Compartir
Publicidad
Publicidad

Samsung integra el servicio de streaming LoveFilm en Reino Unido. En España, la familia bien, gracias

Samsung integra el servicio de streaming LoveFilm en Reino Unido. En España, la familia bien, gracias
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samsung acaba de integrar el servicio de streaming y alquiler de cine Lovefilm en los Blu-Ray y televisores conectados que vende en el Reino Unido. Lovefilm, para los que no lo conozcan, es una de las pocas alternativas europeas a Netflix. Se trata de un servicio que combina visualización en streaming con alquiler tradicional de películas y videojuegos por vía postal.

Lovefilm dispone de varias cuotas de suscripción distintas en función de la cantidad de contenidos que vayamos a consumir. Por ejemplo, por una tarifa plana mensual de 9.99 libras esterlinas (apenas 12 euros) podemos ver online un catálogo de más de 5.000 películas entre clásicos de calidad y estrenos de los últimos años.

La visualización online puede hacerse desde el propio ordenador, o desde dispositivos de vídeo compatibles entre los que ahora se cuentan los del catálogo de Samsung. El alquiler de películas en DVD y Blu-Ray o videojuegos funciona por correo. Solicitamos lo que queremos ver o jugar, lo recibimos por mensajero y podemos tenerlo con nosotros el tiempo que queramos. Cuando nos cansemos del disco, lo devolvemos al buzón en su propio envoltorio y ya podemos pedir otro. Las tarifas planas más caras nos permiten pedir dos o tres discos a la vez.

No deja de resultar escamante que en el Reino Unido puedan ver todas las películas que quieran por apenas 12 euros, y aquí Samsung sólo haya lanzado Samsung Movies, un servicio que no incluye tarifa plana y cuyos precios oscilan entre los 1 y 4 euros cada película.

Samsung Movies

Por supuesto, la culpa de este agravio comparativo no es de la coreana. Netflix y otras empresas también están considerando entrar en nuestro país, pero los trámites de derechos de autor son tan caros y escabrosos que desaniman a cualquiera. Por supuesto, si preguntamos a cualquier responsable del bloque copyright, la culpa es de la piratería y de la falta de leyes, a ser posible, restrictivas y parciales. Mientras unos y otros siguen tirándose los trastos a la cabeza, la respuesta a si hay una oferta legal de contenidos digna en España sigue siendo ‘la familia bien, gracias’ Así nos va.

Vía| Engadget

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos