Compartir
Publicidad
Publicidad
El secreto del negocio (secretísimo) de Palantir
Privacidad

El secreto del negocio (secretísimo) de Palantir

Publicidad
Publicidad

Quizá no sea ni de lejos tan popular como Uber, Airbnb o Xiaomi, pero sin embargo Palantir se ha convertido, por derecho propio, en la tercera start up más valiosa no sólo de Estados Unidos, sino también de todo el mundo (y eso que ya estaba entre las del club de los mil millones de dólares).

¿Es cierto que su software se utilizó para encontrar y acabar con Osama Bin Laden? ¿Quién está detrás de esta empresa? ¿Trabaja con los gobiernos europeos, muchos más restrictivos en materia de protección de datos? ¿De dónde procede su negocio para que reciba tantos millones de dólares y sea el objeto del deseo de muchos inversores?

No en vano, Palantir Tecnologies ha conseguido una nueva ronda de financiación que asciende a los 450 millones de dólares, lo que hace que la empresa tenga una valoración de 20.000 millones de dólares.

Pero, ¿quién es realmente Palantir Technologies?

Seal 42280

Palantir Technologies es una compañía que ya tiene 11 años de antigüedad y que vende software a las agencias gubernamentales y de Wall Street principalmente (aunque también tiene otro tipo de clientes) para que utilicen lo que se conoce como data mining, es decir, minería de datos (aunque la compañía asegura que hace mucho más que eso y habla de que crean productos que facilitan a las personas el trabajo con los datos, obteniendo respuestas sin necesidad de tener conocimientos técnicos).

Gracias al análisis de un montón de fuentes de información y de datos, el software de esta compañía permite a agencias como la CIA o el FBI visualizar rápidamente las relaciones que existen entre todas esta cantidad de datos. Números de teléfono, registros bancarios, listado de amigos, fotos... nada se escapa del análisis de Palantir Tecnologies.

Gracias al análisis de fuentes de información y de datos, el software de esta compañía permite a agencias como la CIA o el FBI visualizar rápidamente las relaciones que existen entre esos datos

Teniendo en cuenta el perfil de sus clientes, no es extrañar que gran parte de su actividad se mantenga en el más absoluto secreto, lo que da pie también a numerosas rumorología, como aquella que dice que el software de Palantir fue utilizado por el gobierno Estados Unidos para acabar con Osama Bin Laden. También se dice que los marines han utilizado Palantir en Afganistán para predecir ataques insurgentes, y que su software también ayudó a realizar un seguimiento de los cárteles mexicanos de la droga, para acabar con algunos traficantes de personas en Europa del Este y que ha sido contratado por las compañías farmacéuticas para analizar los datos de los fármacos.

De dónde procede Palantir

Como hemos dicho, la historia se remonta a hace 11 años, en 2004. El origen de este software hay que buscarlo en otra compañía reciente, PayPal, que estaba desarrollando una manera de detectar el fraude en el pago on-line. Según Palantir, PayPal descubrió que las personas son la mejor herramienta para recoger el punto de vista de los datos. Palantir fue fundada sobre la base de ese conocimiento: potenciar un analista humano para encontrar lo que sea que se esté buscando.

De hecho, uno de los cofundadores de PayPal, Peter Thiel, es uno de los fundadores de Palantir, cuyo plan al fundar esta empresa era "reducir el terrorismo mientras se preservan las libertades civiles". A partir de ahí y de ese primer código desarrollado por PayPal, se genera el software que ofrece Palantir Technologies.

Otros cofundadores son Joe Lonsdale, que ahora es socio de la firma de capital riesgo Formation 8 y su CEO, Álex Karp, quien, pese a que ha hecho alguna aparición en medios (pocas), no parece muy amigo de dar entrevistas ni explicaciones. Su entrevista para Forbes es fuente de muchos reportajes y análisis, como éste en el que se preguntan si Alex Karp es el personaje más extraño de todo Silicon Valley.

Code 707069

Su cultura empresarial no sólo es peculiar, sino que está, en cierta forma, influida por la literatura de Tolkien. De hecho, el nombre de Palantir proviene de las piedras místicas que se pueden ver en el Señor de los Anillos, y su sede de Palo Alto se conoce cariñosamente como "la Comarca".

La CIA (Agencia de Inteligencia de Estados Unidos) fue uno de los primeros inversores de Palantir a través de In-Q-Tel, el brazo de capital de riesgo de la CIA, y uno de sus primeros clientes. Thiel aumentó su inversión en esta empresa con 30 millones de dólares a lo largo de varios años. Según los últimos datos de los que se dispone, Palantir da empleo a más de 1.500 personas (y sigue contratando personal).

De hecho, los fundadores creen que pueden llegar a tener 5.000 empleados. Palantir tiene oficinas en varias ciudades de Estados Unidos y en Abu Dabi, Tel Aviv, Asia, Australia o Nueva Zelanda. Desde Xataka hemos preguntado si hay oficinas en Europa, pero no hemos recibido respuesta.

El número de vacantes abiertas es muy amplio. Pero, si quieres formar parte de Palantir, quizá debas conocer este código y su misión: no seas estúpido.

Mucho más que software para espías

Es cierto que cuando se nombra la compañía Palantir, muchos automáticamente piensan en espías, en los servicios de inteligencia y seguridad de los países y en oficinas casi sacadas de escenas de ficción. Y, aunque es cierto que la compañía hace mucho negocio en este campo, su actividad no se reduce a esta industria.

Por ejemplo, se sabe que Palantir ha llegado recientemente a un acuerdo con la compañía de alimentación Hersey para llevar el análisis del Big Data a esta industria y conocer mejor los datos del consumidor, de manera que estas empresas puedan saber mejor cómo presentar o empaquetar los productos para el agrado de los consumidores.

Recientemente, además, Palantir ha adquirido la compañía Fancy That, especializada en el mundo retail. Esta start-up, de apenas dos años de edad, tiene como objetivo resolver los problemas de las tiendas minoristas a través de tecnologías como sensores, aprendizaje automático y todas aquellas relacionadas con el Big Data. Fancy That prometía poder establecer y fijar unos precios óptimos y realizar la gestión de inventario, llevando también su tecnología de las tiendas físicas a la web, aplicaciones móviles y al "omnichannel".

¿Salida a bolsa?

Password 704252

Tampoco está claro si la compañía quiere salir al mercado de cotizaciones o no. A muchos brokers e inversores parece que les seduce la idea y el hecho de que hayan aparecido, supuestamente filtrados, documentos sobre clientes de la compañía, hace que muchos especulen sobre la posibilidad de que se trate de una manera de generar interés y atraer a esos posibles inversores con una estrategia de publicidad gratuita.

Sin embargo, en otras informaciones se sugiere que Karp descarta completamente que su empresa pueda cotizar en bolsa. Algo que se considera lógico teniendo en cuenta que esto obligaría a hacer públicos gran parte de sus contratos y de sus clientes, lo que va en contra de los intereses esta empresa.

Pese a que no se sabe con exactitud cuáles son sus clientes ni su cuenta de resultados, es evidente que los inversores confían en esta empresa. Una fuente cercana a esta compañía asegura que el dinero en caja contante y sonante que Palantir Technologies tiene en el banco asciende a los mil millones de dólares.

Según un sitio federal que publica los contratos gubernamentales, desde 2009 Palantir Tecnologies ha recibido cerca de 215 millones de dólares en contratos con el FBI, el departamento de defensa y de seguridad nacional de Estados Unidos, pero a día de hoy gran parte de los ingresos de la compañía también provienen de acuerdos con la banca, los seguros, la sanidad y la energía. Se calcula que actualmente el 70 por ciento del negocio de Palantir proviene del sector privado.

Ética y polémica

Hack 813290

Dado que Palantir trabaja con todo tipo de datos, la controversia sobre cuestiones relativas a privacidad está a la orden del día. Así, el nombre de Palantir ha estado asociado a polémicas como las filtraciones de Anonymous y WikiLeaks o el sistema PRISM, del que la compañía ha negado públicamente formar parte.

El CEO de Palantir, Alex Karp, es doctor en filosofía. Algo que también se destila de la información corporativa que puede verse en la página web de la compañía. Su misión es "salvar el mundo, luchar contra el fraude y la mano de obra esclava". Por eso, Palantir asegura que no cobra por la mayoría del trabajo humanitario que realiza con algunas ONG (como C4ADS, la Clinton Global Iniciative, el Carter Center and Physicians for Human Rights o Grameen Foundation), lo que es una fuente de orgullo interno. "Lo que me preocupa", según Karp, "es trabajar con entidades comerciales, y los gobiernos no estadounidenses."

El nombre de Palantir ha estado asociado a polémicas como las filtraciones de Anonymous y WikiLeaks o el sistema [PRISM]

Quizá por eso, la compañía tiene todo un equipo de ingenieros trabajando en cuestiones filantrópicas. Algo que, quizá, la compañía intente ahora reforzar después de haberse visto salpicada por diversas polémicas.

También sabemos que Courtney Bowman, un ex empleado de Google que ahora trabaja en Palantir como un "ingeniero de las libertades civiles", se dedica a examinar las obligaciones del Palantir y plantea recomendaciones sobre cómo los legisladores deberían pensar en el poder de la tecnología moderna y que la compañía patrocina conferencias sobre la privacidad en la era del Big Data.

Sin embargo, también se sabe que los propios empleados de Palantir han expresado sus preocupaciones por trabajar con determinados gobiernos. Por ejemplo, con Israel por su conflicto con los palestinos. Palantir también ha decidido no trabajar con China y, después de un debate interno, se decidió también no tener contratos con compañías tabacaleras.

¿Trabaja Palantir en Europa o con sus gobiernos? Es algo que, al menos al cierre de este reportaje, desconocemos. Nos hemos puesto en contacto con Palantir para conocer estas cuestiones, para saber también si una empresa que trabaja con datos se siente cómoda en un continente y en unos países cuyas regulaciones sobre la privacidad son mucho más restrictivas que las de Estados Unidos. Pero, de momento, nadie desde Palantir ha querido contestar nuestras preguntas, ni siquiera para realizar el típico “No comments” (sin comentarios).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos