Compartir
Publicidad

Amazon y Hachette firman la paz: la editorial decidirá los precios de sus ebooks

Amazon y Hachette firman la paz: la editorial decidirá los precios de sus ebooks
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante meses, Amazon y la editorial Hachette han mantenido un importante conflicto que podría influir notablemente en el futuro de los ebooks. El gigante del comercio electrónico había estado presionando a la compañía para que, entre otras cosas, ésta bajara el precio de sus libros electrónicos y les diera una mayor comisión. Hachette no estaba dispuesto a hacerlo y, bueno, así comenzaron unas arduas negociaciones que hoy justo acaban de concluir.

Amazon y Hachette han llegado a un acuerdo del que no se conocen muchos detalles salvo lo que explican en la propia nota de prensa. Amazon dice haber incluido "incentivos económicos específicos" para animar a Hachette a bajar los precios, mientras que Hachette celebra haber conseguido una "enorme capacidad de marketing con uno de nuestros vendedores de libros más importantes", además de poder fijar los precios que ellos consideren.

El asunto de los precios era, como decíamos, el más controvertido. Aquí Hachette parece haber conseguido su objetivo aunque en la nota de prensa se especifica que "se beneficiarán de mejores términos cuando opten por bajar el precio". En el comunicado, por desgracia, no se dan muchos más detalles así que desconocemos dichos beneficios o los incentivos que recibirán de Amazon. Desde hoy, y aunque el acuerdo no comenzará hasta 2015, los libros de Hachette vuelven a venderse normalmente.

Durante esta "crisis", Hachette se quejaba de que Amazon estaba utilizando tácticas cuestionables contra ellos a modo de presión, como subir precios o retrasar envíos

Terminan así unos meses donde Amazon ha sido muy criticada tanto por Hachette como por otras editoriales y autores, que acusaban al portal de ejercer prácticas monopolísticas. En el enfrentamiento del portal con la editorial, ésta ha acusado a Amazon de prácticas cuestionables para aumentar la presión: eliminar las reservas de libros de dicha casa, retrasar supuestamente los envíos, sugerir obras de la competencia o hasta subir los precios.

¿Cómo afectará esto al futuro del ebook y, sobre todo, a los usuarios?

Todavía es pronto para dar respuestas a estas preguntas, pero los términos del acuerdo son similares a los que Amazon firmó hace poco con otra editorial (Simon & Schuster). De hecho, hay frases del mismo que se repiten tal cual (como la de los "incentivos económicos"). La tienda online parece estar dispuesta a cerrar todos sus frentes abiertos en el ámbito literario después de meses de conflicto, y de momento lo está consiguiendo.

Las editoriales quieren fijar sus precios y Amazon parece estar cediendo

Como decimos, no sabemos con exactitud los términos pero las editoriales parecen conseguir su objetivo en lo que respecta al asunto de fijar precios: son ellas las que tienen la libertad de decir cuánto tiene que pagar el lector final por un ebook. Y si lo ponen más barato, Amazon les recompensará.

Respecto al asunto del monopolio... bueno, eso no está tan claro que esté terminado. Varias asociaciones de escritores están preparando una queja formal para presentar ante el Departamento de Justicia de EEUU solicitando una investigación de monopolio a Amazon por este mismo motivo. Algunos autores incluso ya han tachado este acuerdo de "victoria temporal", dejando la posibilidad abierta a otra batalla.

Para otro artículo adicional darían las sospechosas prácticas que Amazon utiliza para meter presión. Ya lo vimos el pasado verano, cuando un desacuerdo con Disney hizo que la tienda online quitara la posibilidad de reservar cualquiera de las películas del gigante del entretenimiento. Con Hachette ocurrió algo parecido y hasta desde Amazon reconocieron que la editorial se mostró como un muro de piedra ante los primeros acercamientos del portal para negociar, algo que sólo consiguieron cambiar cuando tomaron medidas "para reducir las ventas de sus títulos en nuestra tienda".

"Queremos bajar los precios de los ebooks y Hachette no quiere", decía Amazon en plenas negociaciones en una carta a los lectores con el fin de explicarles los motivos por los que su postura beneficiaba a los usuarios, según ellos claro. "Los ebooks pueden y deben ser menos caros", añadían. Las editoriales y un importante grupo de escritores no están tan conformes y se opusieron desde el principio. Veremos a ver en qué acaba todo esto al final. De momento, Amazon y Hachette parecen estar contentos con el acuerdo conseguido.

Imagen | Zhao
En Xataka | Las editoriales en España y su amor-odio por el libro electrónico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos