Publicidad

Xiaomi MI2S

Publicidad
Publicidad

Noticias de Xiaomi MI2S en Xataka

A Napoleón se le atribuye la frase "Cuando China despierte, el mundo temblará". Seguramente Napoleón nunca pudo imaginarse que todos llevaríamos un teléfono móvil en el bolsillo, pero el mundo de la telefonía China está despertando y con muy buenas maneras. Tanto, que si deciden dar el salto fuera de su país más de uno se va a poner nervioso. Hoy vamos a revisar a fondo el Xiaomi Mi2S, un teléfono de gama alta y del que ya os habló mi compañero Juan Carlos en esta entrada anunciando su presentación. Xiaomi, del que ayer os contamos su historia, ha hecho una importante revisión del Mi2, un teléfono bastante popular en China. Su fama se ha propagado a muchas otras partes del mundo gracias a MIUI, probablemente una de las mejores capas de personalización Android existente a dia de hoy y que está disponible para numerosos terminales de otras marcas a través de su página web. Xiaomi Mi2S, el móvil que vino de China Xiaomi es una empresa curiosa en el mercado de las telecomunicaciones. No invierte prácticamente nada en publicidad pero tampoco en distribución más allá de su tienda o pensando en el exterior. Probablemente sea el referente en equipos de gama alta en cuanto a terminales fabricados en China se refiere y no asociados a las grandes marcas. Es un terminal capaz de vender 200.000 terminales sin despeinarse en menos de 45 segundos a través de su página web el día de su lanzamiento. Así que su secreto hay que buscarlo en el elemento diferenciador. Y tiene unos cuantos puntos para sobresalir por encima de la competencia directa en su segmento. Aunque algunos elementos son claramente mejorables, como la tapa de policarbonato trasera que podría haber sido de otro material, el teléfono transmite buenas sensaciones. En parte se debe a los buenos componentes que integra, diseñados por primeros fabricantes, como por ejemplo la cámara de 13 megapíxeles que cuenta con un sensor Sony Exmor de la serie RS. Especificaciones técnicas y diseño del MI2S Para entrar en calor, repasemos su hoja de especificaciones: * GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 * HSDPA 850 / 1900 / 2100. DC-HSDPA, 42 Mbps; HSDPA, 21 Mbps; HSUPA, 5.76 Mbps * Tarjeta SIM * Tamaño: 126 x 62 x 10.2 mm * Peso: 145 g * Pantalla IPS, 16M colores, 720 x 1280 pixeles, 4.3 pulgadas (342 ppi) * Almacenamiento interno y memoria RAM: 16/32 GB, 2 GB RAM * WLAN Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, dual-band, Wi-Fi Direct, Wi-Fi hotspot * Bluetooth v4.0 con A2DP * Cámara de 8 MP (16 GB) ó 13 MP (32 GB), autofocus, LED flash * Video: 1080p@30fps, 720p@90fps, HDR * Cámara frontal: 2 MP, 1080p@30fps * Android 4.1 (Jelly Bean) * Chipset Qualcomm APQ8064T Snapdragon 600 * CPU Quad-core 1.7 GHz Krait 300 * GPU Adreno 320 * Sensores: Acelerómetro, gyro, proximidad, brújula * Radio FM * GPS: A-GPS y GLONASS * Batería: Li-Ion 2000 mAh Si el Xiaomi MI2S quiere fajarse con los HTC One, Samsung Galaxy S4, Sony Xperia Z en la gama alta, lo hace sobre todo mostrando músculo. Por empezar por algún sitio, el procesador que incorpora es un Qualcomm Snapdragon 600 de cuatro núcleos a 1.7 GHz, que marca el tope del mercado en la actualidad. Gracias a semejante "bestia parda" y a los 2 GB de RAM que incluye, si nos vamos a Antutu nos llevamos una meritoria primera puntuación, por encima del Samsung Galaxy S4, aunque en otras pruebas queda por debajo del terminal coreano como veremos más adelante. El tamaño del terminal es de 126 x 62 x 10.2 mm, un tamaño más que aceptable. Donde sí que vamos a notar algo de diferencia con otros terminales de gama alta es en el peso, ya que el Mi2S se va a los 145 gramos, que tampoco es que sea para doblar el brazo pero que supera a terminales con pantalla más grande como el S4 (130gr). El Mi2S es algo espartano en cuanto a aspecto. Podría decirse que o lo amas o lo odias, porque a una pantalla y bordes negros con muy buen aspecto se le une una carcasa de policarbonato que cubre el resto del terminal, y que hace que el teléfono baje muchos enteros en cuanto a la calidad percibida en una primera impresión comparando con los cuidados acabados y materiales de las grandes marcas. Disponible en cinco colores, me he decantado por el blanco que personalmente creo que le sienta bastante bien independientemente del material. A destacar que la carcasa incluye en su parte derecha los tres únicos botones físicos del terminal, por lo que podremos cambiar la misma por una carcasa de terceros o de la propia Xiaomi y en distintos materiales, modificando así el aspecto del teléfono. De nuevo, si nos olvidamos de su parte trasera en la mano se siente como un terminal sólido y de buena factura y, si nos centramos en la parte que vemos más que no es otra que su pantalla, tiene un aspecto imponente. El teléfono cuenta con una conexión microUSB (MHL y OTG USB) en la parte inferior, justo al lado de la abertura del micrófono. Los botones físicos que encontraremos son los de subir y bajar volúmen y el botón de encendido, situados en el lateral derecho del teléfono. Es cómodo de tener en mano, sobre todo por contar con los botones en el lado derecho Los botones home, menu y volver típicos de los terminales con Android son táctiles y se encuentran bajo el cristal frontal, pero no cuentan con iluminación. Otro detalle, el led de notificaciones se encuentra justo debajo del botón home, y que gracias a MIUI podemos personalizar los colores del mismo para las distintas notificaciones. También bajo el cristal frontal nos encontramos con los sensores y con una cámara frontal de 2 megapíxeles para video conferencias. En la parte trasera nos encontramos con el altavoz justo al lado de la lente de la cámara de 13 megapíxeles y, en el otro lado, veremos un potente led y un micrófono para cancelación de ruido. El logo de la marca y la URL de Xiaomi es lo único que encontraremos escrito en la parte trasera. En la parte superior nos encontramos con la entrada para auriculares. Fin. No busquéis nada más, porque el teléfono no cuenta con ninguna otra cosa reseñable en su exterior. Tampoco encontraréis un botón físico para hacer fotos, aunque tengo que decir en su defensa que las teclas de volúmen son configurables por software, de forma que podamos usarlas como zoom de la cámara o también como disparador. Bajo la carcasa nos encontramos la ranura para la SIM de tamaño normal. También veremos la batería extraible de 2000 mAh. Xiaomi comercializa también una batería de 3120 mAh, pero que al ser más gruesa necesita de una carcasa nueva, que hace que el grosor del teléfono crezca en 2 mm al usarla. Lo peor es el aumento de peso, 173 gramos con la batería de 3120 mAh y su tapa. De acuerdo con el símbolo CE 0168, el terminal cumple con todos los requisitos legales y técnicos para poder ser comercializado en los estados miembros de la Unión Europea. No contar con una ranura microSD hará que muchos vean el terminal con malos ojos. El Mi2S tiene dos versiones, una con 16 GB de almacenamiento interno y cámara de 8 megapíxeles y otra con 32 GB de memoria interna y cámara de 13 megapíxeles. Pantalla La pantalla del Mi2S es uno de sus puntos fuertes. Gracias a que "sólo" tiene 4.3 pulgadas, la resolución de 720p (1280 x 720) hace que la densidad alcance los 342 ppp, una excelente cantidad de píxeles por pulgada que van a lograr que el móvil entre por los ojos, sobre todo para lo que cuesta. Sin entrar en densidades realmente salvajes como la del HTC One, se ve realmente bien. La tecnología es IPS, presentando unos colores de pantalla realmente buenos y varios ajustes para personalizarlos. Los ángulos de visión son realmente altos y contribuyen a la percepción de que tenemos un gama alta entre las manos. Como digo hay otros terminales con resoluciones mayores y con más puntos por pulgada, pero tendremos que aflojar bastante más dinero para hacernos con uno. Si estáis buscando un terminal con una pantalla mayor, tendréis que iros a la competencia, esperar a que se presente el MI3 este año si no queréis pagar mucho dinero, o bien decidiros a perder algo de prestaciones y comprar el también recién presentado MI2A, con una pantalla de 4.5 pulgadas. Rendimiento y autonomía Con un Qualcomm Snapdragon 600 de cuatro núcleos a 1.7 GHz, 2 GB de memoria RAM y GPU Adreno 320, el Mi2S tiene unrendimiento excelente en el banco de pruebas. También es cierto que mueve menos resolución (1280 x 720) que el Samsung Galaxy S4 y el HTC One (1920 x 1080), así que como siempre hay que coger los datos con precaución. En las pruebas de Antutu, FutureMark Peacekeeper y Epic Citadel se lleva también el primer puesto en rendimiento, aunque en otras pruebas queda por debajo de sus competidores, como es el caso de BenchmarkPi y SunSpider. Xiaomi MI2S Samsung Galaxy S4 HTC One Samsung Galaxy S III Antutu 25874 24606 23860 15541 Quadrant 12159 12570 11957 5828 BenchmarkPI (menos es mejor) 154 134 148 374 SunSpider (menos es mejor) 1292,2 908,9 810,8 1190,7 FutureMark Peacekeeper 676 308 595 352 FutureMark 3DMark (Standard/Extreme) 10948 / 6216 10778 / 6544 11543 / 6779 2767 / 2084 Epic Citadel 63,9 (1280x720) 58,8(1920x1080) 61,7(1920x1080) 41,4(1280x720) Independientemente de los resultados obtenidos en los bancos de pruebas, en su uso cotidiano se maneja con absoluta soltura y es una delicia ver como se abren las aplicaciones y la fluidez de todo el sistema. El usuario cuenta con algo menos de 1430 Mb libres de memoria, sobre todo por la personalización MIUI, y de algo menos de 29 GB de memoria de almacenamiento tras instalar la ROM en español en el modelo de 32GB. El terminal tiene GPS/Glonass, Bluetooth 4.0, Wi-Fi n. No cuenta con NFC, aunque quizás no sea una gran pérdida para algunos usuarios. En cuanto a la conexión de datos, el Mi2S tampoco tiene LTE, por lo que muchos usuarios que quieran el mejor rendimiento de internet móvil (al menos cuando esté en funcionamiento en su país) tendrán de nuevo que buscar otras alternativas. La batería incluída es de *2000 mAh*. En la prueba de reproducción de vídeo contínua con MX Player del vídeo de demostración a 720p incluído con el teléfono y con todos los servicios activados hemos obtenido un tiempo de reproducción de 5 horas y 40 minutos. Si necesitamos más autonomía podemos recurrir a la batería de 3120 mAh de Xiaomi. Cámara de fotos y multimedia La cámara de fotos del modelo de 32 GB cuenta con 13 megapíxeles gracias al anteriormente mencionado sensor Sony Exmor de la serie RS y una apertura f2.2. El software es bastante intuitivo y nos deja seleccionar dos niveles, uno con ajustes automáticos y otro con ajustes manuales, que nos dejarán escoger entre diversas ISO (100, 200, 400, 800, 1600, y 3200), balance de blancos (Luz fluorescente, natural, incandescente, nublado, ajuste automático de blancos), exposición (-2, -1, 0, +1, +2). El tamaño de las imágenes capturadas por la cámara a máxima resolución es de 4208x3120 píxeles, pudiendo seleccionar también varios valores de calidad de imagen, añadir la ubicación de la foto al archivo, y también configurar las teclas de volumen del teléfono (volumen, disparador o zoom). Inmediatamente después nos encontramos con los modos de configuración de enfoque, exposición, anti banding (frecuencia eléctrica para evitar artefactos extraños debido a la iluminación), nitidez de la imagen, contraste, saturación, detección facial y disparo por ráfagas. En la imagen anterior podemos ver algunos ajustes de la cámara de fotos y de la grabación de vídeo. La cámara tiene buena calidad y está a la altura con el resto del móvil. El enfoque es algo lento, algo que espero mejore en las próximas revisiones de MIUI. Pese a comportarse bastante dignamente, la cámara del iPhone 5 sigue reinando, como podemos ver en la siguiente comparativa. Podéis ver algunas fotos en la siguiente galería de imágenes. (Haz click en una imagen para ampliarla) En cuanto a la grabación de vídeo, tenemos la posibilidad de grabar a 480, 720 y 1080, con opciones que van desde la grabación a 90 fps o activar el HDR, así como a elegir entre algunos efectos de vídeo. Aquí podemos ver el vídeo en un día bastante nublado y sin HDR. A continuación de estas líneas, el mismo vídeo pero activando HDR y ponendo el balance de blancos en "día nublado". Al acabar de salir el móvil es normal que sigan saliendo actualizaciones que mejoren el mismo. La grabación de vídeo precisa algunas actualizaciones, pero podemos calificarla como correcta y de acuerdo al día tan malo que hacía para probar la cámara. Software Si antes hablábamos de elementos diferenciadores para destacar sobre la competencia, probablemente más allá de las características técnicas se encuentre la capa de personalización MIUI. Tengo que decir que he sido usuario de MIUI durante una temporada en mi anterior Sony Ericsson Xperia ARC S y si tuve que desinstalar dicha ROM fue muy a mi pesar debido al bajo rendimiento del móvil. A partir de ese momento comencé a seguirle la pista a los teléfonos de Xiaomi y probablemente por aquel entonces decidí que mi siguiente terminal fuese uno de la compañía china. Todos los aspectos visuales son configurables gracias a la aplicación Temas, desde la animación del arranque, pantalla de desbloqueo, iconos, fondos, tonos y sonidos, .... Desde la misma aplicación es posible descargar nuevos temas o combinar aspectos de los mismos entre sí. Y hay muchísimos donde elegir, tanto de pago como gratuitos. Pero la personalización va mucho más allá de los elementos del Launcher. MIUI permite también configurar aspectos tales como "listas negras" de usuarios que no queremos que nos llamen y nos molesten, uso del led como linterna desde la pantalla de bloqueo del terminal, indicación de cuántas veces ha sonado el teléfono en las llamadas perdidas o miles de pequeños detalles que sumados conforman la experiencia de usuario. Y una de las mejores experiencias de usuario en Android (para mí la mejor). MIUI incluye además la posibilidad de definir un escritorio virtual sobre el cual lanzar las aplicaciones, como podemos ver en el siguiente vídeo. El teléfono sale de fábrica con la opción de poner el terminal en chino o en inglés. Pero aquí llega la legión de entusiastas de MIUI repartidos por el mundo, que han contribuido a la traducción de la interfaz. Gracias a MIUI.ES podemos disfrutar del Mi2S en castellano (y del resto de distribuciones MIUI para otros terminales) bajándose la ROM en castellano desde miui.es y aplicándola al teléfono, como veremos más adelante. El teléfono tiene revisiones oficiales de software por parte de Xiaomi todos los viernes, incluyendo nuevas funciones y solucionando posibles fallos. Si dejamos el terminal con la ROM original, podremos recibir actualizaciones "Over The Air" cada semana, sin necesidad de enchufar el mismo al ordenador. Si por el contrario optamos por ponerlo en castellano, podremos actualizar el mismo cuando las actualizaciones estén corregidas en la página de miui.es con tan sólo copiar el archivo en el terminal y entrar en el modo de recuperación del mismo (pulsando el botón de subir el volúmen y el de encendido durante tres segundos en el arranque) y cargar la nueva revisión y reiniciar el terminal. Xiaomi MI2S, la opinión de Xataka El buque insignia de Xiaomi es el Mi2S. Hasta que presente el MI3, tenemos un terminal alto de gama pero con un precio muy comedido si lo comparamos con el resto de teléfonos. Tiene una pantalla de 4.3 pulgadas IPS de gran calidad y un rendimiento que no defrauda, por lo que es un móvil a considerar. La cámara de fotos es, sin ser excelente, una muy buena compañera. La personalización con MIUI hace que sea un terminal muy agradable de utilizar. No obstante tenemos que renunciar a algunas cosas que, dependiendo de cada uno, puede que sean fundamentales a la hora de decidirse a comprar este terminal. No tenemos NFC, tampoco tenemos LTE, y los materiales no son tan vistosos como en otros terminales, sobre todo por su tapa trasera de policarbonato. La batería, de 2000 mAh se queda algo justa, pero también podemos comprar una de 3120 mAh oficial de Xiaomi con su correspondiente tapa trasera. Eso sí, el MI2S de 16 GB y cámara de 8 megapíxeles (F2.2) tiene un precio de unos 379 dólares (290 euros) y el de 32 GB de memoria interna y cámara de 13 megapíxeles (F2.4) cuesta alrededor de 447 dólares (342 euros) en los distribuidores que envían los terminales fuera de China. Y eso es probablemente lo peor del teléfono. Debemos recurrir a páginas web que vendan el teléfono fuera de China para adquirir uno. En caso de problemas con el terminal tendremos que mandarlo de vuelta a China para conseguir su sustitución o reparación. Esto es lo que echará para atrás a muchos de los posibles compradores. Si no es así, enhorabuena. Puedes contar con un teléfono de lo mejorcito del mercado en cuanto a prestaciones se refiere por un precio que no tiene nada que ver con los otros contendientes. La nota del Xiaomi Mi2S en Xataka

7.9

Diseño7.5 Pantalla 8 Rendimiento9.5 Cámara7.5 Software7.5 Autonomía7.5 A favor Excelente rendimiento Gran relación calidad-precio Personalización MIUI En contra Compra a través de internet, sin soporte técnico en España Autonomía justa Materiales usados en la carcasa trasera Más información | Xiaomi En Xataka | Xiaomi presenta el Mi-2S, su nuevo buque insignia, y un smartphone de entrada

Publicidad
Inicio