Compartir
Publicidad

En esta mina nadie conduce los camiones, ellos se mueven solos

En esta mina nadie conduce los camiones, ellos se mueven solos
40 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa minera Río Tinto ha sido la primera en prescindir de conductores humanos en los 69 camiones encargados de transportar el mineral de hierro extraído en sus minas de la región de Pilbara, en el oeste de Australia, dos de ellas consideradas las más grandes del mundo en su categoría.

Los camiones sin conductor se gestionan remotamente desde un centro de control ubicado en Perth, a 1.200 Km de distancia y son capaces de operar 24 horas al día, 365 días al año, eliminando riesgos laborales derivados de un trabajo sujeto a condiciones ambientales muy exigentes para los conductores, y de paso ahorrando costes laborales.

Un complejo sistema de control

Esta iniciativa está enmarcada dentro del programa "Mina del Futuro" de Río Tinto. Se trata de un ambicioso proyecto en el que los camiones no serán los únicos que conducirán solos. También se pondrán en funcionamiento trenes sin conductor a mediados de 2016 una vez que la entidad correspondiente, la Office of Rail Safety, los homologue oficialmente. También contempla la introducción de perforadoras robotizadas y todo ello controlado desde el centro de operaciones de Perth.

Riotinto Camion Autonomop Los camiones sin conductor de las minas de hierro de Rio Tinto en Pilbara, Australia, pueden operar 24/7 los 365 días del año bajo la supervisión del centro de control ubicado en Perth, a 1.200 Km de distancia.

La implementación de este sistema pasa por digitalizar la cartografía de la totalidad de las instalaciones mineras, introduciendo los datos en el sistema de control encargado de calcular las rutas y cadencias de los camiones durante sus operaciones de carga, transporte y descarga. De este modo, entre otros beneficios, se puede optimizar el uso de combustible así como tener un mayor control sobre la producción en las minas.

La eliminación de puestos laborales es una consecuencia polémica, especialmente cuando se debe al uso de tecnología. En este sentido, Josh Bennet, Gerente de Operaciones en la mina de Yandicoogina, apunta que estas decisiones también crean puestos de trabajo: "Tenemos un equipo entero en Perth dedicado a la optimización del sistema en áreas como el mantenimiento o la productividad... Son empleos que no existían hace cinco años"

Vía | The Telegraph

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio