Compartir
Publicidad

Repensando la carrera informática: hablan los profesores

Repensando la carrera informática: hablan los profesores
65 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada en Xataka empezamos un especial dedicado a repensar la carrera informática. Empezamos preguntando a los profesionales: su visión del sector en España y sobre todo cómo veían ellos la formación académica que han recibido y la que actualmente se imparte.

Hoy volvemos con una segunda entrega y pasamos de los profesionales al sector de la educación. Más concretamente a los profesores. Como siempre, queremos que seáis parte de este debate por lo que, con las preguntas que les planteamos, también nos gustaría conocer vuestra opinión.

Los profesores: Ricardo Galli, Fernando Tricas

Esta vez tenemos a una pareja de profesores que, por su trayectoria seguro que muchos ya conocéis. Por un lado tenemos a Ricardo Galli, profesor en la Universidad de Baleares es conocido también por su labor promoviendo el software libre y creador del portal Menéame.

En el otro lado tenemos a Fernando Tricas. Profesor en la Universidad de Zaragoza y que ha dedicado buena parte de su vida a la docencia. Las reflexiones (e irreflexiones) de su blog son bastante interesantes. Hecha esta breve presentación, vayamos con las preguntas.

Alumno

¿Está bien ajustado el tiempo en que la universidad incorpora a la enseñanza las tecnologías y tendencias que funcionan en el mercado?

Ricardo Galli: Creo que hay un abuso y confusión con la importancia de las tecnologías. Éstas no son lo más importante en la formación de los ingenieros. Las tecnologías son sólo una aplicación concreta de los principios y conocimientos de la ciencia informática, no aportan nada científico ni académico por sí mismas. Es más importante que un ingeniero conozca (y mejor si domina) esos principios fundamentales que la tecnología, lo demás es sólo aprender a usar una herramienta o aplicación. No tiene misterio.

Además, si tenemos que estar a la última en tecnología que usa el mercado, no bastaría una década para la carrera el --tiempo es limitado--, y aún así, cuando salgan ya tendrán la mitad de sus "conocimientos" obsoletos. Hay que buscar un balance, y asumir que la tecnología es sólo una parte, que sirve para el "entrenamiento" profesional, pero que eso no lo es todo. Y no sé si es tan importante.

Podéis encontrar más información sobre esta cuestión en artículos que publicó Galli hace tiempo en los siguientes enlaces. 1, 2, 3.

Fernando Tricas:Entiendo que hay de todo, pero en general creo que sí: tenemos que tener en cuenta que la tecnología evoluciona muy rápido, y que no todas las tecnologías que aparecen en algún momento terminan teniendo demanda suficiente como para que merezcan nuestra atención.

Un estudiante que termine este año su carrera de 4 (grados) o 5 (ingenierías en extinción) empezó a estudiar informática casi a la vez que el nacimiento del iPhone o la popularización de Android. Seguramente no encontrará una asignatura dedicada a ello (es posible que ni siquiera tenga sentido; basta con pensar lo que había en desarrollo móvil ante de estos dos sistemas para ver el riesgo de lanzarse muy pronto). Por otra parte, casi seguro que podrá desarrollar su Proyecto de Fin de Carrera o Trabajo de Fin de Grado con esas tecnologías u otras similares. Y desde luego, ponerse a trabajar en ello con productividad en un período corto de tiempo.

Profesor

¿Hay una lectura equivocada de que el ingeniero va a salir de la carrera siendo analista y gestor en lugar de ser un programador y eso hace que las materias troncales de la carrera esté desenfocado?

Ricardo Galli:Por un lado está la visión, muy falaz desde mi punto de vista pero bastante extendida, de "los ingenieros no programan, como los arquitectos no ponen ladrillos". Creo que no hace falta insistir en la falsa analogía --aunque también muy común-- de comparar la programación con poner ladrillos, a lo que hay que agregar es que los buenos programadores son justamente esos que dominan los principios básicos, que son creativos, y que éstos hacen la parte más compleja del "diseño" de un programa complejo. El que crea que un análisis y diseño a alto nivel ya resuelve los problemas de ingeniería, es que nunca se ha enfrentado con un reto de verdad.

Es decir, un ingeniero debe ser buen programador, independientemente de que en su carrera se dedique a programar, al análisis, o a dirigir proyectos. Por otro lado, no entiendo que alguien pueda ser analista o director de proyectos sin una experiencia importante en programación. Para ser sincero, tampoco entiendo que un ingeniero informático no quiera, o no le guste, programar. Es lo más divertido, y un desafío intelectual mucho más importante. Quizás eligió mal la carrera.

Por otro lado, en informática todavía tenemos un conflicto importante --ocurre en todo el mundo-- entre la separación de las "ciencias de la computación" e "ingeniería del software".

Estamos dando una mezcla de ambas, sobre todo porque en la parte de ingeniería no tenemos el mismo corpus ni herramientas como las ingenierías tradicionales. Esto pasó con la física y la ingeniería eléctrica hace un siglo, al final terminaron en dos carreras completamente diferentes. Quizás nos pase eso, o quizás sigamos profundizando en la línea actual, con creación de ramas especializadas: ingeniería de software, sistemas, bases de datos, etc. No sé cómo estaremos en el futuro, pero claramente las ciencias de la computación están avanzando rápidamente y se ganó el nombre de "ciencia", a la parte de "ingeniería del software" todavía le falta mucha madurez, y más que avanzar estamos haciendo vaivenes, zigzags y pocos avances (como pasar de las metodologías de cascada a las ligeras).

Así que por ahora, creo que no está mal que se enseñe bastante de "ciencias" de la computación, al menos ayuda y suple las carencias (por llamarlo de alguna manera) metodológicas y cuantitativas de la "ingeniería".

Fernando Tricas:Lo cierto es que las personas con estas titulaciones terminan realizando trabajos muy diferentes: desde informática generalista donde se ocupan de gestionar/contratar/mantener servicios trabajando en empresas cuya misión principal es cualquier otra que no es la informática a personas que desarrollan aplicaciones críticas para sistemas muy concretos con un componente algo de I+D+I. En medio, casi cualquier cosa, incluyendo programación en el sentido más clásico. ¿Cuál es la lectura equivocada? Seguramente ninguna, todas son válidas siempre que terminemos trabajando en algo que nos interese o nos guste. Es importante destacar esto porque es una profesión en la que la movilidad laboral existe y si el puesto que ocupamos no es satisfactorio podemos tratar de movernos a otro con más facilidad que en otras disciplinas.

La Informática es bastante reciente y esto se presta a que se mezclen y confundan las ocupaciones que las personas tituladas pueden llegar a desarrollar (y las no tituladas, que las hay en abundancia trabajando en Informática).

Profesores

En otro sentido ¿no debería la universidad evitar "someterse al mercado" y reforzar la orientación a la investigación, la enseñanza de fundamentos y despriorizar las prácticas ligadas a tecnologías cuyo éxito puede ser coyuntural?

Ricardo Galli:Es lo que siempre he sostenido, porque las tecnologías tienen un periodo de vida mucho más breve que los principios fundamentales. Si enseñas tecnologías, estás formando profesionales ya casi obsoletos. Pero por presiones de las alumnos, y esa "modernidad" de "el mercado lo demanda" hacen que caigamos en la trampa. Lo noto mucho en mis asignaturas más "duras" de informática. Como hacen Java desde primer curso, creen que lo dominan --tampoco es así--, y no conocen ni cómo se implementan las estructuras básicas (listas, diccionarios-hashes, conjuntos, etc.) porque los lenguajes de alto nivel ocultan esa complejidad. Así, cada vez saben menos de cómo funciona toda la "pila" informática, sólo saben las últimas capas, que nacen y mueren cada pocos años.

Es importante, mucho, que las facultades y profesores no caigamos en la trampa de centrar la docencia en tecnologías y olvidarse de la "ciencia".

Fernando Tricas:Creo que, en general eso ya se evita (una acusación frecuente es justo esa: que las enseñanzas no son tan prácticas como deberían): la formación que se da es básica y de fundamentos, tratando de que se comprendan los principios de la disciplina y que sean capaces de adaptarse a tecnologías concretas en función de sus gustos y las necesidades. Eso no impide que haya ejemplos 'a la moda' en algunos casos y que, en muchas ocasiones, se pueda contar con algunas experiencias más o menos cercanas a la 'realidad'. También puede haber asignaturas o profesorado muy ligado a determinadas tecnologías pero supongo que eso proporciona diversidad y no es lo peor que nos puede pasar.

Pero, como decía arriba, la 'realidad' es muy difícil de delimitar en una disciplina que abarca tantos ámbitos de la vida y de las empresas. Se puede afirmar que una persona con estos estudios que tenga ganas e interés puede terminar trabajando en casi cualquier aspecto relacionado con la informática (y de paso, aplicando la informática a cualquier ámbito de la vida).

Para no parecer excesivamente autocomplaciente, también es cierto que tenemos nuestros defectos: cambiar los planes de estudio es un proceso complicado así que no se hace con mucha frecuencia (es posible que los nuevos títulos de Grado y Máster agilicen un poco eso, pero está por ver si seremos capaces) con lo que, en ocasiones, algunas asignaturas pueden quedar obsoletas o anticuadas. También somos personas con nuestras manías y nuestros sesgos y muchas veces se nos pasan temas que terminan siendo importantes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio