Compartir
Publicidad

Museos y tecnología: ponga una aplicación para cada visita

Museos y tecnología: ponga una aplicación para cada visita
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se suele decir que hay una aplicación móvil para todo. Si bien es cierto que semejante afirmación es exagerada, no anda lejos de la realidad. Es fácil encontrarse con una app de lo que sea y los museos, claro, no son una excepción.

En este tercera entrega de nuestro especial dedicado a los museos y las tecnologías nos adentramos en el mundo de las aplicaciones móviles. No sólo queremos plantear las opciones que hay, que son muchas, sino sentar las bases y reflexionar sobre su papel en la experiencia durante la visita al museo.

Buscando la integración de las aplicaciones

El éxito de los dispositivos móviles ha provocado que, detrás de ellos, crezca un ecosistema de desarrolladores dispuestos a crear todo tipo de aplicaciones. Desde usos puntuales a otros más generalizados.

Las aplicaciones de los museos entrarían dentro de esta primera categoría. La pregunta, en este caso, es analizar cómo se integra su uso dentro de la experiencia. En este caso, la respuesta es bastante pragmática: servir de guía.

Es cierto que existen aplicaciones de realidad aumentada que nos permiten ver más datos según pasamos la cámara del móvil pero a efectos prácticos todas se caen. No es lo más cómodo, actualmente, mientras vemos obras de arte. Quizá en un futuro con Google Glass o similares, pero para eso queda mucho.

Museo

Dicho esto, nos encontramos con que la mayoría de las aplicaciones que hay para museos, oficiales de cada uno de ellos o no, giran alrededor de esa idea: ofrecer una guía gratuita, a veces con las narraciones en voz a los turistas.

Hay que tener en cuenta, que todo este contenido debe ser siempre disponible sin conexión. Por diferentes razones, acabamos yendo más a los museos que hay fuera de nuestro país o ciudad que los que tenemos en casa.

Ofrecer contenido online aligera el peso y es una decisión razonable, siempre y cuando haya conexiones WiFi gratuitas. Como vimos en la primera entrega de este especial: no es algo frecuente precisamente.

Otras, más allá de ser guías buscan posicionarse como recomendadores geolocalizados de museos cercanos. Especialización frente a las grandes aplicaciones de búsqueda de lugares cercanos y, como no, conexión con redes sociales para contar lo bien que lo estamos pasando.

Museo

Dentro de todo este espectro, no podemos olvidarnos de un grupo que es fundamental y no se debe discriminar: aplicaciones para personas con minusvalías. Son muchas también, y su labor no es sólo expandir sino ayudar a que puedan disfrutar como todo el mundo.

Aplicaciones dentro los museos, y las que llevamos

Dicho esto, podemos distinguir dos aplicaciones dentro de los museos. Las que llevamos nosotros preinstaladas en el móvil, y las que están dentro del museo en diferentes dispositivos. Comencemos con las primeras.

Desde las creadas por aficionados a las oficiales tenemos un abanico bastante extenso. A día de hoy, casi todos los museos tienen aplicaciones donde se pueden ver sus obras, algunas incluso con patrocinios de compañías del sector tecnológico. Como el Louvre en París.

Es curioso mencionar este caso, Orange está detrás de la aplicación, porque el teleoperador francés lleva a cabo diferentes proyectos de signo guías y aplicaciones para museos. En España, de hecho, tiene acuerdo con las principales salas de exhibición.

Alhambra

También tenemos las que actúan con independencia de las salas, como por ejemplo Musmon con guías auditivas de los principales museos en España y algunos monumentos como la Alhambra.

Dentro de los museos, también tenemos aplicaciones instaladas en dispositivos. Un caso reciente, y cercano, lo tenemos en Samsung y el Museo del Prado, donde hace poco llegaron a un acuerdo para introducir dispositivos de la marca coreana con aplicaciones que enriquecieran la visita.

Citar todos y cada uno de los casos que hay nos llevaría horas y horas pero al final todos van en la misma dirección: aportar valor a la visita y que no se quede sólo en lo que vemos en sala sino toda la información complementaria que, en muchos casos, es realmente útil.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos