Publicidad

Este kit de cerveza quiere traernos el placer de hacer cerveza artesanal en casa

Este kit de cerveza quiere traernos el placer de hacer cerveza artesanal en casa
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hacer cerveza en casa es toda una experiencia. Lleva tiempo (además del tiempo que hay que dejarla en reposo) pero es placentero ver cómo creas algo desde cero usando ingrediente. El problema es que hacerla, más allá de los kits de polvos que venden en muchos sitios, es un tanto laborioso y hace falta una serie de condiciones para que salga bien. Hay quienes creen que la tecnología puede ayudar a hacer este proceso más sencillo y preciso como la gente de BrewBot o el proyecto que os enseñamos hoy: Pico Brew.

En 2013 buscaron financiación a través de Kickstarter para llevar a cabo su proyecto. Salió bien y tras conseguir poner en marca su máquina cerveza, dos años después, han comenzado a distribuir las primeras unidades. Zymatic ya está disponible y nos promete cervezas hechas con cariño y precisión desde nuestro teléfono móvil.

Haciendo más fácil la creación de cerveza

Zymatic es, a grandes rasgos, una Thermomix para hacer cerveza. Echamos los ingredientes (según el tipo de receta) y simplemente dejamos que la máquina haga todo el proceso sin que nos tengamos que preocupar de hacerlo nosotros, seguir un control de la temperatura en cada fase de cocción o si el mosto en algún momento se contamina.

Su funcionamiento es bastante sencillo y toda la gestión se hace desde una aplicación móvil. Solo hace falta tener un poco de paciencia y los ingredientes correspondientes. Tras haber hecho cerveza, he de reconocer que este último punto es muy útil ya que seguir una cerveza al dedillo sin un equipo profesional es difícil y siempre hay pequeñas variaciones entre una producción y otra.

Picobrew Inline 582x388

Por supuesto hay procesos que no podemos saltarnos como la fermentación o el acondicionamiento por lo que una vez esté casi lista habrá que esperar unos días hasta que repose y esté lista para beber, embotellar o lo que vayamos a hacer con ella. El precio, claro, es mucho más elevado que el de un kit de aficionados: 1.999 dólares.

A priori no es una herramienta para aficionados sino más bien para aquellos entusiastas que quieran meterse de lleno en el mundo de la microcervecería. Lo que no especifican sus creadores es que aunque la cerveza que se hace sea buena, aún así es necesario tener una licencia del organismo de Sanidad correspondiente para poder comercializarla.

Vía | Wired

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir