Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

WeChat simplifica la vida de millones de chinos: cuatro usuarios nos explican por qué

WeChat simplifica la vida de millones de chinos: cuatro usuarios nos explican por qué
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Las aplicaciones de mensajería, chat, contactos y redes sociales están en alza, con una creciente aceptación por parte de usuarios de todas las edades, género, estamento social, dedicación profesional o lugar de residencia.

WhatsApp es el ejemplo por antonomasia en el mundo occidental, junto con Messenger de Facebook o la red social homónima, pero desde hace unos años una aplicación desarrollada en China está captando el interés de Occidente y batiendo récords de aceptación con cientos de millones de usuarios activos. Hablamos de WeChat.

De momento, la mayor parte de sus usuarios está en China, con aproximadamente 900 millones de personas que usan WeChat de forma cotidiana. Podríamos pensar que únicamente para comunicarse, pero el éxito de esta aplicación reside en su polivalencia y su sencillez para adaptarse a cada necesidad. Es una tendencia que está en el ADN de empresas como Lowi, con planes en los que solo se paga por lo que se gastes y se consuma.

En su origen, allá por 2011, la utilidad de WeChat era básicamente la de chatear, pero ha ido añadiendo “habilidades” tan interesantes como la de los pagos a través del móvil, la integración de otraapps dentro de WeChat o la posibilidad de diseñar portales personales a modo de página web para cada usuario o empresa.

El nombre original de WeChat es Weixin, que significa literalmente, según nos comenta Miguel Chiu Chen, profesor de chino en la academia Bunkyo, “micro carta” y viene de wei (micro) y xin (carta).

Los códigos QR, la clave de su agilidad

Mientras que en Europa los códigos QR no han pasado de ser una curiosidad tecnológica más admirada que usada, Tencent, la compañía desarrolladora de WeChat, ha sabido integrar en esta aplicación los códigos QR para agilizar todo tipo de tareas. Desde añadir contactos, incluidos los de empresas que usan WeChat para conectar con sus clientes, hasta formalizar pagos y transacciones económicas.

Wechat

Una de las aplicaciones más populares, que ha contribuido a que WeChat haya pasado de tener unos 235 millones de usuarios en 2013 a más de 1.100 millones de descargas en total es la de los pagos a través de la app. Actualmente, según cuenta Miguel Ángel Bravo, español residente en Beijing, "WeChat se usa incluso a nivel profesional para realizar pagos de trabajos. Es fácil, rápido y seguro."

Estrella, nacida en Cantón y afincada en Holanda, añade que, "desde WeChat se pueden pagar recibos como el de la luz, el agua o la conexión de Internet, así como realizar compras en las tiendas". Se necesita que el banco admita la vinculación de la cuenta con la app, algo que es tan sencillo en algunos casos como escanear la tarjeta de crédito desde WeChat, por ejemplo. Pero la tendencia de WeChat como sistema de pago es fuerte y lo previsible es que su uso sea aceptado de forma generalizada.

Pagops

De nuevo, la forma de pago en las tiendas es mediante un código QR que se genera en la app y se escanea en la tienda o en el dispositivo del receptor. Para las transacciones entre usuarios, existe una opción en la app para realizar transferencias entre usuarios de la plataforma, en cuyo caso solo se necesita aceptarla, siempre y cuando la entidad bancaria admita la recepción del dinero.

WeChat no es la única opción de cara a pagar con el móvil. Alipay también está muy extendida, incluso internacionalmente. Según comenta Estrella, "en Holanda hay ya algunos establecimientos que permiten el uso de Alipay", extendiendo su ámbito de influencia más allá de las fronteras de China.

Lucky money, tradición y tecnología se dan la mano

Miguel Chiu Chen, profesor en la escuela de chino Bunkyo, explica que “en China, la tradición de regalar dinero en un sobre rojo (hongbao, de hong rojo y bao sobre) está muy arraigada en fechas especiales tales como el Año Nuevo, bodas o fiestas especiales”.

Y Tencent, la empresa que está detrás de WeChat, ha sabido conjugar tradición y tecnología añadiendo una opción dentro del apartado de transacciones financieras llamada Lucky Money, que es otra forma de referirse al hongbao. El éxito es tal que el uso de esta opción superó los 8 mil millones de transacciones entre más de 420 millones de usuarios coincidiendo con el Año Nuevo Chino.

En España sería como si en WhatsApp tuviéramos la opción de hacer un regalo de boda directamente desde la app, por ejemplo.

Calidad y fiabilidad

Otro de los ingredientes del éxito de WeChat es el tecnológico. WhatsApp se puede usar en China, pero incluso las personas occidentales que visitan Asia acaban instalando WeChat para realizar tareas tan prácticas como la videoconferencia con los familiares y amigos en España. Miguel Ángel Bravo lo mencionaba en sus comentarios: “Yo utilizo diariamente la videoconferencia gratuita con España y tiene muy buena conexión, mejor que con WhatsApp”.

Videoconferenciia

También lo corrobora Esther Gil Santamaría, turista española que viajó a China en mayo y que utilizó WeChat para hablar con sus amigos y parientes al tener mejor experiencia de uso que con WhatsApp. “WhatsApp se cortaba con frecuencia, la recepción de la imagen no era buena, y con WeChat no tuvimos problemas para comunicarnos con España”, nos cuenta.

En China, en el día a día, WeChat está adquiriendo "responsabilidades" paulatinamente más importantes. Los códigos QR se usan tanto para enlazar con páginas web y promociones online, como para acceder a ofertas de trabajo. Es mucho más fácil escanear un código QR que anotar una dirección web o anotar un teléfono.

Todo en uno

Precisamente, una de las claves del éxito de WeChat es su carácter polivalente. Es un todo en uno. Nadia Lu, taiwanesa afincada en China cerca de Shanghai, pone el énfasis en la dimensión como herramienta de chat, aunque también valora la posibilidad de no llevar dinero en metálico encima gracias al uso generalizado de WeChat como medio de pago.

Otro elemento que destaca Nadia es el de los emoticonos. “Son más lindos que los de Line”, afirma. Line es otra app de mensajería popular en Asia.

Miguel Ángel entra más en detalle: “WeChat se utiliza para casi todo. En China se usa como WhatsApp, como Facebook, como Instagram, como monedero, como transportista, como herramienta de maketing, etcétera. Cada uno en su página cuelga lo que le parece: fotos, noticias, mensajes, estados de ánimo, o artículos de interés.”

Efectivamente, apartados de la app como “Momentos” permiten crear una especie de muro de Facebook o compartir imágenes al más puro estilo de Instagram. Además, se pueden pedir taxis o contratar los servicios de empresas de transporte compartiendo la ubicación a través del sistema de GPS propio de China.

todo en uno

Incluso tiene tienda de aplicaciones propia, con apps que se ejecutan dentro de WeChat, y muchas empresas la usan como medio para darse a conocer e interactuar con sus clientes y usuarios.

La versatilidad de la aplicación es sencillamente apabullante, estando en el punto de mira de Silicon Valley como referencia y ejemplo de adopción tecnológica e integración en los usos y costumbres de cientos de millones de personas. Aunque de momento éstas estén mayoritariamente en China, el siguiente paso es trascender las fronteras e ir calando entre sectores más amplios de la población a nivel mundial. Porque, cuando la tecnología simplifica la vida de las personas, como ocurre con las conexiones simples de Lowi, es difícil resistirse a usarla.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos