4.000 dólares por doblar un juego millonario: 'Bayonetta 3' es el último escándalo en la industria del videojuego

4.000 dólares por doblar un juego millonario: 'Bayonetta 3' es el último escándalo en la industria del videojuego
143 comentarios

El próximo 28 de octubre PlatinumGames lanza 'Bayonetta 3', uno de los juegos más esperados para la Nintendo Switch. El título es prometedor, pero su lanzamiento se ha convertido en un verdadero escándalo. Una actriz de doblaje ha puesto el grito en el cielo por un tema siempre sensible: según ella ofrecen sueldos miserables incluso en producciones que acaban generando millones y millones de dólares.

Hellena Taylor. Así se llama la actriz de doblaje que ha desatado la polémica. Taylor, que ha trabajado en diversas producciones, fue la voz en inglés de la protagonista de las dos primeras entregas de 'Bayonetta' en 2009 y 2014. En una serie de tuits virales la actriz reactivó el debate sobre los sueldos en el mundo del desarrollo y producción de videojuegos.

Migajas. Este fin de semana Taylor publicó cuatro vídeos explicando la situación. Tras una oferta aún menor, en PlatinumGames le ofrecieron 4.000 dólares para retomar el papel de la protagonista de la saga. La actriz se negó y la empresa anunció poco después que contrataba a otra actriz de doblaje, Jennifer Hale —muy conocida y cotizada—, como voz de Bayonetta en 'Bayonetta 3'.

Boicot. Como consecuencia de todo ello Taylor pedía a los usuarios que boicotearan el juego. "Decidí hacerlo para solidarizarme con la gente de todo el mundo que no recibe una remuneración adecuada por su talento". Tras explicar que la franquicia ha generado aproximadamente 450 millones de dólares (sin incluir merchandising) señalaba a Kamiya y Nintendo: "Los peces gordos se quedan lo mejor y al resto nos dejan las migajas".

Cuánto se cobra normalmente. Los trabajos de doblaje de Bayonetta se gestionaron con las normas del sindicato SAG/AFTRA que actualmente paga a los actores un mínimo de unos 1.000 dólares por sesión, y el trabajo de Taylor hubiera ocupado tres o cuatro sesiones. Los actores más reputados cobran varias veces esa cantidad, pero es muy raro que cobren una comisión extra o royalties —por ejemplo, un porcentaje de beneficios— si el juego se convierte en un bombazo.

"Legal pero inmoral". Para la actriz "esto es un insulto a mí, a la cantidad de tiempo que me tomé para trabajar en mi talento, y todo lo que he dado a este juego y a los fans. Pido a los fans que boicoteen este juego y que, en su lugar, gasten el dinero que se habrían gastado en este juego donándolo a la caridad. No quería el mundo. No pedía demasiado. Sólo pedía un salario digno y decente. Lo que hicieron fue legal, pero fue inmoral".

La cosa se calienta. Kamiya criticó poco después esos comentarios y Taylor inclusó atacó a Hale, la actriz que la reemplazó, indicando que "no tiene derecho a decir que es la voz de Bayonetta. Yo creé esa voz".

Hale contra el boicot. La actriz Jennifer Hale no quiso dar demasiados detalles y replicó en Twitter tratando de calmar las aguas y sin añadir demasiado por su acuerdo de confidencialidad. Eso sí, pedía "sinceramente a todo el mundo que tenga en cuenta que este juego ha sido creado por todo un equipo de personas trabajadoras y dedicadas, y espero que todo el mundo mantenga la mente abierta sobre lo que han creado".

Todo mal. Nuestros compañeros de VidaExtra han hablado con dos españoles que trabajan en la industria del doblaje de videojuegos en español. Enrique Carmena (@EnriqueCarmena) indicaba que esto era "más una discusión sobre cachés" y apuntaba que Nintendo ya había hecho cosas parecidas en su obsesión por ahorrar, como reutilizar clips de actores de doblaje como Charles Martinet en 'Mario Strikers'.

Para él en PlatinumGames "podrían haber hecho más", pero también apuntaba cómo cambiar voces en una saga puede dejar mal sabor de boca, pero también ocurre en el cine y al final "te acostumbras y luego te olvidas".

Temas
Inicio