Compartir
Publicidad

Sansa View, lo hemos probado

Sansa View, lo hemos probado
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El otro contendiente de la comparativa de reproductores MP4 en vídeo, además del Sony Walkman, era el Sansa View de Sandisk. El modelo que hemos estado probando en Xataka tenía una capacidad de 8 GB, y un precio en el mercado de menos de 150 euros. Si queremos más capacidad, hay modelos de 16 y 32 GB también, con precios competitivos.

El Sansa View presume de excelente relación calidad-precio, frente a la conectividad Bluetooth del modelo de Sony. Ha sorprendido la calida de sonido, la radio FM y la ranura para tarjetas de memoria. Como inconvenientes, el tamaño grande para ser un equipo basado en memoria flash.

sansa 1.png

Pantalla

Pese a su precio relativamente bajo, el Sansa View nos ofrece una pantalla de 2.4 pulgadas y 320x240 píxeles de resolución. Con brillo suficiente y buen ángulo de visión, no hay nada que objetar pero lamentáblemente, tampoco de lo que presumir.

Diseño y controles

En el diseño es donde hemos encontrado los principales peros de este reproductor. El más importante es su tamaño, pues el Sansa View tiene unas generosas dimensiones. Nada que lo haga incómodo, pero sí para rivalizar en este aspecto con otros equipos de similares especificaciones. El peso, de 75 gramos, no es inconveniente, y el grosor, por debajo de 10 mm, es aceptable.

El acabado del Sansa View es en plástico, con mejor material en la parte posterior, muy agradable. Sin embargo, la sensación general de producto de calidad y con gran acabado no la da.

sansa 5.png

En el apartado de controles, el Sansa View basa su funcionamiento en una rueda giratoria muy cómoda y un botón central para seleccionar, que nos resulta un poco duro. La rueda es muy rápida, pero cuando la usamos a gran velocidad, acertar con el menú correcto no es sencillo.

En el exterior dispone de ranura para tarjetas microSD, su principal virtud, además de la conexión con el PC, botón de Hold, salida de auriculares y botón de grabación de audio. El control de volumen pasa a la rueda durante la reproducción, así como las funciones de adelantar y retroceder en la reproducción. Nos hubiera gustado que estuviera en el exterior, en un lateral.

Interfaz

Otro punto flojo del reproductor Sansa View es la interfaz, que si bien es manejable, no nos enamora en ningún momento, a pesar de que las opciones en los menús son abundantes.

sansa 6.png
sansa portada.png

Sonido y reproducción de vídeo

Como con su hermano pequeño, el Sansa Clip, este reproductor de vídeo y música de Sandisk nos ha sorprendido por la calidad de sonido que nos ofrece. No es lo mejor que hemos probado ni mucho menos, pero no podrá nadie decir que un pero de este equipo es la calidad de sonido. No lleva sin embargo ayudas para mejorar todavía más el sonido.

Lo que no entendemos de ninguna manera es que la calidad de audio no se vea acompañada con la de los auriculares que vienen de serie. Nos viene como claro ejemplo un coche deportivo con ruedas pinchadas en medio de una carrera. Hay que admitir que el precio del reproductor es muy asequible, pero echan por tierra una valoración por culpa de los auriculares. Para alguien que no tiene unos de uso personal, puede ser fustrante.

Los formatos que admite este reproductor son los habituales: JPEG, MP3, WAV, AAC, WMA, MPEG4, WMV y H.264. Cuenta también con radio FM y grabador de voz. Interesante nos ha resultado que lleve un menú especial para podcast, y pantenerlo perfectamente organizados.

En cuanto al vídeo, la calidad es similar, los controles parecidos y los formatos soportados, casi identicos. Lo mejor para evitarnos sorpresas es hacernos con un programa que nos pase los videos a MP4 h.264.

Siendo un reproductor accesible, uno puede pensar que hemos tenido problemas de compatibilidad con Mac, pero nos ha funcionado correctamente, además de con Windows.

La reproducción de vídeo tampoco nos ha dado problemas de saltos ni imágenes ralentizadas.

Autonomía

Con su tamaño, no nos esperábamos malos datos de autonomía en este reproductor. Similares a las cifras oficiales, con vídeo nos ha aguantado en las pruebas una media de 4.5 horas, y de más de 30 para la reproducción de música cuando lo hemos tenido completamente cargado, aspecto en el que tarda entre las 2.5 y 3 horas.

Nuestra opinión

Encontrar un reproductor de audio y vídeo con gran pantalla, autonomía buena y ranura para tarjetas de memoria, con capacidad de 8 GB, y encima buen sonido y rendimiento, por menos de 150 euros, no pasa todos los días. Si esto es lo que buscas, has encontrado uno de los mejores equipos en relación calidad-precio. Lástima de su tamaño un poco exagerado.

Más información | Sandisk.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos