El coche eléctrico necesitaba mostrarle a la industria que era rentable. El Mercedes EQE acaba de lograrlo

El coche eléctrico necesitaba mostrarle a la industria que era rentable. El Mercedes EQE acaba de lograrlo
58 Comentarios

Con el mercado apenas despegando y dando sus primeros pasos, ya hay coches eléctricos que son más rentables que los homólogos de combustión. No sólo es una cuestión de sacar un mayor beneficio a las unidades vendidas. Ya sale más a cuenta producir algunos modelos eléctricos que versiones diésel o gasolina.

EQE y Clase E, frente a frente. Esto es lo que han anunciado desde Mercedes. Su Mercedes EQE (del que te hablamos en nuestra prueba del Mercedes Vision EQXX) ya es más interesante de producir que el Mercedes Clase E. Harald Wilhelm, miembro del consejo de administración de la marca, así lo ha reconocido.

“Llevamos alrededor de un trimestre vendiendo el Mercedes-Benz EQE y ya podemos decir que el margen de beneficios del EQE está en el mismo punto que el del Clase E”, ha asegurado el directivo a InsideEVs. Y el Mercedes EQE no es el único, anuncia que el EQS está cerca de hacer lo propio con el Clase S de los germanos.

Más caro. Mucho más caro, de hecho. Desde Motorpasión apuntan a un dato muy concreto para entender por qué este Mercedes EQE es tan rentable como un Mercedes Clase E: en su precio de salida cuesta 18.228 euros más que su homólogo de combustión. Una estrategia por la que están optando la mayor parte de las marcas.

En los últimos días hemos visto cómo Tesla ha anunciado una subida de precios en sus Tesla Model 3 (en España ya solo la versión base entra dentro del Plan Moves III), BMW o la propia Mercedes ya habían avisado y en nuestro repaso a los coches eléctricos más baratos del momento, también lo hemos comprobado en una reciente actualización.

Pero es una noticia importante. Que el Mercedes EQE sea, de momento, uno de los pocos coches eléctricos igual de rentables que su hermano de combustión no desmerece su importancia. Hay que tener en cuenta que el Mercedes Clase E es un modelo de sobra asentado en el mercado y que, sin embargo, el EQE sólo lleva un trimestre vendiéndose, como recalca Harald Wilhelm.

Además, aunque la venta de eléctricos crece en Mercedes, lo cierto es que las matriculaciones de estos modelos siguen siendo muy bajas respecto a los de combustión. Según datos publicados por la propia compañía, en el segundo cuatrimestre vendieron 487.100 vehículos, de los cuales 25.200 unidades fueron eléctricos puros.

Más allá de que su precio de venta al público sea superior, que el Mercedes EQE sea igual de rentable que el Clase E y el EQS esté a punto de hacer lo mismo con el EQS demuestra que pueden conseguir beneficios similares pese a que sus costes fijos son mucho más altos, pues se producen menos unidades.

Una señal de esperanza. De momento, la mayor parte de los vehículos eléctricos fabricados son menos rentables que los de combustión o, incluso, se producen a pérdidas. Pero entre estos últimos modelos se encuentra, por ejemplo, el Ford Mustang Mach-E, que víctima de la cadena de suministro pierde dinero con cada unidad.

Eso sí, el eléctrico superventas de Ford ha sido rentable hasta que una escalada imprevista de los precios ha dado la vuelta a la situación. Una fotografía que ya ven con buenos ojos desde General Motors, quienes también se están planteando un regreso a Europa.

Sólo el principio. El rendimiento de las berlinas eléctricas de Mercedes es sólo el principio de cuánto pueden ganar los fabricantes con el coche eléctrico. Han demostrado que un mayor precio ha derivado en un aumento de sus beneficios, aunque sus matriculaciones se hayan desplomado, especialmente en Europa.

Los datos del Mercedes EQE anticipan otra lectura. Mercedes va por libre en su fabricación de coches eléctricos pero pero teniendo en cuenta que hace años que vivimos una estandarización del mercado, ¿cuánto tardarán los grandes grupos como Volkswagen o Stellantis en sacarle verdadero partido a los coches eléctricos?

Temas
Inicio