Publicidad

Super Micro y la realidad de un mundo en el que todos espían a todos
Privacidad

Super Micro y la realidad de un mundo en el que todos espían a todos

Publicidad

Publicidad

Bloomberg abría la caja de Pandora el pasado mes de octubre. En un extenso reportaje de investigación aseguraban que China estaba infiltrada en empresas como Apple o Amazon gracias a chips espía implantados en las placas base de sus servidores. Esas placas base estaban fabricadas por Super Micro, una de las empresas más conocidas en este ámbito.

Todas las implicadas negaban esas alegaciones, y ayer Super Micro publicó los resultados de su propia investigación interna llevada a cabo por una empresa independiente. Según dicha investigación "no se encontró evidencia alguna de hardware malicioso en nuestras placas base". En Bloomberg han declarado que siguen manteniendo su apoyo a su reportaje.

Según Bloomberg, Apple y Amazon estarían entre las afectadas

En la noticia original Bloomberg explicaba cómo tras diversas entrevistas pudieron confirmar que había servidores en los que las placas base habían sido modificadas con un chip que espiaba todas las comunicaciones de esos servidores.

Supermicro1

El chip habría sido implantado en las placas base por parte de empleados de plantas de fabricación en China. Los responsables de dichas plantas de fabricación habrían sido sobornados o forzados por el gobierno chino a implantar esos chips sin dar cuenta a Super Micro, la empresa que contrataba esa producción a dichos fabricantes.

Esos servidores han acabado utilizándose según la investigación en servidores de Apple o Amazon en los últimos años. Incluso hubo informes que indicaban cómo los puertos Ethernet de servidores también podían haber sido utilizados para espiar las comunicaciones de una de las grandes operadoras estadounidenses.

La palabra de Super Micro contra la de Bloomberg

Charles Liang, presidente y CEO de Super Micro, explicaba en ese comunicado oficial cómo en esa investigación realizada por una empresa independiente, Nardello & Co, no se encontraron este tipo de chips.

La empresa investigó "una muestra representativa de nuestras placas base, incluyendo el tipo específico de placa base mostrada en el artículo, placas base compradas por las empresas a las que se hace referencia en el artículo, y también placas base recientemente fabricadas". En ningún caso encontraron chips espía como los que describían en Bloomberg.

En dicho comunicado Liang añadía que auditan a los fabricantes con los que trabajan y evalúan de forma muy detallada todas las placas base que salen de los fabricantes para verificar que no hay defectos ni problemas.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos por medio

En Bloomberg mantienen su apoyo a sus reporteros y siguen creyendo en la validez de la historia. La reacción de las empresas implicadas ha sido tímida, simplemente negándolo todo sin ir mucho más allá.

Algunas personalidades del mundo tecnológico como Marco Arment criticaban duramente a Bloomberg y lo calificaban de un "tabloide sin vergüenza", mientras que medios como The Atlantic señalaban cómo este tipo de reportaje no hacían más que echar leña al fuego en esa guerra comercial que China y Estados Unidos mantienen desde hace meses.

El gobierno de Donald Trump ha utilizado el discurso del espionaje chino como argumento para esa guerra comercial, y los recientes sucesos con la detención (y posterior liberación bajo fianza) de una de las directivas de Huawei se suman a una situación tensa.

Para algunos (y me incluyo) esas acusaciones de espionaje a las que apuntaba Bloomberg pueden tener o no fundamento, pero eso queda en segundo plano. Lo hace porque como muchas de las acusaciones a empresas chinas (o rusas) por parte del gobierno de Donald Trumpm son casi irónicas.

Sobre todo teniendo en cuenta que desde junio de 2013 sabemos gracias a Edward Snowden cómo se las gastan las agencias de inteligencia de Estados Unidos y de otros muchos países. Todos espían a todos. Hoy más que nunca.

Más información | Super Micro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir