Así funcionan las nuevas balizas antiniebla que ha introducido la DGT: dos luces y un detector

Así funcionan las nuevas balizas antiniebla que ha introducido la DGT: dos luces y un detector
8 comentarios

La niebla es una de las inclemencias meteorológicas que más problemas crean a la circulación. Una situación peligrosa que la DGT quiere atajar con la instalación de nuevas balizas inteligentes. Su funcionamiento ya ha sido demostrado en vídeo.

El reguero de datos que nos deja la niebla en carretera es preocupante. La DGT calcula que en 2021 se produjeron 314 accidentes como consecuencia de la niebla, entre los que se contaron 501 heridos y 13 fallecidos. Datos en los que no se recoge la siniestralidad de Cataluña y País Vasco, donde la DGT no tiene competencias.

Para reducir su impacto, se han instalado en la Autovía A-8 a su paso por el Concello de Mondoñedo (Lugo) unas balizas especiales que desde el organismo califican como "un proyecto pionero en Europa", según Jorge Ordás, jefe provincial de Tráfico de Lugo. Esta carretera sufre cierres habituales como consecuencia de la niebla, especialmente en el alto de O Fiouco.

Cómo funcionan estas balizas inteligentes

Lo cierto es que estas balizas inteligentes son una solución muy sencilla para aportar seguridad a los vehículos que circulan por la carretera en condiciones de baja visibilidad.

A los lados del tramo conflictivo se han instalado balizas con dos luces a 1,5 metros del suelo. La luz ámbar se mantiene encendida permanentemente y sirve de guía al conductor para saber por dónde se extiende la vía. En caso de que la baliza detecte el paso de un vehículo, se enciende una segunda luz roja, lo que alerta al conductor que circula por detrás de que tiene otro vehículo delante.

Las balizas están situadas con un margen de 50 metros y los responsables aseguran que pueden vislumbrarse hasta 100 metros antes. En caso de que la visibilidad sea inferior a 40 metros, la carretera tiene que ser cerrada.

Como puedes ver en el tweet de la DGT, cuando el vehículo va superando las balizas, éstas se encienden una a una, alertando al conductor que controla el vehículo en el que se sitúa la cámara. El objetivo es reducir la peligrosidad de un tramo en el que en 2014 se produjo un accidente múltiple que implicó a 40 vehículos y en el que murió una persona como consecuencia de la niebla.

Temas
Inicio