Publicidad

China, algoritmos y censura: nuevas norman especifican qué contenidos online son malos o ilegales y cuáles son recomendables

China, algoritmos y censura: nuevas norman especifican qué contenidos online son malos o ilegales y cuáles son recomendables
24 comentarios

Si eres productor de contenidos online -texto, imágenes, música, vídeo- y vives en China, atento, porque pronto la censura del gigante asiático será más firme que nunca en este ámbito.

La Aministración del Ciberespacio china ha anunciado la creación de un nuevo conjunto de reglas que especificarán qué contenidos son aceptables y cuáles no. La normativa afecta a usuarios finales, pero también a empresas que ofrecen por ejemplo plataformas de contenidos e incluso de aplicaciones. No solo eso: buena parte de la moderación y la censura la realizarán algoritmos.

Sobre todo hay que hablar bien de China y su presidente

Según indican en The Wall Street Journal, estas reglas animan a productores y creadores de contenido a publicar contenidos que promocionen e impulsen las teorias socialistas del presidente Xi Jinping, además de aquellos que ayuden a impulsar la influencia de la cultura china.

Deep

Los productores de contenido tendrán prohibido crear y difundir contenido ilegal que por ejemplo filtre secretos nacionales o que dañe las "políticas religiosas" del país. Se deben restringir además los contenidos sensacionalistas o aquellos que por ejemplo animen a los menores a realizar tareas peligrosas.

Para lograrlo se espera que las plataformas de contenido usen algoritmos que monitoricen aquello que está en internet junto a censores humanos que se encargarán de vetar cualquier contenido malo o ilegal en esas plataformas.

Zhu Wei, profesora de Ciencias Políticas y Leyes en la Universidad de China, explicaba que "una de las notas destacadas de esta nueva normativa es que la era de la regulación a través de los algoritmos llega de forma oficial". Para esta experta los algoritmos, como la tecnología, deberían ser neutrales.

La persecución de ciertos contenidos online en China lleva meses acrecentándose. En enero un organismo gubernamental publicó ciertos requisitos para plataformas que publicaban vídeos de corta duración, a menudo usados para "ridiculizar, satirizar, oponerse, o difamar las teorías socialistas", argumentaba la asociación.

Hace unas semanas se sumaban normas para prohibir a los operadoras de plataformas de vídeo a usar técnicas de aprendizaje profundo para crear noticias falsas a través por ejemplo de deepfakes, algo contra lo que otras plataformas y redes sociales también están tratando de luchar.

El problema es que todas esas medidas imponen un coste enorme para las empresas, que deben implementar sistemas de monitorización realmente ambiciosos que traten de controlar el caudal de contenidos que creadores independientes y corporativos suben a internet.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios