El creador de 'John Wick' y Sega adaptan 'Streets of Rage', y parecen tener la llave para una revolución en el género

El creador de 'John Wick' y Sega adaptan 'Streets of Rage', y parecen tener la llave para una revolución en el género
4 comentarios

Sobre el papel, la noticia tiene todos los ingredientes correctos: Lionsgate, productora de algunos éxitos recientes del cine de terror y acción ha confirmado en Deadline que ha adquirido los derechos para adaptar su mítica saga de acción callejera 'Streets of Rage'. Derek Kolstad, creador y guionista de todas las entregas de 'John Wick' y de la reciente y también explosiva 'Nadie' será el responsable de llevar la saga a la pantalla.

Algunos nombres adicionales. Pero lo realmente interesante de este tema es que Toru Nakahara, uno de los principales jefes de Sega, participa en la producción colaborando con Kolstad. No es la primera película en la que Nakahara figura en los créditos: las recientes adaptaciones de 'Sonic' han contado con su asesoría, y la inminente 'Sonic Prime' de Netflix lo hará también, lo que hace pensar que Sega quiere vigilar de cerca las adaptaciones que se hacen de sus franquicias.

Expertos en adaptar. El otro nombre propio en este proyecto son dj2 Entertainment, una productora que se encargará de sacar adelante la película para Lionsgate. Entre los proyectos de dj2 hasta la fecha no solo están las dos películas de Sonic hasta la fecha, sino muchas otras producciones futuras basadas en videojuegos, como 'It Takes Two', 'Life is Strange', la serie de animación de 'Tomb Raider', 'Disco Elysium' o 'Sleeping Dogs', entre otros.

Por qué esta adaptación es distinta. Hay dos motivos por los que esta adaptación podría ser diferente a casi cualquier otra que hayamos visto antes. Por una parte está la implicación de Sega, algo que las películas de Sonic corroboran que otorga ciertas garantías. La prueba de que es una vía digna de ser explotada está en el esfuerzo que la productora japonesa está poniendo en versionear otras de sus propiedades, como Knuckles, 'Comix Zone' o 'Space Channel 5'.

Las cosas cambian. La implicación de la desarrolladora o productora original del juego no es extraña en la industria, pero no es lo habitual: son legendarios los casos de películas como 'Super Mario Bros', 'Resident Evil' o 'Street Fighter', que independientemente de su calidad final, son notorios por el total desentendimiento de los responsables de los videojuegos, con la consiguiente ausencia de fidelidad a la fuente. De hecho, si la próxima serie de HBO de 'The Last of Us' está levantando tanta expectación es precisamente por la implicación en la misma del productor del videojuego, Neil Druckmann.

Y de propina, John Wick. Es imponsible pensar en alguien más adecuado para una adaptación de un juego de acción callejera que el creador de 'John Wick' y 'Nadie', dos de las películas recientes de acción más interesantes del cine de Hollywood. Es cierto que Kolstad no es el responsable de la parte visual de esas películas, solo el autor, y que ha salido de la franquicia a cajas destempladas de cara a las entregas 4 y 5, pero cabe conservar la esperanza en que su ojo como guionista se vuelque en una historia interesante.

Como en cualquier franquicia de vigilantes callejeros lo ideal es mantener las derivas argumentales al mínimo, y eso es algo que Kolstad sabe bien: en 'John Wick', a partir de una excusa argumental propia del cine de venganzas de los setenta, creó un pequeño microcosmos de asesinos a sueldo que vivían en entornos apartados del mundo real. Un perfecto ejemplo de cómo dar empaque y trasfondo a un argumento esquemático y que podría volver a poner en práctica en 'Streets of Rage'.

Temas
Inicio