Compartir
Publicidad

Del volante virtual al real: así llega un jugador de Gran Turismo a ser piloto profesional

Del volante virtual al real: así llega un jugador de Gran Turismo a ser piloto profesional
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si seguiste la pasada edición de las 24 horas de Le Mans, un coche te llamaría la atención. El Nissan ZEOD RC se convertía en el primer prototipo eléctrico en rodar una vuelta completa al trazado de La Sartre. Aspiraba a completar esta mítica carrera pero antes de la primera hora tuvo problemas y el equipo abandonó.

Un piloto que se quedaba a las puertas de conducir ese prototipo de Nissan era Lucas Ordóñez. Iba a ser un momento especial para él en Le Mans, pero no la primera vez. Ya en 2011 corrió la misma carrera como profesional en el equipo Signatech Nissan.

¿Toda una vida relacionada con el mundo de las carreras? Sí, pero virtuales. Ordóñez corría en Le Mans solo tres años después de demostrar sus habilidades a los mandos de una PS3 en el juego Gran Turismo. Ese 2008 ganó la primera edición del GT Academy.

GT Academy: si eres bueno conduciendo en un juego, tienes una oportunidad

GT Academy surge en 2008 en Europa de la mano de Sony Computer Entertainment Europe y Polyphony Digital Inc. con la colaboración de Nissan Europe. Pretendían encontrar a los mejores pilotos virtuales del juego Gran Turismo para PS y darles la oportunidad de convertirse en pilotos profesionales a los mandos de coches de carreras Nissan. Y lo han conseguido.

GT Academy

De los 25.000 participantes de la edición inaugural, se ha pasado a cifras mucho más altas, siendo de 1.100.000 participantes el récord de la edición de 2010. Luego siguieron en 2011 y 2012 900.000 y 830.000 participantes respectivamente.

Este año se ha celebrado ya la sexta edición europea (en 2011 dio el salto también a EEUU). En unos días se celebrará la gran final del programa, a la que llegan los que han sido considerados los mejores conduciendo modelos de Nissan en el juego Gran Turismo 6 en los últimos meses.

Lo primero que hay que hacer es demostrar en el juego, desde casa, que eres el mejor pilotando en Gran Turismo. Este año en España lo han intentado más de 52.000 corredores virtuales

Todo comienza accediendo al programa GT Academy en el juego GT6 para PS3. Allí, en varias fechas, cualquier jugador puede entrar en las rondas de clasificación y tratar de impresionar con sus tiempos y habilidades de conducción. Si has tenido éxito en esas clasificaciones, y has ido avanzando en las rondas, Sony te invita a participar en las finales nacionales. En caso no tener posibilidad de jugar desde casa, hay diferentes eventos locales.

En España, a la gran final llegan 14 jugadores, seis de ellos salidos de la competición online y el resto de los eventos presenciales. En esta última edición, los participantes españoles han sido más de 52.000. En total, de todos los territorios con competición saldrán 250 jugadores para las finales.

Home PS3

Tras la gran final que este año se desarrollará en las curvas del circuito de Ascari (Ronda), solo los tres considerados mejores conseguirán participar en la siguiente fase, la que de verdad valorará si están listos o no para enfrentarse a un circuito real.

Racing POd

Durante las fases finales, se usan los simuladores llamados Racing Pods. Se trata de estructuras circulares que buscan una experiencia lo más cercana a estar dentro de un coche al estar rodeado completamente por la estructura. En esos simuladores se integra una televisión conectada a una consola PS3. Como volante se usa un Logitech Driving Force GT, con sus respectivos pedales.

Una universidad para conductores

Nissan y Playstation llaman a los mejores pilotos de su programa graduados. Desde la primera edición el objetivo que tenían de ofrecer a grandes jugadores de Gran Turismo un volante real se han cumplido con creces. Ahora muchos de ellos son pilotos profesionales. Pero el camino no es tan directo como pudiera parecer.

Historia GT Academy

Tras las rondas de clasificación y llegar a las finales nacionales, los tres mejores (en el caso de España) tienen la oportunidad de acudir al llamado Race Camp en el circuito británico de Silverstone. Allí comenzará la verdadera selección de futuros pilotos. Pese a haber demostrado en la consola que eres el más rápido, eso no te garantiza que acabes siendo un piloto profesional.

Si tras todas las fases, eres el mejor de toda la competición y lo demuestras en el asfalto real, has conseguido tu licencia de corredor profesional y un equipo con el que participar en campeonatos reales

En esta fase, los circuitos virtuales se cambian por el asfalto real y bajo la atenta mirada de jueces (Sony nos cuenta que en la pasada edición los pilotos Lucas Ordóñez y Dani Clos estuvieron como jueces) y a los mandos de coches de carrera de Nissan, los finalistas realizan entrenamientos y carreras de forma intensiva (usando en algunos casos simuladores avanzados donde, además de un volante y asientos reales, se usan tecnologías como el seguimiento de los ojos para corregir errores y mejorar la atención en carreraa las zonas adecuadas).

También en esta última fase en el circuito de Silverstone el aspirante a piloto ha de pasar pruebas de fuerza, de resistencia, demostrar sus habilidades reales al volante, agilidad mental, pruebas médicas e incluso se valora cómo responden los futuros pilotos en presencia de medios de comunicación. Hasta que solo queda uno.

Race Camp

A ese futuro piloto que elijan los jueces le esperará todavía un programa intensivo y profesional de preparación de pilotos, diseñado por Nissan, participando en carreras por todo el mundo y consiguiendo finalmente una licencia de conducción profesional.

Su primer gran reto sería tener la oportunidad de correr para Nissan a nivel internacional en las 24 horas de Dubái en enero de 2015.

GT 6

Lucas Ordóñez: con él comenzó todo

Tal y como empezamos este reportaje lo acabamos. Hablamos de Lucas Ordóñez, primer ganador en 2008 del GT Academy con 23 años. Entonces era uno de los jugadores de Gran Turismo más competitivos de España, con experiencia en carreras de karts. Su compañero de hazaña, un alemán de 28 años llamado Lars Schlömer, ni tan siquiera la tenía. Era solo un taxista aficionado a las carreras en la consola.

Si bien Lucas tenía experiencia como corredor de karts, la mayoría de aspirantes no provienen del mundo amateur de la carreras

La selección final de Lucas y Lars como ganadores tuvo lugar tras cinco días de formación en el circuito de Silverstone. Luego, antes de poder correr como pilotos profesionales, se sometieron a un programa de desarrollo de pilotos y de ahí al equipo profesional de Nissan. Como premio final de la competición, Lucas participó en las 24 horas de Dubai junto con su compañero de hazaña, consiguiendo un puesto 45 de entre 75 participantes.

Lucas ordoñez

Esa buena actuación para un debutante le llevó a fichar por Nissan dentro de su equipo European GT4 Cup en 2009. Junto con su compañero, el británico Alex Buncombe, quedaron primeros por equipos, y Lucas consiguió un meritorio segundo puesto individual. Desde entonces participa asiduamente en la competición Le Mans Series.

A nivel de españoles participantes en el GT Academy, hay que mencionar también a Jesús Sicilia, Vencedor de GT Academy 2012 España. Llegó a ser finalista en Silverstone pero, al contrario que Lucas, su paso a ese nivel fue muy discreto. Otro finalista español en el Race Camp fue Miguel Ballester, vencedor de GT Academy 2013.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio