Compartir
Publicidad
Publicidad

Una vuelta al Circuito de Mónaco para comprobar la evolución en tres años de la Formula E

Una vuelta al Circuito de Mónaco para comprobar la evolución en tres años de la Formula E
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Os hemos hablado muchas veces de la Formula E, esa competición completamente eléctrica que no termina de gustar a todo el mundo, principalmente a aquellos amantes del motor, ya que aquí no se escucha bramar a los monoplazas, más bien suenan como naves de ‘Star Wars’ (tampoco son muy rápidos).

Es claramente un primer paso para lo que se avecina, así que no nos lo tomemos como un espectáculo pasajero y empecemos a entenderla y disfrutarla. Al final hay adelantamientos, sesiones clasificatorias, y podiums, como en cualquier otra carrera con vehículos. En las tres temporadas que lleva viva, ya ha habido una evolución interesante.

Cada año se trabaja en coches más rápidos y eficientes, con la llegada de nombres tan importantes como Audi, BMW, o Mercedes-Benz. Al final esto es un escaparate, pero también un laboratorio tecnológico que no pueden obviar. Para comprobar la evolución queríamos enseñaros una vuelta al Circuito de Mónaco:


Lo que habéis visto es a Sébastien Buemi nos da una vuelta al Circuito de Mónaco ahora y en 2015, nos sirve para comprobar la evolución en tres años de la Formula E, ganador en las dos últimas carreras de la versión corta - 1,76 kilómetros - que montan para la Formula E del circuito monegasco (2015 y 2017). Las diferencias son apreciables, se llega antes a cada punto del circuito, y no es porque Buemi lo haga mejor, es por un coche Renault más competitivo.

En una vuelta no son mucho más rápidos, pero sí han ganado competitividad a lo largo de una carrera completa

Con los números en la mano no lo parece tanto, el tiempo de una pole actual es de 53.313 segundos, mientras que en 2015 era de 53.478. La ganancia de verdad se consigue en la velocidad en carrera, que es donde la tecnología eléctrica sufre más, al tener que estar más tiempo propulsando a los coches. Teniendo en cuenta esto, la vuelta rápida de carrera de 2017 es de 53.822, mientras que la de 2015 se quedó en 55.157.

Hay cosas que no me parecen todavía bien resueltas, como la duración de las carreras, demasiado condicionadas por la capacidad de las baterías: esto es algo que se va a resolver en 2018, pasando de 28 a 56kWh. Como curiosidad, este año se dieron cuatro vueltas más en Mónaco.

Tampoco me hace demasiada gracia el modo “fan boost”, una ayuda extra en potencia que reciben tres corredores votados en redes sociales. Los equipos cada vez tendrán más libertad y diferenciación, las principales mejoras han ido llegando con cambios en aerodinámica y por poder desarrollar sus unidades de potencia.

2017 Monaco Eprix 3

En Xataka | Este es el impresionante aspecto que tendrá la nueva generación de monoplazas eléctricos de la Formula E

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos