Compartir
Publicidad

SPOT, regreso al futuro del smartphone de Microsoft

SPOT, regreso al futuro del smartphone de Microsoft
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

SPOT es una de esas pruebas de que cada tecnología tiene su momento y que, si llegas tarde no triunfas, pero si llegas demasiado pronto tampoco. Esto último es lo que le pasó a Microsoft con una plataforma llamada Smart Personal Objects Technology (SPOT) que comenzó a desarrollar allá por 2002, cuando los relojes inteligentes de los que hoy se habla tanto eran apenas un futurible.

SPOT fue abandonado en 2008 debido a su escaso éxito. No obstante, recientes rumores desde el Wall Street Journal apuntan a que en Redmond están trabajando en un reloj inteligente táctil. Los platos recalentados no suelen triunfar en tecnología, pero la posibilidad de que Microsoft saque su propio reloj aviva los fantasmas de SPOT, un proyecto al que hay que concederle que tenía su punto.

A lomos de la Radio FM

En esencia, SPOT era una plataforma pensada para dotar de servicios conectados a otros dispositivos. Su primera aplicación fueron relojes inteligentes cuyo debut corrió a cargo del mismísimo Bill Gates en el CES de 2003, pero la plataforma era mucho más ambiciosa e incluso surgieron prototipos de cafeteras, GPS y estaciones meteorológicas SPOT.

Relojes SPOT

Los relojes SPOT recibían datos relativos al tiempo, noticias, bolsa o deportes. También permitían mensajería hasta cierto punto. Todo ello llegaba empaquetado a través de un servicio llamado MSN Direct que operaba sobre frecuencias de radio FM. El servicio requería suscripción y su precio era de 59 dólares al año.

El uso de radio limitaba la efectividad de SPOT a las áreas metropolitanas de estados Unidos, pero suponía una alternativa interesante a las redes telefónicas. Su ancho de banda era menor, pero a cambio consumía muy poca energía.

Hardware y software propios

SPOT no estaba basado en ninguna versión de Windows porque el hardware que hubiera sido necesario para mover incluso un Windows CE era excesivo. En su lugar, un departamento dedicado de Microsoft llamado SmartBand Services desarrolló su propio Chipset y su propio sistema operativo.

SPOT

El chipset de SPOT estaba dotado de un transmisor de radio FM sobre la banda de los 100MHz, un procesador ARM 7 a 27.6MHz, 512KB de ROM y 384KB de RAM. Todo esto puede parecer poco, pero el Sistem on a Chip de SPOT estaba pensado para minimizar el consumo eléctrico. La batería es uno de los puntos débiles de muchos relojes inteligentes actuales y si algún dispositivo de este tipo está llamado a triunfar, no creo que sea uno que haya que cargar todos los días junto al smartphone.

SPOT

Microsoft desarrolló hasta su propio sistema operativo basado en arquitectura .NET y creó unos pequeños chips de 32 contactos que formaban parte del kit de desarrollo para que terceros pudieran crear diferentes aplicaciones y usos sobre la plataforma. SPOT llegó a comercializarse en diferentes relojes de marcas como Tissot, Fossil, Suunto o Swatch, pero sus precios eran altos y no llegaron a tener éxito más allá de algunos 'early adopters'.

Futuro

¿Tiene SPOT Futuro? Esa es una buena pregunta. Nos parece improbable que un nuevo sistema operativo especializado fuera a triunfar en el mercado actual y, de hacerlo, se le exigiría bastante más de lo que SPOT era capaz de hacer.

Los rumores apuntan a una pantalla de 1.5 pulgadas para el hipotético nuevo reloj de Microsoft. Por supuesto no faltan elucubraciones de diseño en torno al interfaz de Windows Phone, pero no hay datos tangibles y cualquier imagen que veáis aquí es sólo un concepto. Si Microsoft finalmente emplea su sistema operativo móvil hará falta buena potencia para moverlo y una pantalla a color para aprovechar todas sus posibilidades.

Concepto de Smartwatch Microsoft

En el otro lado, una pantalla OLED negra y blanca podría mostrar con bastante eficiencia el interfaz de Windows Phone sin incurrir en un excesivo gasto. La conectividad de estos hipotéticos relojes es otra incógnita que Microsoft deberá resolver y decidir si son sólo satélites de un dispositivo conectado mediante, por ejemplo, Bluetooth de bajo consumo, o accesorios capaces de conectarse por sí mismos.

Sea como sea, y aunque el proyecto fuera fallido, SPOT otorga a Microsoft al menos una cierta experiencia en relojes inteligentes y datos técnicos sobre su funcionamiento y aceptación. Si ese precedente conduce a los de Redmond o no al éxito es otra historia.

En Xataka | Microsoft está intentando otra vez fabricar su propio reloj avanzado según el WSJ

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio