Netflix recupera con 'The Witcher' una de las modas navideñas más extravagantes: vídeos de chimeneas para crear ambiente

Netflix recupera con 'The Witcher' una de las modas navideñas más extravagantes: vídeos de chimeneas para crear ambiente
8 comentarios

Cada año, Netflix alumbra (perdón) un nuevo vídeo de chimeneas. Es una costumbre que sin duda debe arrojar interesantes cifras de visionado, porque vuelven sin faltar a la cita. Actualmente, la plataforma cuenta con tres chimeneas tradicionales, todas ellas vídeos de una hora en la que se escucha música levemente navideña y se puede ver una chimenea (en uno de los vídeos, incluso, en Ultra HD 4K) donde unos troncos se van consumiendo. Pero este año hay novedades.

Esta temporada una chimenea renovada se suma a la moda, y lo que tenemos es un descomunal brasero de hierro en el vídeo 'The Witcher - Chimenea'. La banda sonora que podemos oír junto al crujido de los troncos también tiene aires navideños, pero en una clave ya más abiertamente propia de la fantasía de la serie protagonizada por Geralt de Rivia. Es decir, Netflix ha reutilizado la tradicional idea navideña para convertirla en un vídeo con la misma función que las chimeneas tradicionales pero cargado de fan-service.

No es el único vídeo de tipo no narrativo o documental y con motivos relajantes que tiene la plataforma. También en Netflix podemos encontrar las tres temporadas de 'Moving Art', vídeos que reproducen vistas paradisiacas de todos los rincones del mundo. Pero no es un fenómeno propio de la era del streaming: como tantas otras modas, su nacimiento viene de antes, de mucho antes. Concretamente, de los años sesenta y la televisión local.

Chimeneas en la tele

'Yule Log' es un programa de televisión original de la cadena neoyorquina WPIX, que emitía imágenes -durante un periodo de tiempo de entre dos y cuatro horas sin cortes publicitarios- de una chimenea con fondo musical navideño, en la víspera de Navidad y la mañana del mismo día. Originariamente se emitió entre 1966 y 1989, y vivió una segunda etapa a partir de 2001. La idea original del programa la tuvo Fred M. Thrower, presidente del canal, después de ver un anuncio animado de Coca-Cola en el que se veía a Santa Claus junto a una chimenea.

Thrower pensó que el programa tendría una doble utilidad: proporcionar un respiro navideño a sus empleados, que no tendrían que estar atentos a la emisión en unas horas muy valiosas para estar con su familia, y brindar la oportunidad de disfrutar de una chimenea a los neoyorquinos que vivieran en apartamentos de mala muerte. El primer tronco fue filmado en la mansión Gracie, residencia del entonces alcalde de Nueva York, John Lindsay.

El impacto de 'Yule Log' es difícil de cuantificar: desde los años sesenta, incontables televisiones han emitido imágenes de chimeneas navideñas, pero no solo han llegado a ese formato. Tal y como cuenta el libro 'El almanaque del vídeo' de Xavi Sánchez Pons, en 1981 se populariza el VHS 'Video Fireplace', una hora de chimenea doméstica publicitada con la frase "¡No hay que transportar troncos! ¡No hay que limpiar las cenizas!". El éxito lleva a los creadores a lanzar un vídeo similar con imágenes de un acuario.

Y del VHS (y sus equivalentes en DVD, donde se han visto maravillas como 'Ambient Fire DVD', con nueve chimeneas a escoger) a Youtube, donde vídeos como 'Fireplace 10 hours full HD' son la estrella de canales con 63.200 suscriptores, y sumando casi ochenta millones de visualizaciones. Una tendencia que está lejos de desaparecer porque, al fin y al cabo, quién puede negarse al calor de la lumbre, aunque sea digital. A ver quién se anima a lanzar un 'Brasero en mesa camilla 10 Horas 4K'.

Temas
Inicio