Compartir
Publicidad
Publicidad

Tux Droid, un pingüino en tu mesa

Tux Droid, un pingüino en tu mesa
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Nunca le he acabado de encontrar el sentido al Nabaztag, aquel conejo que se conecta al ordenador y ofrece uno no sabe muy bien que funcionalidades. En cambio el Tux Droid me ha subyugado al primer vistazo.

Y no solo porque sea un pingüino, sino porque se ofrece como mucho más abierto que el Nabaztag. Se conecta al ordenador de forma inalámbrica mediante un adaptador por USB y podremos programarlo para que haga las funciones que nosotros queramos.

Dispone de una aplicación para controlarlo, pero la gracia está en desarrollar las nuestras propias o plugins para otras, como puede ser un plugin para un cliente de mensajería que nos avise cuando llegan nuevos mensajes o nuevos correos. El Tux Droid puede abrir y cerrar los ojos, abrir y cerrar el pico, subir y bajar las alas y girar a derecha e izquierda, además de disponer de LEDs azules en los ojos, un puerto de infrarrojos y un altavoz.

Pero no solo podemos usarlo como dispositivo de salida, sino que también dispone de una serie de entradas que podremos controlar, como un micrófono, un sensor de luz, un botón en la cabeza y un detector de presión en las alas. Con esto, los más manitas seguro que son capaces de crear verdaderas maravillas.

Es compatible con Linux, evidentemente, y dispone de módulos para programarlo en Python. Viene con una batería interna recargable y su precio es de 99.99 dólares.

Más información | Thinkgeek.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos