Compartir
Publicidad
Publicidad

Microsoft VX-5000, análisis

Microsoft VX-5000, análisis
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada Microsoft presentó un nuevo modelo de webcam, la Microsoft VX-5000, un modelo compacto y bastante simple. El fabricante nos obsequió con una unidad a cada uno de los asistentes al Mobius, para que podamos probarla antes del lanzamiento oficial en junio, cosa que hemos hecho.

Lamentablemente, no podemos darle una gran valoración a esta cámara, no por sus prestaciones, que entran dentro de la media, sino por su precio, 49.99 dólares, demasiado elevado comparado con otros modelos similares que hay en el mercado.

Microsoft VX-5000

Un aspecto que sí se ha cuidado mucho en esta webcam es el diseño, ofreciendo un modelo muy pequeño y ligero, funcional tanto encima de la mesa como en una pantalla plana o en un portátil. Esto lo consigue con una peana flexible, que podemos doblar a voluntad para adaptarla allí donde queremos colocarla.

Claro que su ligereza también puede ser un punto en contra si la usamos sobre la mesa, ya que un pequeño tirón del cable la desplaza. Este efecto se ve algo amortiguado porque la peana es de goma y dificulta el movimiento de la cámara, pero desde luego no es la webcam más estable del mercado.

Microsoft VX-5000

Una lástima que su resolución y su óptica no sean nada del otro mundo. La resolución que ofrece en vídeo es de 640 x 480 píxeles, suficiente para videollamadas convencionales, pero la calidad del vídeo no destaca por encima de otros modelos, siendo bastante estándar. Eso sí, incluso con poca luz el resultado es bastante decente, algo en lo que otras cámaras pierden puntos enseguida.

Además, no dispone de posibilidad de enfoque manual, lo que aún la limita un poco más. Al menos, la Microsoft VX-5000 dispone de un micrófono integrado en la propia cámara con reducción de ruido incorporada, por lo que no tendremos que utilizar uno externo. Si la usamos con un portátil que no integre micro, esto último nos será bastante útil.

Microsoft LifeCam

Incluye software que se activa mediante el botón situado en la parte superior y que permite seleccionar a alguno de nuestros contactos conectados en Live Messenger para realizar una videollamada. Una vez estemos haciendo esta disponemos de opciones para añadir algunos efectos a la imagen. Nada sofisticado como algunos modelos de Logitech, sino simples imágenes superpuestas.

Si el precio fuera la mitad, la Microsoft VX-5000 sería una buena opción, pero costando casi 50 dólares podemos optar a otras opciones que ofrezcan mayor calidad de imagen o mejores opciones de software.

En Xataka | Webcam VX-5000 de Microsoft, para adictos al Messenger. Más información | Microsoft.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos