Compartir
Publicidad

El autobús elevado de China es ahora un gran pedazo de basura abandonado

El autobús elevado de China es ahora un gran pedazo de basura abandonado
Guardar
80 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente recuerdan que hace unos meses China se adueño de los titulares del mundo después de mostrar un interesante concepto de autobús elevado, esto como respuesta a los graves problemas de tráfico que sufren diariamente en casi todas sus carreteras. En agosto el sueño se hizo realidad, y vimos como China presumía al mundo su autobús futurista que no entorpecía el tráfico.

Hoy las cosas se han enfriado, el furor ha pasado y es momento de volver a la realidad, una realidad donde este autobús elevado ha dejado de funcionar por razones desconocidas. Hoy el Straddling Bus se ubica a la orilla de la carretera acumulando polvo y ocasionado más tráfico del habitual, es decir, todo lo contrario a lo que era su objetivo inicial.

Se cree que todo fue un truco publicitario

Para quienes no sepan de lo que estamos hablando, aquí tienen el Straddling Bus:

Sólo se construyó un Straddling Bus y su operación se llevaba a cabo en la ciudad portuaria de Qinhuangdao. Según los habitantes, el autobús dejó de operar a las pocas semanas de entrar en funcionamiento, y actualmente está aparcado en una de la estaciones provisionales que crearon para su funcionamiento.

Lo peor de todo es que no sólo el autobús está fuera de operación, sino también su pista de pruebas de 302 metros, que contempla dos carriles de una de las carreteras más importantes de la ciudad, la cual está bloqueada y ningún vehículo puede pasar por ahí, ocasionando un infernal cuello de botella que hace que el tráfico se intensifique diariamente.

Straddling Bus 2

Esto ha ocasionado que los habitantes estén cuestionando la legitimidad del proyecto, y donde muchos medios locales han salido a mencionar que todo se trató de un truco publicitario. Además de que la compañía buscaba conseguir inversores para resolver problemas financieros, todo dentro de transacciones sin ninguna regulación, lo que ha resultado en lo que parece ser en un gran fraude.

A día de hoy, las oficinas de Transit Elevated Bus (TEB) están abandonadas, y empleados que trabajaron en esas oficinas mencionan que desconocen cuáles son los planes de la compañía o si habrá nuevos proyectos. Con todo esto y la nula comunicación de parte de los involucrados, parece que estamos ante el fracaso más grande de 2016, un proyecto que no duró ni un mes.

Vía | CNN

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos