Compartir
Publicidad

Todo sobre los monitores I: las pantallas y su tecnología

Todo sobre los monitores I: las pantallas y su tecnología
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo tenemos delante de nuestras narices mientras jugamos, trabajamos o navegamos. Casi siempre está encendido y es responsable de buena parte de nuestra salud ocular. El monitor o pantalla del ordenador es un periférico crítico del PC en el que el tamaño no es lo único que importa.

Cualquier momento es bueno para cambiar de pantalla, pero el otoño, con la vuelta al trabajo o al estudio, es una época especialmente propicia. En Xataka vamos a hacer un repaso sobre cuáles son las principales tecnologías que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una nueva pantalla para nuestro equipo.

Entregas del especial Monitores

Todo sobre los monitores I: Las pantallas y su tecnología
Todo sobre los monitores II: Lo que hay que tener en cuenta Todo sobre los monitores III: Modelos recomendados

Los tipos de panel y su evolución

Antes de empezar a meternos en harina, es inevitable hacer un pequeño repaso a los tipos de panel TFT-LCD, que es la tecnología más extendida en el mercado y sobre la que vamos a centrarnos en este especial. El tipo de panel es un dato muy técnico que los usuarios difícilmente podrán ver escrito en la lista de especificaciones comercial de un monitor, pero dan una idea de la generación tecnológica la que pertenece el dispositivo.

Los primeros LCD empleaban un tipo de panel denominado TN o TN+Film. Son paneles muy populares ya que su fabricación en masa es sencilla y barata. En el lado negativo, su reproducción del color y su ángulo de visión son más pobres. Pese a todo, son los más extendidos.

Tipos de panel

A los TN les han sucedido los paneles IPS. Diseñados para solucionar los problemas de ángulo de visión de los TN, los paneles IPS han sufrido mejoras progresivas que les han ido añadiendo siglas mientras mejoraban su contraste y ratios de refresco. A día de hoy pueden verse en modelos de marcas como Apple (iMac), Philips, LG o NEC.

Finalmente, encontramos los paneles tipo MVA, desarrollados por Fujitsu como punto intermedio entre los TN y los IPS, los MVA ofrecen buen ángulo de visión y profundidad de negro y color a cambio de un tiempo de respuesta más lento. Samsung desarrolló su propia versión de esta tecnología, llamada PVA, dotados de una gran capacidad de contraste.

Tipos de Monitor según su tecnología

Asumida la muerte comercial de la tecnología CRT y sus pantallas de tubo, la mayor parte del mercado actual está copada por la tecnología LCD (Liquid Cristal display), en concreto su variante TFT-LC (Thin Film Transistor) que incorpora transistores a la película de píxeles de cristal líquido para mejorar la imagen.

Monitor

Dentro de los LCD, hay que distinguir entre los LCD convencionales y los LCD iluminados mediante LED o LCD-LED, cuyas diferencias veremos a continuación. Por ahora basta saber que, en líneas generales, los LCD-LED ofrecen mejor calidad de imagen, consumen menos, son más planos y también más caros que los LCD convencionales.

El LCD convive con el Plasma, una tecnología en la que, en vez de cristal líquido, se utilizan gases nobles para generar los puntos de color. El plasma ofrece mejor contraste y ángulo de visión que el LCD, pero su vida útil es más corta y es una tecnología más usada en televisores de gran formato, por lo que no vamos a contemplarla en esta guía.

Seguimos con los monitores OLED, que utilizan diodos de luz de materiales orgánicos. La gran ventaja de los OLED es que no necesitan iluminación adicional ya que cada píxel emite su propia luz. Esto permite hacer pantallas de tan sólo unos milímetros de grosor, con un consumo ultra-bajo, e incluso flexibles. La mala noticia es que sus componentes se degeneran con más rapidez. El OLED está llamado a sustituir al LCD, pero aún necesita tiempo de desarrollo antes de que se popularice. Además, sus precios son prohibitivos.

A título anecdótico, debemos mencionar los monitores SED, una curiosa tecnología impulsada por Toshiba en la que cada píxel es, en realidad, un micro tubo de rayos catódicos como el de los antiguos CRT. Los SED ofrecen mejor contraste y ángulo de visión, y son más sencillos de fabricar. Con todo, las mejoras en los LCD-LED prácticamente han abortado esta tecnología antes de nacer.

Igualmente, la tecnología de tinta electrónica, usada en eReaders y otros dispositivos móviles no parece dispuesta a abordar, por el momento, el mercado de los monitores.

A vueltas con los LED

La mayor parte de los monitores actuales son LED o LCD-LED. Este término se refiere a los monitores LCD cuya iluminación se realiza mediante diodos LED de alta luminiscencia. Los primeros LCD se iluminaban mediante pequeñas lámparas fluorescentes de cátodo frío o CCFL. El mayor problema de este sistema es que siempre estaba encendido, por lo que los colores negros nunca eran del todo negros.

Monitor

En cambio, los LED pueden encenderse y apagarse por grupos, por lo que, en líneas generales, mejoran el contraste de la imagen y consumen mucha menos energía que sus antepasados de tubo fluorescente.

Para complicar más la compra. No todos los monitores LED son iguales. Existen diferentes tipos de LED en función de cómo se organizan y funcionan estas pequeñas lámparas. El primero es el LED perimetral o Edge LED, en el que las luces están dispuestas en los bordes de la pantalla.

Este tipo de LED permite reducir aún más el consumo y diseñar pantallas extremádamente delgadas. En el lado negativo, la iluminación perimetral no es muy uniforme. No tanto, al menos, como las que vienen a continuación. Los monitores LED perimetrales son los más sencillos de los que incorporan esta tecnología.

El segundo tipo de LED lo forman los Full Array, también llamados Full LED o pantallas con retroiluminación LED completa. En ellas, las lámparas cubren de forma uniforme toda la parte trasera de la pantalla. Aquí la calidad la determina el número total de LEDs y las posibles tecnologías de difusión de la iluminación de cada marca, como la tecnología Nano Full LED de LG.

Iluminación local y coloreada

Estos dos grandes epígrafes (Edge LED y Full LED) pueden sufrir mejoras gracias a otras dos tecnologías. La primera es el Local Dimming. Consiste en que las lámparas están distribuidas por zonas. Cada zona puede ajustarse con distinta luminosidad de forma dinámica, lo que mejora aún más el contraste y la calidad de los negros. La mayor parte de los modelos Full LED incorporan Local Dimming. También hay modelos Edge LED de LG y Sony que incorporan iluminación por zonas, aunque sus resultados son dispares según cada modelo.

Monitor

Hay algunas marcas com Sony que han incorporado LEDs coloreados en verde, rojo y azul en vez de blancos. Este invento permite mejorar aún más la intensidad de los colores y los negros aunque, de momento, es poco común.

Cerramos esta primera parte con estas nociones generales. En la próxima entrega de mañana bajaremos a un nivel más práctico dónde veremos que significa cada cifra de las especificaciones más habituales de un monitor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos