Un paso más hacia la transformación de Huawei: su fundador pide a los trabajadores que se centren en el software, según Reuters

Un paso más hacia la transformación de Huawei: su fundador pide a los trabajadores que se centren en el software, según Reuters
2 comentarios

Huawei cada vez aleja más su futuro de los dispositivos móviles. Después de reforzar los movimientos hacia otras ramas del negocio, como la inteligencia artificial, los servicios en la nube, los coches eléctricos o los aparatos IoT domésticos, el fundador de la compañía, Ren Zhengfei, ha confirmado a sus trabajadores que se deben centrar en el desarrollo de software para seguir creciendo, según un comunicado interno al que ha tenido acceso Reuters.

En esa nota interna, Zhengfei apunta directamente a Estados Unidos para justificar el cambio de rumbo: subraya que el desarrollo de software es un campo que escapa al control de los norteamericanos, lo que permitirá a los chinos tener mayor independencia y autonomía para evitar que una acción como el veto de la Administración Trump a Huawei, que les impide comprar de componentes clave para la fabricación de móviles a empresas estadounidenses, perjudique su negocio. Las restricciones comerciales también hicieron que Google no licenciara Android en los móviles de los asiáticos.

El comunicado especifica que, como será difícil para Huawei producir hardware avanzado a corto plazo, la empresa debe centrarse en construir ecosistemas de software, como su sistema operativo HarmonyOS o su sistema de inteligencia artificial en la nube Mindspore.

Esta filtración es la evidencia más clara hasta la fecha de que Huawei no confía en que Estados Unidos, ahora bajo la dirección de Joe Biden, levante las restricciones comerciales a su compañía a corto plazo, motivo por el que va a profundizar en otras líneas de negocio que antes del veto sólo había tanteado, como el desarrollo de los servicios en la nube o los coches eléctricos.

Además de pedir un esfuerzo en el desarrollo de software, Zhengfei explica que la compañía tendrá que reforzar su posición en este sector en China, el este de Asia, Europa y África para procurar que en esos territorios se usen sus estándares y no los de Estados Unidos.

Temas
Inicio