Compartir
Publicidad
Publicidad

Con un motor y la ayuda justa: Toyota presenta un exoesqueleto para volver a andar tras una parálisis parcial

Con un motor y la ayuda justa: Toyota presenta un exoesqueleto para volver a andar tras una parálisis parcial
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más allá de robots con los que interactuar o que nos ganen al ajedrez, una de las aplicaciones que estamos viendo desde hace tiempo a medida que la robótica mejora es exoesqueletos y dispositivos similares para auxiliar o mejorar la movilidad. Lo último es este exoesqueleto a modo de pierna artificial que ayuda a pacientes de parálisis parcial a poder volver a andar.

Toyota ha dejado a un lado los coches (por esta vez) para presentar Welwalk WW-1000, un exoesqueleto robótico articulado y equipado con un motor para mejorar los tratamientos de rehabilitación que impliquen recuperar la capacidad de andar. Así, no se trata de una prótesis, sino de una estructura que se coloca sobre la pierna y que supone una ayuda en la recuperación.

Sin dar más ayuda de la necesaria para recuperarse antes

No es un dispositivo que el paciente pueda colocarse en cualquier momento e iniciar el desplazamiento asistido, sino que se trata de un puesto con una cinta andadora y asistencia médica en todo momento (que controla el dispositivo desde un panel táctil). Así, la pierna robótica no trabaja sola y para que el paciente ande con seguridad con ella sobre la cinta se le coloca un arnés.

Toyota 02

Welwalk WW-1000 se monta en la pierna afectada, quedando el motor sobre la articulación de la rodilla y proporcionando la ayuda justa para que el paciente poco a poco recupere la movilidad perdida, gracias a los sensores que incorpora que detectan el grado de la misma. La idea es que sea una rehabilitación activa y que el tiempo de ésta pueda acortarse.

Toyota 03

Mejorar la calidad de vida con robótica (e inversión)

Como decíamos al principio, la robótica lleva ya tiempo estando muy presente como posible alternativa a las prótesis habituales, persiguiendo objetivos como que sea el cerebro el que mueva dichas prótesis y que sean una posibilidad válida en el caso de miembros amputados. El de Toyota es un ejemplo aplicado no a la sustitución, sino a la recuperación.

Otros ejemplos de exoesqueleto que hemos visto iban orientados a la ayuda en tareas laborales, como los exoesqueletos de Panasonic (entre los cuales también vimos uno orientado a asistir en el andar o la carrera) o el guante robótico de la NASA.

Toyota 04

Welwalk verá la luz en ciertas instituciones médicas japonesas a finales de este año con un coste de 9.000 dólares iniciales y mensualidades de 3.200 dólares (según Associated Press). Este país de hecho recibió también hace unos años los exoesqueletos de asistencia para andar de Honda.

Más información e imágenes | Toyota
Vía | TechCrunch
En Xataka | Así son los nuevos exoesqueletos de Panasonic, de todos los tamaños: Power Loader, Ninja y AWN-03

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos