Ford se parte en dos con un objetivo muy claro: priorizar el coche eléctrico y atrapar a Tesla

Ford se parte en dos con un objetivo muy claro: priorizar el coche eléctrico y atrapar a Tesla
26 comentarios

Justo un año después de confirmar que Ford sólo producirá modelos eléctricos en Europa a partir de 2030, el fabricante confirma la separación de su empresa en dos líneas de producto independientes: Ford Model e (dedicada exclusivamente a la fabricación de coches eléctricos) y Ford Blue (que dará cobijo a los modelos e combustión y electrificados).

La compañía acomete "la mayor transformación en la vida de la compañía", en palabras de Jim Farley, CEO de Ford, quien ha sido el encargado de anunciar este plan de reestructuración. El objetivo de la firma, señaló Farley, es "volver a ser una empresa verdaderamente grande y que cambie el mundo, y eso requiere un nuevo enfoque".

Ford, que ya revolucionó el sector del automóvil con la primera fabricación en cadena, la del Ford Model T, se enfrenta ahora a uno de los puntos de inflexión más determinantes en la historia del automóvil: el coche eléctrico.

Ford Conferencia Prensa

Ford Model e, eléctricos y servicios

Con la nueva reestructuración, Ford Model e pasará a convertirse en una nueva línea que en la práctica funcionará como una empresa independiente. Es decir, no será una familia más dentro de una misma firma, como sí sucede con los ID. de Volkswagen o los EV de Kia. Sin ofrecer muchos más detalles, se ha anunciado que el plan es funcionar como una start-up pero aprovechando todos los valores que Ford tiene a sus espaldas.

Con esta división entre Ford Model e y Ford Blue, la marca espera seguir ofreciendo beneficios con esta última, encargada de la rentabilidad más inmediata de la marca Ford a través de sus vehículos de combustión y la electrificación paulatina que llegue a estos.

Ford Model e se encargará de los coches eléctricos, aunque beneficiándose de los conocimientos de Ford Blue. Pero, además, se dedicará al desarrollo de servicios conectados para todo el fabricante, un espacio en el que otras marcas también están entrando y donde se prevé un amplio crecimiento en los próximos años.

Es decir, Ford separa sus líneas de producto bajo dos nombres distintos pero funcionarán de manera completamente independiente. Uno de los alicientes que ha motivado este paso es facilitar los posibles movimientos futuros en el terreno eléctrico y de servicios conectados, con una Ford Model e más pequeña, en la que se podrán tomar más riesgos y donde los cambios de rumbo pueden ser más ágiles.

El objetivo es Tesla

Con este anuncio, también se han revisado las cifras de inversión que la marca dispensará al desarrollo del vehículo eléctrico en un futuro. La compañía ha elevado la partida que dedicará al vehículo eléctrico y conectado hasta los 50.000 millones de dólares (45.000 millones de euros) hasta 2026. Las cuentas anteriores manejaban cifras de 30.000 millones de dólares (27.000 millones de euros) entre 2021 y 2025.

Desde hace tiempo se viene apuntando a que el verdadero objetivo de Ford es recortar terreno a Tesla, quien lidera ampliamente las ventas de eléctricos en Europa con el Tesla Model 3 y Estados Unidos con el compacto eléctrico y el Model Y, el coche al que apunta el Ford Mustang Mach E.

La vida del Ford Mustang Mach E es muy corta y en 2021 vendió en Estados Unidos 27.140 unidades, muy lejos de los 190.395 Tesla Model Y que se comercializaron el año pasado. Pese a todo, el SUV eléctrico de Ford es el tercer coche eléctrico más vendido en Estados Unidos. Las previsiones, además, han alentado esta reestructuración, pues de los planes de fabricar 600.000 coches eléctricos en 2024 se apunta ya a 2 millones de unidades en 2026.

Con Ford Model e, se cree que la firma puede facilitar una transición dulce de la combustión a la electrificación completa, financiando la primera las previsibles pérdidas a corto plazo de la primera. Analistas de Bloomberg creen que 2026 puede ser el año en el que la nueva marca eléctrica de la compañía sea capaz de funcionar de forma completamente independiente, sin el apoyo financiero de la nueva Ford Blue.

Temas
Inicio