Compartir
Publicidad

Next gen sí, next gen no: compra ahora, cobarde

Next gen sí, next gen no: compra ahora, cobarde
69 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que tanto PS4 como Xbox One se encuentran a la venta en nuestro país se genera un nuevo debate. ¿Merece la pena dar el salto generacional de consolas ahora? ¿O es mejor esperar un poco? A fin de cuentas las sucesoras de PS3 y Xbox 360, respectivamente, no llevan ni un mes entre nosotros, lo que se traduce en un catálogo todavía por madurar, precios más elevados y mayor probabilidad de fallos técnicos. Lo habitual cuando se debuta en un mercado tan competitivo.

De ahí que en Xataka vayamos a iniciar un pequeño careo entre dos editores, uno posicionándose en contra, y otro, un servidor, al que le ha tocado dar los motivos para comprar ahora. Veamos, por lo tanto, cuáles son mis motivos para dejarnos seducir por el ansia y dar el salto a estas consolas.

Son "más mejores", ¿no es eso lo que buscamos?

PS4 de Sony

Cuando pensamos en next gen lo primero que se nos viene a la mente es "mayor potencia". Entre Xbox 360 y Xbox One hay ocho años de diferencia. Y se nota. Y entre PS3 y PS4 hay siete. Y también se nota. Siguen sin ser tan potentes como un PC, aunque también son más asequibles en cuanto a precio. Pero tanto PS4 como Xbox One van más allá en el salto generacional y no se quedan en tan solo gráficos mejores, ya que ofrecen nuevas características de serie muy interesantes.

Aparte de una interfaz más fluida, con menos cargas, en ambos casos, pudiendo salir de un juego para visitar su tienda oficial o consultar algún mensaje, y volver de nuevo a él al instante, ganamos en productividad, en líneas generales.

De PS4 nos gusta especialmente la opción que nos brinda el botón Share del DualShock 4, gracias al cuál podremos compartir capturas de pantalla, vía Facebook o Twitter, como también vídeos (por Facebook), e incluso algo mejor, la posibilidad de retransmitir partidas online mediante Twitch o Ustream.

Mientras que en Xbox One la opción de acoplar una segunda pantalla, mediante voz por Kinect o con el mando, ofreciendo una experiencia multitarea sin igual en cuanto a consolas se refiere, nos parece también una maravilla. Eso de poder charlar mediante Skype o consultar una guía desde Internet Explorer mientras estamos jugando no tiene precio. Y si pasamos de acoplar la pantalla podemos simplemente alternar entre aplicaciones, siguiendo un poco el estilo Windows 8, experimentando una transición muy rápida entre todas ellas, gustándonos también la opción de poder grabar clips de juegos de hasta cinco minutos (en PS4 duran hasta 15 y se guardan automáticamente en el disco duro de la consola) con tan solo decirle a Kinect "Xbox graba eso". Ideal por si hemos marcado un gol épico en 'FIFA 14' y queremos compartirlo.

En cuanto a potencia se refiere, ya no es tan palpable la diferencia entre ambas consolas y PC, al contrario de lo que sucedió con sus antecesoras. 'Battlefield 4' aguanta muy bien las comparaciones frente al PC. Otro título como 'NBA 2K14' se ve de lujo en PS4 y Xbox One. El PC seguirá siendo el rey en este sentido, pero al menos tendremos unos años por delante con conversiones a la altura que a su vez tampoco perjudicarán al PC. Varias compañías, además, nos han ofrecido alicientes para dar el salto de PS3 o Xbox 360 a PS4 o Xbox One, respectivamente, pagando un módico precio a mayores, como con los dos juegos que hemos citado, o como también ocurre, por ejemplo, con el 'Assassin's Creed IV: Black Flag' de Ubisoft o el 'Call of Duty: Ghosts' de Activision. Y hay más.

No me seas exquisito con los juegos, disfruta la espera con los que ya hay

Xbox One de Microsoft

España es, probablemente, uno de los países Playstation por excelencia. No hay más que ver lo bien que se está vendiendo, tanto en nuestro territorio como en otras zonas de Europa y resto del mundo, obligando a Sony a reponer stock. Y eso que curiosamente su catálogo de juegos exclusivos de inicio no cuenta con el peso de generaciones pasadas. Se podría decir que esta vez ha vendido más por el nombre que por otra cosa, ya que ni 'Killzone: Shadow Fall' ni 'Knack', sus dos grandes abanderados en materia de exclusividad respecto a la competencia, no han estado a la altura. Sorprendentemente ha tenido que llegar un descargable como 'Resogun' para salvar la papeleta.

Obviando la escasez inicial, hay más alicientes para dejarnos seducir por PS4, como por ejemplo la suscripción a Playstation Plus, ya que nuestra cuenta seguirá unificada con PS3 y PS Vita, con lo que cada mes recibiremos a mayores más juegos gratis para PS4, en algunos casos con Cross-Buy. ¿Ejemplos? 'Escape Plan', 'flOw', 'Flower' y 'Sound Shapes'. Si los compramos en PS3 o PS Vita, los tendremos automáticamente, sin coste adicional, para PS4. Sin olvidar los propios regalos para PS4, como el citado 'Resogun' o 'Contrast'. Con todo lo que vayamos disfrutando ahora, pese a que sea poco, nos servirá para apaciguar la espera por ese prometedor 'inFamous: Second Son' del 21 de marzo de 2014, entre otros exclusivos de peso para PS4, como 'Driveclub' o 'The Order: 1886'.

Por su parte en donde Xbox One ha ganado respecto a Xbox 360, y que era una de las asignaturas pendientes de Microsoft, es en lo relativo a juegos exclusivos. De entrada cuenta más que PS4, y en el futuro se seguirá engordando su catálogo con más exclusivos de calidad. Algo de lo que Xbox 360, salvo contadas excepciones, no pudo presumir.

Microsoft Game Studios ha apostado mucho por Xbox One en este sentido, siendo lo más destacable 'Dead Rising 3', de Capcom Vancouver. Su primera entrega fue uno de los buques insignia exclusivos de Xbox 360 (años más tarde llegó una conversión a Wii bastante capada de lo más sonrojante que haremos como que no existe), y con ésta pretende hacer lo mismo. Su lanzamiento se ha acompañado de otros títulos destacables, como 'Forza Motorsport 5' y 'Killer Instinct', con un 'Ryse: Son of Rome' de Crytek que no ha estado a la altura de lo esperado, igual que otros exclusivos en materia descargable.

Lo mejor de cada una está por llegar, sin lugar a dudas, pero con los que ya tenemos a la venta podemos disfrutar estas Navidades y prepararnos después para los primeros bombazos de 2014.

¿Y qué pasa con Wii U? Porque a pesar de que técnicamente sea la más floja de las tres (incluso es peor que PS3 y Xbox 360), también es una consola next gen. Lleva con nosotros poco más de un año, y se nota. Sus inicios fueron difíciles, como casi siempre, pero ahora está empezando a despegar con fuerza ofreciendo juegos de calidad: 'LEGO City Undercover', 'Monster Hunter 3 Ultimate' (también disponible en Nintendo 3DS), 'Pikmin 3', 'The Wonderful 101' o el reciente 'Super Mario 3D World', sin olvidar otros indispensables, como ese 'The Legend of Zelda: The Wind Waker HD' (si nos perdimos el original de GameCube), o el mayor megatón de Wii U, la exclusividad de 'Bayonetta 2'. Entre todo lo que hay y lo que está por llegar, encabezado por la sexy Bayonetta, tenemos juego para rato.

Sí, sí, sí, la segunda pantalla ya está aquí

Wii U de Nintendo

Si hablamos de segunda pantalla Nintendo fue pionera en este sentido. Y no hablamos de Wii U. Ni tampoco de Nintendo DS. Que por algo en los ochenta nos deleitó con las Game & Watch. Pero sí que es cierto que subió el listón con Nintendo DS, y lo acabó perfeccionando con Nintendo 3DS y Wii U.

Con PS3 y Xbox 360 ya habíamos visto un acercamiento a este ámbito, con aliados como PSP, PS Vita o Xbox SmartGlass, pero ahora se ha potenciado con la llegada de PS4 y Xbox One, teniendo en el primer caso como aliada perfecta la PS Vita, lo que a la postre supondrá su espaldarazo definitivo, y en el segundo caso Xbox One SmartGlass, siendo compatible con casi cualquier dispositivo, como PC, smartphones y tabletas.

A destacar en el caso de PS Vita la gran cobertura de señal respecto a las limitaciones del Wii U Gamepad, donde ahora sí que es posible echar partidas desde el baño o cualquier habitación de la casa a un juego de PS4 (sí, habéis leído bien), o las nuevas posibilidades que nos brinda el renovado Xbox One SmartGlass, con una segunda pantalla con mucha información y más posibilidades de interacción con el juego, como nos detalló DICE con su 'Battlefield 4', pudiendo cambiar nuestro equipo desde la segunda pantalla, cambiar de servidor, etc.

En Wii U el uso de la segunda pantalla (la del mando Wii U Gamepad) es más limitada, basando casi todo su potencial como complemento perfecto para los juegos, con funciones específicas, tanto de control táctil como a la hora de visualizar más cosas (un mapa, por ejemplo), aunque también destaca por poder jugar directamente Off TV, o lo que es lo mismo, prescindir de la pantalla de nuestro televisor para jugar directamente desde la pequeña pantalla del Wii U Gamepad, con la limitación de la señal, ya que no admite muchos metros de distancia e interferencias. Pero para jugar desde cama abrigados nos sirve, y cuando hablamos de Navidades se puede convertir en una experiencia más que recomendable. Vital. O incluso ver vídeos de Youtube desde ella.

Vas a poder presumir en Nochebuena de early adopter

Todos recordamos el caso del chavalín al que le regalaron una Nintendo 64 en Navidades. Su cara era el vivo reflejo de la felicidad, y se desgañitó de lo lindo pronunciando el nombre de la consola de 64 bits de Nintendo. ¿A quién no le gustaría vivir algo similar? Vale, quizás no tan exagerado. La única forma es consiguiendo algo nuevo, y para ello hay que soltar pasta. El que algo quiere...

Si miramos el potencial, Wii U es la consola más cara ya que su lote más básico cuesta alrededor de 300 euros. De no ser por el Wii U Gamepad estaríamos hablando de un precio cercano a los 200, e incluso menos. La política de precios de Nintendo ya sabemos cómo es, y no tiene visos de cambiar, aunque tarde o temprano llegará una rebaja de peso.

PS4, por su parte, se sitúa en los 400 euros, lo cuál nos parece más razonable si miramos sus características de verdadera consola de nueva generación. Y los números también han hablado, ya que se está vendiendo fenomenalmente.

Difícil lo ha tenido Microsoft con Xbox One al principio. Desafortunada fue su presentación del pasado 21 de mayo de 2013, con muchos inconvenientes de cara al usuario que lastraron su imagen inevitablemente, favoreciendo a su máxima competidora. Pero los de Redmond reconocieron sus errores e hicieron caso del feedback de los usuarios para crear una consola que no pusiese tantas barreras, eliminando esa tontería de prohibir el mercado de segunda mano u obligar a estar conectados online permanentemente. A pesar de ello el daño ya estaba hecho, lo que se ha traducido en menos ventas respecto a PS4, aunque tampoco ha vendido del todo mal si tenemos en cuenta que cuesta 100 euros más que PS4 al incluir Kinect de serie, un hecho que algunos olvidan.

Queda claro, por lo tanto, que si queremos una consola next gen la mejor opción, pese a que no sea exactamente una consola next gen si miramos su interior, sea la Wii U de Nintendo, ya que es la que cuenta con mayor variedad de catálogo por menos precio. Mientras que PS4 y Xbox One se convierten en más que dignas opciones, en especial teniendo en cuenta que dentro de muy pocos meses engordarán su catálogo con más exclusivos de peso. Si buscamos un incentivo para estas Navidades, aquí tenemos tres. Con cualquiera de estas opciones acertaremos. Y si no siempre nos quedará el PC, con su aliado Steam, que nunca nos va a defraudar. Ni a nuestro bolsillo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio