Compartir
Publicidad

Este algoritmo del MIT quiere que cojas todos los semáforos en verde

Este algoritmo del MIT quiere que cojas todos los semáforos en verde
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los problemas clásicos de las ciudades son los semáforos. Muchas veces se dejan programados de forma fija y no se tiene en cuenta la forma en la que la gente, tanto peatones como conductores, se mueven por la ciudad lo que puede provocar situaciones que ralentizan el tráfico o que apenas deja tiempo para cruzar de una calle a otra.

En el MIT, Carolina Osorio está trabajando en un algoritmo para mejorar la efectividad de los semáforos a través de un software que analice y estudie el tráfico de la ciudad para saber cuándo cambiar el color. Sin embargo, el problema no es tan sencillo de abordar como parece a simple vista.

Ve por esta ruta para llegar a tiempo

Supongamos que queremos ir de un punto a otro de la ciudad. Sabemos que por la ruta A vamos un poco más rápido aunque puede que nos encontremos más tráfico. Vamos por la carretera y, efectivamente, observamos que el tráfico está congestionado y no hay forma de llegar a nuestro destino a tiempo, nos desviamos a la ruta B para evitar al resto de vehículos.

Para nosotros parece la decisión más lógica cuando estamos conduciendo pero a la hora de abordar estas opciones y movimientos con un algoritmo es complicado. ¿Cómo atajar el problema entonces? Utilizando una combinación de los dos sistemas que se actualizan actualmente para regular el tráfico y los semáforos.

Por un lado coge los modelos de flujo de tráfico que se generan en una ciudad y ejecuta sobre ellos simulaciones de los conductores registrados por los sistemas que ya hay instalados en las ciudades. De la combinación de estos dos elementos, se generan la información para controlar los semáforos.

trafico.jpg
Antes y después, la imagen de la derecha está ligeramente desplazada hacia la derecha.

Quizá la explicación es un poco abstracta así que vayamos a un ejemplo más concreto. Supongamos que tenemos un cruce con mucho tráfico donde el tramo norte y sur tiene más movimiento que el este y oeste. Lo lógico es pensar que hay que dar prioridad al primer tramo. El modelo más básico, el que funciona ahora en algunas ciudades, lo haría. El algoritmo que propone Carolina Osorio además calcula cuáles son los tiempos más efectivos para mantenerlo abierto o cerrado.

El modelo es interesante, sobre todo por la forma en la que trabaja cargando las simulaciones de tráfico individual sobre las rutas más congestionadas. ¿Eficaz o no? Osorio dice que es capaz de reducir el tiempo de viaje en hora punta un 22%. Una cifra discutible pero basada en un modelo muy interesante.

Vía | Smithsonian

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio