En Moment Smartwatch la pantalla se extiende alrededor de la muñeca

En Moment Smartwatch la pantalla se extiende alrededor de la muñeca
12 comentarios

Por su rigidez bien podríamos definir a Moment como un brazalete, más que un reloj inteligente convencional, pero vamos a dejarlo dentro de la misma categoría, por tamaño, relación con los smartphones, y en definitiva, su colocación en la muñeca del usuario.

La principal característica de este proyecto está en poder interactuar con toda la superficie, es decir, tenemos una pantalla táctil que se extiende a lo largo de la cara externa de Moment Smartwatch.

Con una densidad de píxeles de 150PPI, sus creadores nos aseguran que tenemos una superficie equivalente a la de un smartphone pequeño, rodeando nuestra muñeca. A lo mejor no es la tecnología más atractiva, pero han decidido elegir la tinta electrónica por su eficiencia y flexibilidad.

Moment Smartwatch

Tinta electrónica y materiales nobles

Moment juega principalmente con dos zonas de actuación o pantallas, una en la zona habitual de un reloj, la segunda en la cara interior de la muñeca, en la que se mostrarán contenidos más personales. Claramente lo posicionan como un dispositivo que necesita de un smartphone para ser "inteligente".

Gracias a su singular pantalla y sistema de interacción, tenemos la posibilidad de dibujar un teclado QWERTY completo en él, por poner un ejemplo llamativo y práctico. Otra cuestión es su usabilidad, que no queda bien demostrada en el vídeo de presentación:


Mucho diseño y calidad de materiales forman parte de sus señas de identidad. Destacamos el uso de acero inoxidable con diferentes tonalidades para el cuerpo principal de Moment, con un grosor de solo 0,9 milímetros, o un peso por debajo de los 100 gramos.

Entrando en especificaciones, no faltarán sensores de movimiento, conectividad Bluetooth de bajo consumo, alarma, vibrador, y un conector microUSB. A sus creadores les gusta la idea de hacer que Momento sea control remoto de otros dispositivos - al margen de centro de notificaciones -, y están trabajando en ello con el software.

Snapware es un módulo interno que permitirá a Moment evolucionar en el futuro

No nos olvidamos de lo que ellos han bautizado como Snapware, no es más que un módulo - puerto de expansión - que descansa en el interior del brazalete, con el que poder añadir nuevas funcionalidades y sensores.

El otro gran punto a destacar tiene que ver con la batería y autonomía de Moment. Prometen que puede estar activo 30 días, y para su concepción se ha recurrido a un importante fabricante de baterías, con el fin de conseguir una solución curva.

Como podéis comprobar en alguna de las imágenes, vemos que la estructura claramente está dividida en dos partes con un anclaje que las une y nos permite abrir Moment para introducir la muñeca. Ya veremos cómo arreglan el problema de los diferentes tamaños. Os dejo con una galería:

Moment todavía está en el horno

El estado actual del proyecto es de prototipo - 80% -, con unidades funcionales. Como era de esperar, andan buscando financiación, y quieren que el precio de partida de las 500 unidades que van a confeccionar sea de 230 dólares, una cantidad bastante justa para lo que promete.

Detrás de Moment smartwatch está la startup Momentum Labs, y se suma a esa serie de proyectos - como Kairos -, que nos invitan a pensar en que los dispositivos de muñeca pueden ir un paso más allá de lo que nos están enseñando Samsung, Sony o Pebble.

moment-labs

Más información | Moment Smartwatch

Temas
Comentarios cerrados
Inicio