Publicidad

Apple empuja al iPad como sustituto del portátil si no eres muy exigente
Tablets

Apple empuja al iPad como sustituto del portátil si no eres muy exigente

Publicidad

Publicidad

Era una de las características que más habían dado que hablar en los últimos tiempos en el ámbito de los iPad de Apple. Los tablets de la firma de Cupertino han demostrado que tienen potencia sobrada para ir mucho más allá del mero consumo de contenidos, pero el sistema operativo no daba a los usuarios toda los recursos necesarios para exprimir aún más estos dispositivos en el ámbito de la productividad.

Ayer, no obstante, se produjo un cambio notable en este escenario. La aparición de iOS 9 y del modo de pantalla dividida hará que los tablets de Apple -por el momento solo el iPad Air 2 podrá acceder a tal opción- dispongan de esa interesante opción. Tener dos ventanas en pantalla acerca más al iPad a ese concepto de productividad que buscan los tablets e incluso portátiles convertibles basados en Windows, y parece que el futuro de estos dispositivos pasa por esa faceta.

¿El iPad Pro en el horizonte?

No importa demasiado si Apple ha copiado la característica que ya estaba disponible en tablets basados en Windows 8/8.1 desde hace tiempo. Al fin y al cabo todos copian de todos, y lo que extraña es que Apple haya tardado todo este tiempo en ofrecer dicha capacidad. La vista de pantalla dividida se combina además con dos características adicionales interesantes.

Pip2

La primera es la opción Slide Over, que nos permite abrir una segunda aplicación sin abandonar la que estamos-. La segunda es la característica Picture in Picture, que nos da la opción de ver vídeos e incluso videollamadas de Facetime en un rincón de la pantalla mientras hacemos otra cosa en el tablet. Como decían nuestros compañeros de Applesfera, estos modos ofrecen por primera vez un acercamiento a la gestión de multitarea de los sistemas operativos de escritorio, y ponen en primer lugar la productividad y en segundo la eficiencia y autonomía del dispositivo, que lógicamente puede verse comprometida al hacer uso de estos modos.

Todas estas opciones apuntan a la más que lógica llegada de esa nueva iteración del iPad que se tome aún más en serio esa faceta productiva. Los MacBook suponían una opción interesante como evolución del concepto de portátil de Apple, pero nuestro análisis deja claro que hoy por hoy no se trata de un producto redondo.

A la espera de la siguiente generación de esos dispositivos, puede que si alguien busque portabilidad, potencia y productividad tenga en ese hipotético iPad Pro a un aliado interesante. Cuidado, porque ese modo de pantalla dividida y las otras dos opciones de iOS 9 también tienen sus peligros: darán pie a tener más elementos que nos distraen en el escritorio.

Los rumores sobre el lanzamiento de este modelo llevan produciéndose meses, y precisamente uno de los requisitos claros era el de contar con esos modos de productividad apoyados por el sistema operativo. Ahora que iOS 9 proporciona esas herramientas, puede que la versión final de esta plataforma que llegará en otoño llegue acompañada de esta solución. ¿Y la competencia?

Los convertibles tienen sentido en este escenario

Apple no suele tener necesidad de responder al mercado y a las propuestas que lanzan sus rivales, pero el modo de pantalla dividida -como algunas de las novedades que presentó en otras plataformas en el WWDC 2015- parece sentar las bases para entrar en ese terreno muy popular entre los fabricantes de PCs y portátiles basados en Windows: los convertibles.

Surfacepro3

Tanto si hablamos de tablets convertibles como los Surface (Pro) 3 o de equipos portátiles que pueden adoptar ese formato tablet, lo cierto es que combinar ambas facetas permite acceder a lo mejor de ambos mundos. Hay que destacar que por ahora ninguna de las propuestas ha logrado cuajar de forma sobresaliente: lo que ganamos por un lado solemos perderlo por el otro, y es difícil encontrar el equilibrio en unas soluciones que quieren abarcar casos de uso tan distintos.

Aquí no obstante Microsoft podría tener una baza con Continuum en Windows 10: con esta tecnología el tablet se puede convertir en un equipo de escritorio mucho más versátil en todo momento si lo conectamos a un monitor, teclado y ratón, y esa idea podría favorecer este tipo de propuestas en el futuro. Aquí también hay que tener en cuenta que los iPad están basados en iOS -una plataforma móvil- mientras que estos equipos compiten con un sistema operativo de escritorio tradicional -aunque eso sí, muy evolucionado ya en Windows 10-.

Si el catálogo software de W10 logra comportarse como prometen los responsables de Redmond, tendremos ante nosotros una singular batalla entre aquellos que buscan esa productividad móvil y apuestan por iOS, o aquellos que buscan una alternativa basada en una plataforma mucho más popular en estos escenarios y no tienen problemas en sacrificar aspectos como el peso o la batería, que suele ser superior en los iPad.

En Xataka | Nueve características en las que Windows 10 va delante de OS X

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir