Compartir
Publicidad

En Japón consideran que la carga inalámbrica también es para las bicis

En Japón consideran que la carga inalámbrica también es para las bicis
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se va convirtiendo en algo normal, teléfonos que se cargan en superficies sin necesidad de conectar ningún cable de corriente, incluso IKEA se ha decidido a incluir la tecnología en su mobiliario. Es cómoda, no es cara de implementar, y aunque los fabricantes todavía no han conseguido convertirla en una “superespecificación” a la hora de venderla, ha llegado para quedarse.

Qué pasa si transportamos la idea fuera del mundo de los dispositivos móviles. Pues puede tener su sentido por la comodidad de no tener que estar uniendo partes, solo colocando en el lugar correcto los elementos a cargar. Si hablamos de un elemento de mayor tamaño, como una bicicleta, la idea parece más interesante.

Vemos que la bici del futuro es eléctrica, seguro que estará cargada de sensores, y creemos que en ella también hay espacio para la carga inalámbrica

En la Universidad de Saitama, Japón, están trabajando en ello. Un grupo de investigadores liderados por Yasuyoshi Kaneko, junto a la empresa Bellnix, han creado un sistema de carga inalámbrica para bicis eléctricas. De hecho lo han puesto a prueba en las calles de Saitama.

2
El sistema de carga inalámbrica está instalado en la rueda delantera

Lo normal es encontrarnos con bicis eléctricas en las que la batería se separa del conjunto, nos la podemos llevar y cargar donde corresponda. Con el sistema que os presentamos, todos los elementos quedan unidos, no hace falta separar nada, y por lo tanto es más cómodo para el usuario, y también es más seguro para las compañías que den servicio con ellas, ya que no hay tanto riesgo de que las baterías desaparezcan.

El precio del alquiler de dichas bicis - solo hay dos de prueba - es de 75 céntimos por seis horas de uso

La idea es poner en funcionamiento el sistema con bicis eléctricas de alquiler, implementando los sistemas de carga en los aparcamientos habilitados para los vehículos de dos ruedas. La tecnología utilizada puede cargar la bici al completo en cinco horas y media, ofreciendo una autonomía de 55 kilómetros.

Este tipo de avances es más fácil de ponerlos en práctica en lugares como Japón, en las grandes urbes es muy habitual encontrarnos con estaciones para bicis, y servicios de alquiler de las mismas. Además, están bastante extendidos los sistemas de identificación que permiten tener bien controladas las gestiones y movimientos con las bicis.

Vía | Tech-On

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio