint.

Rainbow Rainbow Six ya se codea con los grandes en Steam. Datos de Steamcharts.

En apenas dos años el juego ha pasado de tener modestos picos de poco más de 11.000 jugadores simultáneos al mes en Steam a alcanzar los 125.000 este pasado fin de semana, coincidiendo con el Six Invitational y el anuncio oficial de los importantes cambios que trae esta tercera temporada. Estos datos de SteamCharts le colocan como el cuarto juego con más adeptos este mes en la plataforma de Valve, sólo por debajo de mastodontes como PUBG, Dota 2 y CS:GO.

Si sumamos las versiones de consola, PS4 y XBOX ONE, 'Rainbow Six Siege' está en los 27 millones de usuarios únicos según los últimos datos oficiales disponibles. Para hacernos una idea, Overwatch, llegó a 35 millones en octubre del pasado año, el último dato del que se dispone. Por su parte Counter Strike: Global Offensive roza los 39 millones según SteamSpy Eso sí, aunque el juego de Ubisoft sea popular en occidente y esté teniendo un gran crecimiento en latinoamérica, sigue sin ser relevante en Asia, uno de los motores de los deportes electrónicos. Esto hace que sus competidores tengan unos números mucho más abultados en cuanto a espectadores según los datos que se pueden extraer de Esports Charts.

Al frente de la marca Rainbow Six está Alexandre Remy, un apasionado de los juegos competitivos como 'Dota 2', pero que hasta ahora había trabajado en juegos marcadamente narrativos como los de la saga 'Far Cry' o el preciosista 'Child of Light':

"Comenzamos con un grupo de 20 personas en 2013. Nos dedicamos a realizar un prototipo que convenciera a los jefes en Ubisoft para que apostaran por un juego centrado en el multijugador y con aspiraciones de convertirse en un esport. En septiembre de ese mismo año nos dieron el visto bueno y unos años después estamos organizando este evento tan enorme, es increíble."

Preguntado Remy por la consideración por parte de la comunidad a 'Rainbow Six Siege' como uno de los ejemplos más claros de un juego como servicio, evitando los fantasmas que hablaban de un paso al Free to Play meses después de su salida, este responde que los millones de copias le hablan de un objetivo cumplido y que se sienten muy humildes, pero que para él, la sensación de un sueño tornado a realidad la obtiene cuando ve a tanta gente llenar el Tohu un viernes a primera hora de la mañana para ver un torneo del juego o que decenas de miles de personas se congreguen alrededor de las varias plataformas que Ubisoft dispone para cada uno de los campeonatos.

Y es que la rotura de récords es el mayor síntoma de salud por parte del juego. Si en el dossier de prensa que nos ha facilitado Ubisoft España se hablaba de los más 150.000 espectadores de la final de la Pro League de Sao Paulo el pasado mes de noviembre como un hito en la historia de Rainbow Six, la cifra se dobló en la final del Six Invitational entre Penta y Evil Geniuses. 321.125 espectadores llegó a acumular el quinto y definitivo mapa de la apasionante final que pudimos vivir en Montreal. Este pico no está muy por debajo del máximo de espectadores de una competición y juego tan asentado dentro de los deportes electrónicos como la pasada temporada de la LCS europea de 'League of Legends', según cifras de EsportsCharts.

Es cierto que estos datos del Six Invitational habría que compararlos con citas de similar importancia para el juego y que es ahí donde ese innegable crecimiento se pone más en contexto. Desde Ubisoft califican al torneo como un Major, y con ese título en mente, se hace necesario ponerlo en la balanza con los otros Majors de los deportes electrónicos. Los números de 'Rainbow Six Siege' están aún muy lejos de los cerca de 1,9 millones de pico en la última gran cita de Counter Strike: Global Offensive calificada como Major, el de la ELEAGUE de finales de enero.

El éxito del juego y de su esport se retroalimentan según Remy. "Creamos Siege con la competición en mente. Ojalá pudiera enseñarte las presentaciones que le hacíamos a nuestros jefes con fotos de estadios llenos. En aquel entones era un sueño y ahora se está empezando a cumplir.", detalla el director de la marca Rainbow Six, quien considera que la mezcla entre shooter competitivo tradicional con una única vida por ronda como pudiera ser CS:GO, con elementos de los MOBA, hace que sea muy atractivo para los espectadores. Los 1000 aficionados que se congregaron en el Tohu no son una mala cifra y por lo que nos han contado, no poca gente se quedó sin entrada, pero son cifras de asistencia similares a las de una final de un torneo nacional de Superliga en Gamergy.

'Rainbow Six Siege' es uno de los juegos que más veces ha estado disponible de manera gratuita durante un fin de semana. Preguntado sobre si esta maniobra de marketing agresiva puede devaluar el producto, Françoise Xavier Deniele, responsable de deportes electrónicos en Ubisoft para la región EMEA, nos asegura que no piensan en eso y que lo que intentan es atraer a más gente para poblar la base de la pirámide de jugadores.

Este no es otro modo de zombis (infectados)

Esos dos años remando contracorriente para hacer que el juego sea un fenómeno del tamaño actual han hecho que los desarolladores necesitaran un respiro. Lo que no es muy común es aprovechar ese sentimiento de ruptura con lo que se lleva a cabo desde ese lejano 2013 para construir lo que han venido a llamar desde Ubisoft Montreal "un regalo para los jugadores". Así es como catalogan al nuevo modo de juego temporal de 'Rainbow Six Siege': Outbreak.

Los periodistas que tuvimos la oportunidad de ver en primicia el traíler jugable y a las pocas horas darle un tiento a esta especie de campaña cooperativa compuesta de tres mapas. Una pandemia que convierte a la población en una especie de pseudozombis y tres personajes a elegir entre 13 agentes seleccionados cuidadosamente a partir del plantel original del juego son los ingredientes para esta reimaginación del ya clásico Left 4 Dead, que recuerda también al modo horda de Gears of War en según que momentos.

"Hay un legado en este tipo de juegos PvE por oleadas y claro que hay un componente de homenaje. La especialización de los agentes y como sus habilidades pueden compenetrarse es ese ingrediente picante que añadimos para que sepa distinto", nos explica Leroy Athanassoff, director del juego. Objetivos de lo más variopintos sirven de hilo conductor para una lucha contra oleadas de infectados en la cual será necesario usar las habilidades del triunvirato seleccionado por los jugadores.

Pero no es un modo más, no es un mapa nuevo. Ubisoft le dio una importancia capital a Outbreak situando el reveal minutos antes del comienzo de la final del Six Invitational. Una audiencia local entregada tras los acordes de una orquesta que interpretó la canción principal del nuevo modo del juego observó como tres desarrolladores jugaron en directo unos minutos de su nueva criatura.

Outbreak Outbreak está en un punto medio entre Rainbow Six y sus referencias "de legado".

La locura se apoderó de unos espectadores que pudieron ver por primera vez lo que tenían preparado en Ubisoft Montreal para ellos. Esa ruptura con lo creado hasta ahora era arriesgada, pero los abrazos entre los desarrolladores que tuve la ocasión de conocer días atrás, hablaban del peso que se quitaron de encima una vez la comunidad aprobaba este salto al vacío.

¿Qué os voy a contar? La fórmula del juego se adapta maravillosamente bien a este nuevo estilo, tanto artístico (las nuevas partículas lucen increíbles), como jugable. Hay la posibilidad de aumentar la dificultad y es algo que se agradece, ya que una vez se juega una vez cada escenario, tienes una enorme ventaja sobre los infectados.

Probado todo lo que tiene que ofrecer Outbreak, se entiende de dos maneras distintas: la primera es como bien dicen en Ubi Montreal, como un regalo para arrancar el tercer año del juego; y la segunda como un globo sonda. Si el estudio de mercado que suponen a día de hoy este tipo de modos gratuitos y sus visitas en Twitch funciona, no sería raro ver una pequeña escisión del estudio pasando a dedicarse a un nuevo proyecto con estos mimbres.

'Rainbow Six Siege' quiere tener 100 personajes

Para crear algo con tanto éxito no basta pensar a tres o seis meses vista y 'Rainbow Six Siege' comenzó a sentar las bases del futuro con una polémica. La llamada Operation Health fue la segunda expansión del segundo año del juego, pero esta carecía de los tradicionales dos nuevos agentes y el mapa adicional. Esa ausencia de contenido extra se justificaba por parte de Ubisoft por la subsanación de multitud de bugs e introducir nuevas tecnologías para tener unos mejores servidores y un matchmaking acorde a lo necesario en un juego que seguía creciendo.

La comunidad vapuleó esta decisión, la cual quizás no es la más elegante en una industria acostumbrada a bombardear con contenido a los jugadores. Fue un plan arriesgado, ya que tras Operation Health, los jugadores no perdonaron ni un fallo realizando todo tipo de vídeos quejándose sobre errores contínuos, con el humor como bandera en muchas ocasiones. Lo que iba enfocado a mejorar la salud del juego, acabó siendo un meme.

La creación de un nuevo datacenter para el sur de Europa anunciada en el evento si es una medida concreta y que aumenta la calidad de vida de los jugadores. "Queremos un juego longevo y para ello son necesarias este tipo de medidas. Nos gustaría alcanzar los 100 agentes", aseguraban de manera ambiciosa sus responsables en la presentación a puerta cerrada de los planes del tercer año del juego. En la actualidad hay 38 y se añaden dos nuevos cada trimestre, por lo que hay cuerda para rato.

No se queda ahí el espíritu de la Operation Health ya que será este año cuando comiencen a realizar cambios que esta vez si incidirán en el aspecto jugable de 'Rainbow Six Siege'. Se trata del Map buff y el Map rework. El primero es una reimaginación de una zona concreta de un mapa determinado cuyo objetivo es mejorar "la calidad de vida" de los jugadores. Sería algo similar a los cambios que realizó hace no mucho tiempo Valve al sempiterno Dust 2.

El segundo es algo completamente distinto. Se trata de escoger un mapa que tenga problemas importantes y conocidos e iterarlo de manera compulsiva hasta llegar a otro lugar completamente distinto, pero que mantenga la esencia del escenario padre. Puede tener la misma temática, pero no tiene porque ser la misma etapa histórica o siquiera el mismo país. "Para qué queremos añadir contenido sin parar si podemos mejorar lo que ya hay", nos confiesa Deniele.

También la escena competitiva tendrá cambios específicos enfocados a mejorar la estrategia de las partidas, pero también favorecer la visualización y entendimiento de los encuentros. No pocos trabajadores del juego me comentaron su pasión por los MOBA y cuanto de ellos hay en 'Rainbow Six Siege' por lo que la introducción de una fase de selección y bloqueo de agentes por primera vez en el juego era "una cuestión de tiempo".

La actual cantidad de personajes en el juego hace que ahora los equipos puedan eliminar de las partidas hasta dos agentes, escoger cinco y, esta es la novedad respecto a otros juegos, sustituir uno por otro distinto antes de comenzar la partida sin que lo sepa el rival. En los MOBA el rincón a la sorpresa está en la manera en la cual "buildeas" a los personajes escogidos ya que a través de la elección de habilidades o de objetos dentro de la partida hay espacio para la sorpresa. Este re-pick tal y como ha sido bautizado en 'Rainbow Six Siege' es "una nueva capa de juego mental y táctico con la que los jugadores pueden expresar su calidad", según Athanassoff.

Hasta ahora los equipos intercambiaban el lado ofensivo o defensivo cada ronda, pero esto dejará de ser así. Ahora se sucederán todas las rondas de ataque de una escuadra de golpe, para luego pasar a defender las que resten del encuentro. Según comentan los responsables del juego, esto hará mucho más digerible y entendible el visionado de las partidas a los nuevos espectadores.

Dos nuevos personajes con herencia de los MOBA

Aunque la joya de la corona de este comienzo del tercer año de 'Rainbow Six Siege' no es otra que la llegada de dos nuevos agentes. Hasta aquí también llega ese espíritu rompedor ya que por primera vez una expansión añadirá dos personajes que desequilibran el balance ataque-defensa al ser ambos de carácter ofensivo. Lion y Fimka introducen además una herramienta que también se hereda de los MOBA: las habilidades globales.

El primer agente puede activar una especie de sónar que dibuja la silueta de los enemigos siempre y cuando estén moviéndose, mientras que la segunda otorga un bonus de vida a todos los aliados, estén donde estén. Según nos comentó el diseñador jefe del juego, hasta cierto punto Outbreak ha acotado el tipo de personajes que debían aparecer en esta expansión, pero también había ganas de introducir estas habilidades globales.

También hemos tenido la ocasión de darle un tiento a ambos y tras ello, nos vimos forzados a preguntar si el juego puede perder algo de equilibrio. "Habría que probarlo en partida, pero es evidente que los nuevos agentes que tienen mucho potencial para hacer jugadas con otros que ya están y que pueden desbalancear la defensa", nos comenta Daniel 'Goga' Mazorra, único español del torneo y a la postre vencedor del mismo con Penta Sports.

Goga, el gallego campeón del mundo de Rainbow

Precisamente su victoria fue el colofón a más de una semana de competición y novedades sobre 'Rainbow Six Siege'. Eran uno de los equipos favoritos a alzarse con el peculiar trofeo (un enorme martillo de demolición marca de la casa) y erigirse campeones del mundo, pero los locales Evil Geniuses, quienes contaban en sus filas con el favorito del público, Troy 'Canadian' Jaroslawski, comenzaron la final como una apisonadora gracias al calor del público.

Los europeos de Penta necesitaron tirar de épica y remontar dos mapas en contra en otros dos que apenas trabajan como son Café Dostoyevsky y Banco. Lo que antes eran vítores y gritos de emoción por la cercana victoria de Canadian y compañía se tornó en silencio gracias a una remontada que necesitó de una prórroga en el quinto y definitivo mapa para dirimir el título.

Tras la final, bajé al escenario a abrazar a Goga, porque sabía que necesitaba ese cariño que sólo encontraba en su equipo y su entrenador de entre las mil personas que abarrotaban el estadio. Un Goga empapado en sudor por el desgaste de las casi tres horas de encuentro me confesó que iba a tardar mucho en creerse lo que habían logrado. Tengo bastante experiencia en esto de los deportes electrónicos y he vivido momentos impresionantes, pero lo que se vivió allí en Montreal con esa remontada, convertiría hasta al agnóstico más convencido de que los esports son capaces de emocionar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos