Compartir
Publicidad
Por qué el Congreso de los Diputados ha gastado 372.032 euros en iPads, según el propio Congreso
Tablets

Por qué el Congreso de los Diputados ha gastado 372.032 euros en iPads, según el propio Congreso

Publicidad
Publicidad

El día 25 de enero de 2016, diversos medios de comunicación informaron de la adjudicación de un contrato, por parte del Congreso, para la compra de 490 iPads por valor de 372.032 euros.

En algunos medios se podía leer que la Cámara justificaba la compra de tabletas Apple (solo valían éstas) porque se habían desarrollado diversas aplicaciones para dispositivos con sistemas iOS. He preguntado al Congreso qué aplicaciones son ésas y para qué se utilizan, y esta es la respuesta.

El 25 de enero de 2016, pudimos leer en varios medios de comunicación (aquí, y aquí por ejemplo), que el Congreso de los Diputados había aprobado un gasto total de 827.602 euros, una parte para renovar ordenadores, 699 en total, y otra parte, en concreto 372.032 euros, destinados a comprar 490 iPads para sus señorías.

Los pliegos eran claros respecto a las prescripciones técnicas que debían cumplir las tabletas, en concreto son las siguientes:

Se deberán suministrar 490 tabletas con los siguientes requisitos mínimos y accesorios para cada una.

  • Pantalla retina o superior, con un mínimo de 9,7 pulgadas y con resolución de 2.048 por 1.536 píxeles, con 264 puntos por pulgada.
  • Procesador con arquitectura de 64 bits y coprocesador de movimiento.
  • Sistema operativo IOS 8.4 o superior.
  • Capacidad interna de almacenamiento de 64 GB.
  • Cámara de 8 Mpx.
  • Grabación de video 1080p.
  • Sensor de identidad por huella dactilar.
  • Conectividad de redes: GSM/EDGE/UMTS/HSDPA/LTE.
  • Conectividad inalámbrica: Bluetooth 4.0, Wi-Fi 802.11a/b/g/n/ac, doble banda (2,4 y 5 GHz)
  • GPS asistido y GLONASS.
  • Aplicación para llamadas de voz y videollamadas a dispositivos compatibles, a través de WIFI o conexión de datos.
  • Adaptador/Cargador de corriente con cable de conexión al dispositivo y a puerto USB.
  • Funda de protección con teclado QWERTY en castellano incorporado. El teclado puede ser fijo o con posibilidad de separarlo de la funda.

Siendo estas las prescripciones técnicas que tiene que tener la tablet, es evidente que solo un iPad puede encajar.

Los medios de comunicación informaban que desde el Congreso se había indicado que la tablet debía ser iPad porque ya se habían desarrollado algunas aplicaciones para este sistema y que por tanto, por temas de compatibilidad, era necesario utilizar iPads.

En este escenario, y en virtud de nuestro derecho de acceso a la información pública recogido en la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, solicité al Congreso de los Diputados, el 2 de febrero de 2016, la siguiente información:

  1. El detalle de esas aplicaciones que ha desarrollado el Congreso y que solo funcionan en iOS, indicando el nombre de la aplicación, su funcionalidad y en qué fecha se han creado.

  2. Informe (en caso de existir) que motive que las aplicaciones se programaran para ser usadas exclusivamente en sistema operativo iOS; esto es, en algún momento se tuvo que decidir si realizar esas aplicaciones solo para iOS o también para otros sistemas operativos, se solicita por tanto acceso al documento técnico que valore que era mejor hacerlo solo para iOS.

  3. Que se informe si por parte de los servicios de informática (o cualquier otro departamento) existe algún protocolo para asegurar las tablets de cara a impedir la instalación o ejecución de aplicaciones que no sean las estrictamente necesarias para la labor de los parlamentarios.

El día 2 de marzo de 2016 recibo la respuesta a mis preguntas, que paso a transcribir literalmente:

Las aplicaciones desarrolladas en IOS son para uso de los diputados en el ejercicio de su labor parlamentaria. En la X legislatura los dispositivos móviles corporativos de los diputados tenían ese sistema operativo, por lo que, con el fin de aprovechar al máximo las funcionalidades que permiten dichos dispositivos, se desarrollaron App’s nativas para la gestión de la agenda parlamentaria, el voto telemático y el control del tiempo de palabra en las intervenciones, siguiendo las directrices marcadas por los órganos competentes de la Cámara.

Las aplicaciones desarrolladas por el Congreso y que solo funcionan en IOS son:

Voto telemático

Permite la votación no presencial, en sesión plenaria, en los supuestos de embarazo, maternidad/paternidad y enfermedad grave, considerando la exigencia de la debida autorización de la Mesa de la Cámara y siendo aplicable a votaciones no susceptibles de fragmentación o modificación.

Se utiliza la firma digital mediante los correspondientes certificados electrónicos (FNMT y e-DNI), quedando almacenados los documentos firmados en el sistema informático. La firma electrónica se realiza por parte del parlamentario y también de forma institucional por parte del Congreso, garantizando este procedimiento la integridad del contenido votado y el sentido del voto emitido, así como el “no repudio”.

Durante la pasada legislatura se produjeron 832 votaciones de forma telemática por parte de 25 diputadas y 12 diputados.

Se terminó su desarrollo inicial en mayo de 2012 y la primera votación fue el 12 de junio de 2012.

Agenda del diputado

Agenda personalizada que recoge los actos institucionales a los que el diputado está convocado con expresión de asunto, orden del día, etc., así como de la emisión en vídeo del desarrollo de los propios actos, que se pueden seguir desde el dispositivo correspondiente.

La agenda se actualiza al instante, al obtener la información online de las bases de datos del sistema informático. También se contemplan otros actos o anotaciones que el diputado considere de su interés y que, en este caso, él mismo gestiona.

Se terminó su desarrollo inicial en noviembre de 2014.

Control del tiempo de palabra en las intervenciones

Establece un sistema de respaldo para controlar el tiempo de palabra en las intervenciones de los oradores como soporte del sistema centralizado. Permite la continuidad de la sesión ante incidencias o situaciones no previstas.

Se terminó su desarrollo inicial en septiembre de 2013.

Acceso al sistema informático en movilidad

Implantación de un sistema de comunicaciones para acceder de forma segura a información propia del diputado guardada en el sistema central de almacenamiento, desde cualquier sitio y en cualquier momento, además de otras aplicaciones de gestión interna de la Cámara.

Está en funcionamiento desde el principio de la anterior legislatura.

⇒ En cuanto a la razón de que las aplicaciones solo se programaran para ser usadas en sistema operativo IOS, las aplicaciones se desarrollan considerando el uso al que van destinadas. Las aplicaciones del caso responden a necesidades concretas, exclusivas para el conjunto de los diputados que ya disponen de un tipo de dispositivo del que se muestran satisfechos.

Otra cosa sería el caso de las aplicaciones de carácter generalista que pudieran ser usadas de la forma más amplia posible, incluyendo un variado espectro de dispositivos y sistemas operativos, en cuyo caso hay que considerar, incluso utilizando la tecnología más avanzada, el coste que supone multiplicar el esfuerzo que permita la utilización de otros sistemas operativos empezando por elegir cuántos, cuáles, en qué versiones, etc.

En este sentido, los servicios informáticos del Congreso tienen en cuenta las tecnologías que facilitan la respuesta a las necesidades planteadas en la Cámara, en el marco de las prioridades marcadas por los órganos competentes.

⇒ Respecto a la existencia de algún protocolo para impedir la instalación de aplicaciones no estrictamente necesarias, con independencia de lo regulado en las normas de utilización del sistema informático de la Cámara, en el caso concreto de las tabletas no existe protocolo alguno por parte de los servicios informáticos para impedir que los diputados instalen y ejecuten las aplicaciones que consideren oportunas, siempre bajo la responsabilidad del usuario y con el pago de las mismas, si procede, a su cargo.

No entraré a valorar la naturaleza de las aplicaciones que han desarrollado para sus señorías pues no las he visto e ignoro si las utilizan o no, aunque sinceramente, no me parece que justifiquen el uso de iOS sin más, ya que esas mismas aplicaciones se podrían haber desarrollado para otros sistemas cuyos terminales sean algo más económicos.

Por otro lado, ese punto en el que afirman que: “Las aplicaciones del caso responden a necesidades concretas, exclusivas para el conjunto de los diputados que ya disponen de un tipo de dispositivo del que se muestran satisfechos”, me parece insuficiente como motivo para decidir desarrollar para un tipo de sistema… eso sin entrar en que parece que dicen que “como los diputados ya están acostumbrados a utilizar iPhones y iPads que es lo que vienen usando de toda la vida, no se les va a cambiar ahora”.

Me preocupa sin embargo el último párrafo: resulta que teniendo los diputados un dispositivo desde el que, por ejemplo, poder votar desde casa o acceder a documentación confidencial ubicada en los sistemas centrales de almacenamiento del Congreso, se permita (tanto a nivel de software como de reglamento interno de la Cámara) la instalación de cualquier aplicación “bajo responsabilidad del usuario” dicen.

Dada la naturaleza sensible de la información que puede manejar un diputado en sus terminales móviles oficiales, sería razonable establecer un entorno cerrado donde solo se permita utilizar las herramientas propias de su trabajo y sea imposible instalar cualquier otra aplicación… pero no parece que eso sea una prioridad.

¿Quieres preguntarle algo al Congreso de los Diputados? Puedes hacerlo desde este formulario

Nota: esto no es ninguna crítica contra Apple ni sus dispositivos, simplemente a mí, como ciudadano, me pareció excesivo que con dinero público El Congreso se gastase 760 euros por diputado y tablet, habiendo en el mercado otras opciones más económicas y que pueden desempeñar la misma función en este caso concreto.

Foto | Cordon Press

Este post es una republicación íntegra del artículo: Explicaciones de por qué el Congreso de Diputados ha gastado 372.032 euros en iPads, que fue publicado originalmente por Samuel Parra, experto en privacidad y protección de datos, en su blog personal
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio