Compartir
Publicidad

Conectar un C64 a la WiFi para disfrutar de una BBS te devuelve al pasado de internet

Conectar un C64 a la WiFi para disfrutar de una BBS te devuelve al pasado de internet
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Internet ni siquiera era una palabra popular en los 80, y los pocos que se conectaban a otros ordenadores lo hacían a honorables antepasados de las actuales redes sociales: Usenet y las BBS se situaban como puntos de encuentro de un buen número de usuarios de ordenadores, que compartían opiniones y contenidos desde sus ordenadores de 8 y 16 bits.

Han pasado casi 40 años desde que las BBS estuvieron de moda, pero eso no significa que no queden vestigios de aquel fenómeno, y lo más sorprendente es que es posible disfrutar de esa experiencia ochentera casi en su totalidad. El truco consiste en añadirle un "módem WiFi" a un Commodore 64 para que éste pueda conectarse a internet y a una de esos legendarios Bulletin Board Systems.

El maravilloso mundo de las BBS en 8 bits

Lo cuenta el administrador de Amiga Love, un sitio web dedicado a los amantes del no menos legendario Commodore Amiga y que también se reúnen en torno a su antecesor de 8 bits, el Commodore 64.

Este ordenador hace uso de un puerto de expansión llamado User Port que gracias a un adaptador puede comunicarse mediante el puerto serie RS-232 ahora casi olvidado. Gracias a esa capacidad el Commodore 64 puede conectarse a una red WiFi y con ello hacer un telnet a uno de los servidores en los que las BBS siguen funcionando con la misma filosofía de hace décadas.

Hay un par de alternativas en este tipo de módems WiFi para el C64: el WiModem y el Wi-Fi Modem, siendo este último más caro (unos 180 dólares frente a los 70 del WiModem, gastos de envío incluidos) pero también el que tiene más opciones. Por ejemplo, con el Wi-Fi Modem es posible poner en marcha una BBS propia desde tu C64, y además cuenta con una pequeña pantalla OLED que es muy útil para poner todo en marcha.

C64

Una vez conectado, necesitaremos un programa de terminal que ejecutaremos en el C64 para conectarnos a uno de estos servidores de BBS, y será entonces cuando nos encontraremos con esa vuelta total al pasado. La conexión de 2.400 baudios (2,4 Kbits por segundo) puede que resulte desesperante en comparación con los estándares actuales, pero recordad, en las BBS todo era texto. Ese era precisamente uno de sus encantos, así que si queréis hacer ese viaje, os animamos a ello.

Vía | Amiga Love
En Genbeta | El Internet social. Diez tecnologías que cambiaron el mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio