Compartir
Publicidad
Publicidad

Procesadores ARM frente a Intel Atom

Procesadores ARM frente a Intel Atom
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los procesadores de ordenadores, tanto portátiles como sobremesa, son bastante diferentes de los utilizados en otros dispositivos más ligeros como pueden ser PDAs o móviles, por ejemplo. Aunque en la definición más tradicional de microprocesador (como una caja negra en la que sólo se ve la entrada de una serie de datos y la salida de unos resultados tras una serie de operaciones) sí se mantiene en los dos tipos, parece claro que los utilizados en dispositivos móviles tienen un menor consumo y una menor potencia, además de un conjunto de instrucciones mucho más reducido.

Aquí es donde entra la lucha entre ARM e Intel, intensificada la semana pasada debido a unas declaraciones de unos directores de Intel en las que comentaban que los problemas del iPhone existen debido a que utilizan un procesador ARM en vez de un Intel. Posteriormente ha existido un anuncio oficial por parte de Intel en el que explican que las cosas se les fueron un poco de las manos.

Parece ser que en la IDF, Intel’s Developer Forum de Taiwan, Shane Wall y Pankaj Kedia (que trabajan en Intel para el departamento dedicado a los ultraportátiles) indicaron, y cito textualmente:

el problema que ellos tienen hoy en día es que utilizan ARM

Intel Atom logo
Y argumentaron que el iPhone dispone de algunas aplicaciones que requieren una potencia extra que el procesador utilizado en el teléfono de Apple, un ARM1176JZF a 620 MHz underlockeado a 412, no es capaz de ofrecer.

Los procesadores ARM difieren de los Intel en que los primeros utilizan un conjunto de instrucciones muy pequeño, muy diferente de las CPUs de Intel (y de AMD también) que, al utilizarse en ordenadores, tienen un uso mucho más general. Los ARM también tienen un consumo mucho más bajo, lo cual hace que sean microprocesadores perfectos para su uso en terminales móviles, aunque estos puedan considerarse a camino entre teléfono… y ordenador.

Por poner otro ejemplo, el T-Mobile G1 también utiliza un procesador con arquitectura ARM, fabricado por Qualcomm pero a 528 MHz.

Ahora bien: ¿debería Apple utilizar Intel Atom en vez de procesadores con arquitectura ARM?. Claramente, con lo que hay disponible a día de hoy, no.

Primero. Porque lo único que podría acercarse a los ARM actuales serían los Intel Atom, los cuales apenas llevan medio año en el mercado y que, aunque han demostrado ser realmente interesantes, no están orientados a su uso en teléfonos móviles, sino a ultraportátiles.

Segundo. Porque en los próximos dos años van a llegar nuevos microprocesadores ARM, los Cortex-A8 y Cortex-A9, con mayor potencia que los ARM actuales pero dirigidos principalmente a ultraportátiles. Serán competencia de los Intel Atom, y es posible que algunos modelos de Cortex con determinadas características (consumo muy bajo, principalmente) puedan implantarse en móviles. Aún no se sabe demasiada información sobre ellos.

Tercero. Porque si Apple ahora se propusiese cambiar de un ARM a un Intel, también deberían cambiar totalmente el sistema operativo. El mini Mac OS X que podemos manejar en el iPhone está hecho para funcionar sobre un ARM, y con un procesador Intel debería cambiar de una forma similar a como lo hizo el Mac OS cuando Apple decidió pasarse de microprocesadores PowerPC a Intel, allá por 2005. Y el iPhone es un dispositivo demasiado nuevo como para sufrir un cambio tan grande, con sólo año y medio de vida en el mercado.

ARM Logo

¿Sería viable que Apple, y en general todos los fabricantes, adoptasen procesadores Intel para sus dispositivos más portátiles?. Me refiero principalmente a teléfonos móviles.

A día de hoy es algo totalmente inviable, ya que Intel no ofrece un producto orientado a estos dispositivos. En un futuro sí puede ser posible que Intel lance una nueva gama de procesadores que se situaría por detrás de los Atom en cuanto a potencia y consumo energético, y que efectivamente esté dirigido a su uso en móviles, PDAs, o como procesador muy limitado en impresoras o reproductores MP3.

Pero desde luego que, con los productos que hay disponibles hoy en día, es muy complicado y bastante poco probable que Apple adopte procesadores Intel en el iPhone, y donde digo Apple puede aplicarse lo mismo a cualquier fabricante de dispositivos (terminales) móviles.

En un futuro a medio/largo plazo, unos tres o cuatro años… ya se verá.

Imagen | iFixit.
Más información | Electronista, Gizmodo, ZDNet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos