Compartir
Publicidad
Publicidad

Touch Mouse. Análisis del primer ratón multitáctil de Microsoft

Touch Mouse. Análisis del primer ratón multitáctil de Microsoft
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De los dos nuevos ratones táctiles que Microsoft ha presentado la pasada semana, el Microsoft Touch Mouse es el más novedoso y también el que más nos ha gustado. De hecho el Touch Mouse es el primer ratón genuinamente multitáctil de Microsoft, y último superviviente de un proyecto de investigación Mouse 2.0 que la compañía puso en marcha hace aproximadamente 3 años y que contemplaba muchos otros interfaces táctiles, algunos de ellos poco menos que estrafalarios.

Al igual que sucede con el Explorer Touch Mouse, el Microsoft Touch Mouse no es un ratón muy recomendable para jugadores expertos que necesiten la máxima precisión en cada click. Sin embargo, es una pequeña joya para los usuarios que manejan decenas de ventanas de forma cotidiana y quieran mejorar sus tiempos de productividad. Vamos con sus características.

Ergonomía y diseño

Dotado de un estilizado diseño monobloque en negro mate (algo en lo que ya supera a su hermano menor, el Explorer Mouse, que es una máquina de coger huellas) y blanco en la parte inferior, el Touch Mouse huele a ratón de gama alta. Su forma está pensada para apoyar cómodamente la mano. En cuanto al peso, es mayor que el de la media de ratones. Se trata de un factor desarrollado a propósito para poder maniobrar por toda la superficie táctil sin problema aunque sujetemos el ratón por los laterales en vez de apoyar la palma en la parte posterior.

Microsoft Touch Mouse

Igualmente, el factor de forma y el software están pensados para adaptarse por igual a diestros o zurdos. En cuestión de ratones, el gusto de cada uno es decisivo pero, en nuestra humilde opinión, el Microsoft Touch Mouse tiene todo lo necesario para gustar. Es cómodo, bonito y agradable al tacto.

Superficie táctil y conexión

La superficie multitáctil está delimitada por una retícula de cruces y el soporte es capacitivo. Da igual que lo toquemos con sólo una uña o con todo el dedo, responde con agilidad y precisión una vez le hayamos cogido el tranquillo a los gestos.

La acanaladura que veis en la parte central no tiene ninguna función más allá de facilitarnos el distinguir entre la parte derecha e izquierda del periférico. El soporte táctil reconoce los gestos independientemente de la zona en la que los hagamos. En otras palabras, si hacemos el gesto de scroll vertical sobre la mitad izquierda en vez de sobre la acanaladura, funcionará exactamente igual.

Microsoft Touch Mouse

El Microsoft Touch Mouse puede funcionar en Mac, pero está pensado para desplegar todo su esplendor en ordenadores bajo Windows 7. La conexión se establece mediante un nanoreceptor USB a 2.4Ghz. Desde Microsoft ya dejan caer que en el futuro podría haber versiones, no ya Bluetooth, sino Wifi punto a punto para asegurar la mejor calidad del enlace inalámbrico.

Una vez conectados, las funciones del ratón son las de uno normal. Es preciso descargar los controladores Intellipoint en su ultima versión para habilitar todas las funciones porque, como también hace Apple, los drivers no están incluídos en el lujoso paquete de venta.

Un dedo, dos dedos, tres dedos

Una vez configurado y completamente operativo, comenzamos con sus funciones. El click izquierdo y derecho es mecánico, y se produce al pulsar toda la carcasa. El scroll, sin embargo, ya entra dentro del soporte táctil. Básicamente, el morro del ratón responde a los movimientos que hagamos de arriba a abajo, zquierda a derecha o en dirección libre. En este último caso podríamos, por ejemplo, desplazarnos por una imagen con zoom en cualquier dirección.

Pasamos a los dos dedos. En este caso, los movimientos hacia ariba y abajo permiten maximizar una ventana activa, minimizarla, o cerrarla completamente. Si en vez de eso apuntamos los dos dedos a izquierda o derecha pegamos la ventana correspondiente a ese lado de la pantalla.

Finalmente, mover tres dedos hacia arriba o abajo permite volver al escritorio o desplegar una cuadrícula de las ventanas que tengamos activas en una función muy similar a la que se activa en OSX pulsando F3. Los contenidos de las ventanas no son activos. En otras palabras, el vídeo, por ejemplo, queda congelado en el fotograma en el que lo minimicemos.

Nos queda una última función, activable mediante un movimiento de pulgar, que permite pasar página adelante o atrás en páginas web, documentos o galerías de imágenes.

Cada movimiento de los dedos está acompañado de una pequeña animación en el cursor que nos indica lo que hemos hecho y que viene muy bien para ir cogiendo el tranquillo a las distintas maniobras. En cuanto a la autonomía, Microsoft habla de meses sin dar más detalles. En el poco tiempo que hemos estado con él es imposible detallar una cifra real.

Microsoft Touch Mouse. La opinión de Xataka

Salvo por la autonomía, el Microsoft Touch Mouse es un ratón pensado para hacerse imprescindible. En términos de productividad, el Touch Mouse es una pequeña maravilla que permite gestionar muchas ventanas sin tener que buscar el botón correspondiente en la esquina o un atajo de teclado.

Microsoft Touch Mouse

Puede que no sea el ratón más preciso del mundo, y el interfaz táctil puede ser contraproducente en juegos, pero es un buenísimo candidato para regalar estas navidades a esforzados curritos agobiados cada día por un mar de ventanas. Sin duda, el mejor ratón que tiene Microsoft en su catálogo y probáblemente el ratón táctil más completo del mercado a día de hoy. Está disponible desde ya a un precio de 79 euros.

Más información | Microsoft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos