Compartir
Publicidad

IBM pasa por el aro regulatorio y permitirá al Gobierno de China revisar su código fuente

IBM pasa por el aro regulatorio y permitirá al Gobierno de China revisar su código fuente
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de años IBM comenzó a ofrecer su tecnología a otra compañías. La apertura de este gigante no era un movimiento casual: la competencia estaba apretando y muchas empresas en China estaban lanzando sus propios chips para venderlos en el mercado. Para este mítico gigante de la informática había además un problema añadido: el Gobierno chino estaba dando muchas facilidades a los fabricantes locales mientras que apretaba a las extranjeras que intentaban entrar al país.

IBM lleva todo el año, y parte de 2014, peleando por entrar en China. No están en un buen momento y sus ventas están bajando en el mundo profesional en favor de la tecnología x86 de Intel y AMD (la de IBM fue adquirida por Lenovo). Su estrategia para seguir adelante pasa por pelear por la nube y que su tecnología esté presente ahí además de conseguir posicionarse en China. De momento, ya han logrado la llave necesaria para abrir la puerta.

Luchando contra las trabas administrativas

IBM y el Gobierno de China han llegado a un acuerdo para entrar en el país. Una noticia que tiene doble valor ya que es la primera empresa tecnológica que ha conseguido la entrada recientemente en la región donde recientemente cambiaron la normativa y requisitos para que las empresas extranjeras pudieran vender sus productos y servicios.

La compañía estadounidense ha permitido que representantes de Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información puedan examinar el código fuente de sus equipos en un espacio controlado donde además no se podían sacar los dispositivos de la sala. De momento no se ha especificado cuáles han tenido que pasar esta peculiar prueba.

Según medios locales, IBM necesitaba el apoyo del gobierno para seguir creciendo en China. El problema es que de momento estas declaraciones no han podido ser confirmadas y la compañía no ha hecho un comunicado oficial para el resto del mundo. Es muy probable que haya habido acuerdo pero no se han dado a conocer las condiciones y detalles al completo, al menos no en el momento en el que se ha publicado este artículo.

El conflicto por compartir el código fuente tiene un par de puntos de vista enfrentados. Por un lado tenemos el temor de las empresas occidentales a que el gobierno utilice ese código para darle una ventaja competitiva a empresas locales (filtraciones, espionaje industrial...) y el problema que supone ya que en la mayoría de los países esta circunstancia no se repite.

Para China, dicen, es una cuestión de seguridad. Desde 2010 han insistido mucho en la importancia de ésta así como de la privacidad, algo que se intensificó con la publicación de los documentos de Edward Snowden en relación con Estados Unidos. En Asia temen que un software no revisado por ellos venga con agujeros de seguridad que permita a otros acceder a datos sensibles.

A falta de un comunicado oficial, de momento la única fuente es WSJ y medios chinos con información no contrastada del todo, es muy posible que IBM se convierta en la primera empresa tecnológica en entrar recientemente a China. Probablemente no sea la única que la acompañe ya que Google estaba interesada en volver a acercar posturas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio