Radiografía del arsenal nuclear de Rusia: 1.600 armas estratégicas listas para usarse en cualquier momento

Radiografía del arsenal nuclear de Rusia: 1.600 armas estratégicas listas para usarse en cualquier momento
213 comentarios

El pasado domingo el presidente de Rusia, Vladimir Putin, puso en alerta máxima a su fuerza nuclear y conmocionó al mundo. Los tiempos de la Guerra Fría, que parecían sepultados para siempre bajo los escombros del Muro de Berlín, estaban de vuelta. Los expertos coinciden en que sólo se trata de una demostración de fuerza, probablemente para disuadir a terceros países de que ayuden a Ucrania, pero lo cierto es que el hecho de que el Estado con mayor número de ojivas del mundo amenace con usarlas espanta a cualquiera.

El arsenal de Rusia. En la actualidad Rusia cuenta aproximadamente con unas 6.200 cabezas nucleares, también conocidas como ojivas. De todas ellas, unas 1.600 están desplegadas y listas para usarse, otras 3.000 están almacenadas y alrededor de 1.700 han sido retiradas y están en proceso de ser desmanteladas, según estimaciones del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo.

Estados Unidos, el segundo país con más armas nucleares del mundo, tiene unas 5.800 ojivas y unas 1.800 esperando para ser desmanteladas, aunque su capacidad de ataque es mayor que la rusa, ya que cuenta con unas 1.800 cabezas nucleares desplegadas y listas para usarse. La tercera de la lista, China, está muy por detrás con 350 ojivas, seguida de Francia (290), Reino Unido (215), Pakistán (160), la India (150), Israel (90) y Corea del Norte (entre 30 y 40).

Tipos de armas nucleares. El arsenal de cualquiera de los países que poseen ojivas nucleares se divide en armas estratégicas y no estratégicas. Las primeras están pensadas para para atacar objetivos con los que se dañe la capacidad bélica del enemigo, generalmente estáticos, como ciudades o fábricas, y son las que están desplegadas y listas para usarse con carácter ofensivo. Las segundas, en cambio, se conciben como un apoyo a las armas convencionales en el campo de batalla, por lo que están más ideadas para dañar fuerzas militares en movimiento, tienen menor potencia y también se pueden usar para defender el territorio y las fuerzas propias.

Así, Rusia posee en la actualidad unas 2.600 ojivas estratégicas para grandes objetivos como ciudades, de las cuales unas 1.600 están desplegadas y listas para usarse, y alrededor de 1.900 no estratégicas, que se encuentran en bases aéreas, navales o de defensa costera y antimisiles.

Las armas nucleares estratégicas de Rusia. Aproximadamente la mitad de las ojivas nucleares estratégicas desplegadas actualmente por Rusia, unas 800, se encuentran alojadas en misiles balísticos de largo alcance, algunos de los cuales pueden llegar a Estados Unidos en unos 15 minutos y tienen alcance planetario, según aseguran las propias autoridades rusas. Además, el ejército de Putin tiene un tipo de misil que puede transportar hasta 10 ojivas nucleares a la vez para atacar varios objetivos al mismo tiempo, o golpear con mayor fuerza a uno solo.

Asimismo, dispone de una flota de 68 bombarderos de largo alcance con una capacidad para transportar, aproximadamente, 580 ojivas, y 11 submarinos de misiles balísticos con capacidad para desplegar unas 600 cabezas nucleares.

Las armas nucleares no estratégicas de Rusia. En cuanto a las armas no estratégicas, la marina rusa es el cuerpo del ejército de Putin con mayor capacidad de despliegue de ojivas nucleares, alrededor de 920, integradas en misiles de crucero, de ataque terrestre, antibuque, cohetes submarinos, bombas de profundidad y torpedos.

La aviación, por su parte, posee unas 500 cabezas nucleares para bombardeos de alcance medio; las bases de defensa costera, aérea y antimisiles unas 380; y el ejército de tierra unas 90, integradas en misiles balísticos de corto alcance y misiles de crucero lanzados desde tierra.

Arsenal en continua renovación. Tanto Estados Unidos como Rusia están constantemente renovando su arsenal nuclear, aunque en los últimos años los de Vladimir Putin se han mostrado mucho más activos en este sentido, al menos de forma pública. A pesar de que la Federación Rusa posee unas 1.700 ojivas obsoletas y en proceso de desmantelación, la tecnología de otra parte importante de su arsenal nuclear es puntera y, como hemos comentado con anterioridad, puede colocar una bomba de destrucción masiva en cualquier punto del mundo en muy poco tiempo. En Estados Unidos en apenas 15 minutos con un misil balístico que alcanza 27 veces la velocidad del sonido.

Los norteamericanos, por su parte, están en una situación similar, con una parte importante de su arsenal nuclear en proceso de desmantelamiento y en renovación constante.

Una nueva Guerra Fría. Así, la realidad es que ambas potencias cuentan en estos momentos con unas 4.500 ojivas nucleares cada una, aproximadamente, y una tecnología para lanzarla al enemigo de alta capacidad, alcance y precisión, suficiente para garantizar la destrucción mutua en el caso de que uno decidiese atacar al otro. Tal y como sucedía en la Guerra Fría.

Datos aproximados. En la actualidad es difícil saber el número exacto de armas nucleares que tienen los diversos estados que cuentan con ojivas en sus arsenales nacionales. Por eso, todos los datos que existen al respecto son aproximado. Una de las fuentes más autorizadas en esta materia es el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, que todos los años analiza la información pública disponible al respecto (fotografías aéreas, informes de inteligencia, declaraciones oficiales, información de la industria y entrevistas con oficiales militares) para hacer estimaciones al respecto.

Así, la falta de transparencia de los distintos estados acerca de las armas más poderosas de sus respectivos arsenales hace imposible que se sepa el número exacto de ojivas nucleares que poseen cada uno de ellos.

Temas
Inicio