Publicidad

Suscripciones hasta para usar CarPlay: así están cobrando los fabricantes de coches por un monitor externo del iPhone

Suscripciones hasta para usar CarPlay: así están cobrando los fabricantes de coches por un monitor externo del iPhone
52 comentarios

Publicidad

Publicidad

La fatiga de las suscripciones es una realidad, cada vez más servicios se están pasando al modelo de cobro periódico. Música bajo demanda, películas y series por streaming o videojuegos son algunos de los ejemplos más populares. Pero no los únicos lugares donde nos podemos encontrar una suscripción, han llegado hasta al hardware del coche.

El fabricante de automóviles BMW cobra 110 euros al año a los clientes que quieran utilizar CarPlay en sus coches ya adquiridos. CarPlay, metfóricamente hablando, es un espejo del iPhone. En otras palabras, no ofrece contenido ni tampoco opera de forma independiente.

CarPlay es el software de Apple para ofrecer comunicaciones entre el coche y el teléfono. Una especie de sistema operativo (no llega a serlo) que se activa en la pantalla del coche cuando se conecta un teléfono por cable USB o Bluetooth. De este modo aparece de forma simplificada algunas de las apps más populares del iPhone para que el usuario interactué con menos distracciones y no tenga que acudir al teléfono físico. Sirve por ejemplo para hacer llamadas, leer mensajes, ver el mapa con las direcciones y más. También se integra con apps de terceros como WhatsApp, Spotify, Audible o Google Maps.

CarPlay CarPlay en un vehículo mostrando un mensaje entrante.

El punto interesante de todo esto es que CarPlay depende completamente del iPhone, en el momento en el que el iPhone se desconecta CarPlay deja de funcionar. A efectos prácticos es un monitor externo del iPhone con pantalla táctil, micrófono y conectado a los altavoces del coche.

Una suscripción para que el usuario pueda cambiar de plataforma

BMW es uno de los más 60 fabricantes que actualmente ofrecen CarPlay en algunos modelos de sus vehículos. Se puede consultar al completo la lista en la página web oficial de Apple. En un principio CarPlay era una funcionalidad extra del vehículo, funcionalidad por la que se cargaba al cliente unos 400 euros iniciales. Teniendo en cuenta el coste que supone añadir la pantalla y el hardware para conectarse se entiende este coste adicional. Además no todos los usuarios tienen un iPhone para usar CarPlay (con un teléfono Android no funciona, en ese caso se requiere Android Auto), por lo que algunos compradores se podían ahorrar ese coste extra.

La polémica surgió el año pasado cuando BMW anunció cambios en CarPlay. Mientras que otras compañías directamente lo ofrecen de serie sin cobrar un extra, BMW no sólo cobraba por ello, sino que pasó a cobrar una tarifa anual. En vez de pagar unos 400 euros y tenerlo para siempre se pasó a cobrar 110 euros anuales. A los 12 meses, si no se paga de nuevo CarPlay se desactiva remotamente en el coche. El primer año es gratuito. Todo hay que decirlo, se sigue ofreciendo una opción de 400 euros que activa CarPlay de por vida.

BMW

¿Por qué un modelo de suscripción? En un principio se pensó que BMW y el resto de fabricantes debían pagar una comisión a Apple por utilizar la tecnología CarPlay, similar a lo que ocurre con los accesorios certificados MFi para iPhone y iPad, donde Apple se lleva una comisión de cada venta. Pero parece ser que no es así, en todo caso seguiría sin tener sentido el cobro de una suscripción. Desde Xataka nos hemos puesto en contacto con Apple para ver si existe algún tipo de cobro, actualizaremos en cuanto obtengamos una respuesta.

Desde BMW despejaron algunas dudas al respecto a The Verge, donde comentaron que este modelo de suscripción para CarPlay tiene una razón de ser: el cambio fácil de plataformas. Según indicaron, si el usuario por ejemplo pasa a usar un Android podrá cambiar a Android Auto al año siguiente de forma sencilla y no quedarse estancado en CarPlay para siempre. Por otro lado, comentan que es un método de ahorro, ya que si el usuario vende el coche no tiene que pagar "de por vida" por CarPlay. Pero claro, habría que vender el coche aproximadamente antes de los cuatro años para que esta teoría se aplique.

Desde Xataka nos hemos puesto en contacto con BMW, su posición al respecto es la siguiente:

Desde 2014, ConnectedDrive ofrece servicios que se pueden renovar a través de la Tienda ConnectedDrive después de un cierto período de tiempo, según el paquete y el equipamiento del vehículo. En Europa, los nuevos vehículos equipados con el nuevo Live Cockpit y Connected Package (por ejemplo, los nuevos modelos X5, S3, X7, Z4, etc.) ofrecen la preparación de Apple CarPlay durante 1 año. El tiempo de duración de 1 año es un período de prueba extendido que brinda a todos los clientes la oportunidad de probar el servicio y experimentarlo en su propio vehículo. Después de la fase de prueba de 1 año, la nueva estructura de oferta permite al cliente elegir entre diferentes términos y de acuerdo con su ciclo de producto: 1 año (110 €), 3 años (300 €) y opción de por vida (400 €). Por lo tanto, el cliente de BMW tiene la flexibilidad de renovar el servicio por una tarifa acorde a su realidad y si se desea, de por vida. De esta forma, para aquellos clientes que no tienen un iPhone o no usan el servicio, no hay costes adicionales una vez finalizado el año de prueba.

Cuál es el panorama en el resto de fabricantes

De momento no se conoce ningún otro fabricante de automóviles que cobre a los clientes una suscripción por CarPlay. La mayoría de ellos lo ofrecen de forma gratuita y de serie en algunos modelos de sus coches. Cada uno suele integrarlo en alguna tecnología propia que también engloba por ejemplo Android Auto (la alternativa de Google) o Alexa. Ford’s Sync 3, Citroen Mirror Screen, SEAT Full Link, UVO de Kia, Lexus y así casi todos los fabricantes que integran CarPlay.

CarPlay CarPlay mostrando una ruta de viaje en Apple Maps.

Toyota sin embargo está considerando cobrar por ello una suscripción también. Según averiguó Motor1, la empresa está considerando realizar un cargo anual a los clientes para usar CarPlay, como BMW. No está decidido aún, parece ser que el hardware utilizado en CarPlay es el mismo que utiliza BMW.

Si nos fijamos en lo que dice Apple en su página web:

La compati­bilidad con CarPlay viene de serie o como opción en muchos modelos nuevos de 2016 y posteriores, y algunos fabricantes ofrecen actualizaciones de software para modelos anteriores. Algunos modelos pueden ser compatibles con CarPlay solo en determinadas configuraciones, y no todos los modelos están disponibles en todos los países.

Se hace referencia a que es algo que viene de serie o como opción extra para los vehículos, pero claro, no se indica si es algo por lo que el fabricante puede cobrar una suscripción. Al final es decisión de cada marca integrar como desee la tecnología.

¿Qué puede hacer un usuario al respecto? Es posible adquirir un aparato de CarPlay por cuenta propia e instalarlo en cualquier coche. Hay una gran cantidad de modelos a la venta, el inconveniente es tener que instalarlo y ver cómo encaja esto en el diseño y la estética del vehículo posteriormente. Al menos nadie lo desactivará al no pagar anualmente por ello.

Actualización 24 de julio a las 11:30: Hemos actualizado el artículo reflejando las declaraciones de BMW al respecto. También los precios oficiales en euros, previamente estaban los precios en dólares para el mercado estadounidense.

Vía | Waldo Jaquith
Más información | Apple CarPlay y BMW

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir