Compartir
Publicidad
Publicidad

"Yo soy tu padre", exclusiva entrevista al N95 sobre su supuesta paternidad sobre el Galaxy S II

"Yo soy tu padre", exclusiva entrevista al N95 sobre su supuesta paternidad sobre el Galaxy S II
Guardar
74 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre los pasillos del MWC de Barcelona de este año hay un rumor muy fuerte: el Nokia N95 es el padre del Samsung Galaxy S II.

A raíz del primer análisis de Antonio sobre esta edición del MWC 2011, donde ha eclosionado una generación de nuevos teléfonos avanzados con doble núcleo en el que el Samsung Galaxy S II se ha declarado cabeza de grupo y teléfono total, un viejo Nokia N95 que se arrastraba por el pasillo ha recordado que él también fue considerado en su momento como un teléfono total.

Así que en un oscuro rincón nos hemos reunido con él para hacerle unas cuántas preguntas en exclusiva sobre su parecido con el Galaxy S II. No te la puedes perder.

Xataka: Antes de nada, permítame que le trate de usted. Nos conocemos como quien dice desde 2006, donde tras un evento en Nueva York, todo el mundo le pasó a considerar un teléfono total, pero todavía le respeto mucho señor terminal.

N95: Así es. Entonces yo protagonicé un golpe en la mesa para llevar a los teléfonos móviles donde creía que debían estar. Ahora hay una segunda oleada y parece que todo el mundo se ha olvidado de mí. Eso me hace sentir muy triste y he pensado … snif ... hasta en el reciclaje.

Yo por entonces integraba un GPS, tenía WiFi, una cosa que llamamos acelerómetro y que me pusieron sin saber apenas para qué lo iba a usar, y lo que más me gustaba: una cámara de fotos de las de verdad … o al menos así me lo parecía a mi y me convencieron de ello. Y todo en un cuerpo increíble.

Si hasta he oído que el fantasma del iPhone 5 quiere ponerse unos centímetros de más.

Xataka: Precisamente del diseño de los nuevos teléfonos móviles hay muchos comentarios. Del Samsung Galaxy S II se rumorea entre los pasillos del MWC que tiene un problema con su cuerpo.

N95: Yo no soy de comentar cotilleos, pero sí que es verdad que la moda está haciendo mucho daño a los teléfonos de antes. Nos sentimos muy acomplejados, porque mis 21 mm de grosor quedan en ridículo ante los increíbles 8.49 mm del Galaxy S II que le dan un tipazo asombroso. Me temo que este verano en Torrevieja no triunfaré con esos esbeltos cuerpos por la playa. Fíjese usted cómo será que ha pasado un azafata del Mobile World Congress cerca de mi hace unos minutos y no ha querido ni enseñarme en un stand de segunda.

Además, la buena alimentación que le dan los ingenieros a los teléfonos hoy en día ha logrado que puedan hasta crecer. El pimpollo de Samsung me saca ya 25 mm en altura. Al menos me queda la esperanza de saber que dentro de poco no podrán resguardarse en los bolsillos de mis queridos consumidores.

nokia-n95-vs-galaxy-s-ii-grosor.jpg

Lo que no alcanzo a entender – la ciencia avanza que es una barbaridad – es cómo puede meter hasta 32 GB en ese cuerpo si a mi apenas me dejaron espacio para 160 MB. Menos mal que luego me mejoraron con una versión de 8 GB, otro clásico olvidado por los medios.

Lo que me ha impactado de verdad ha sido que se pueda tocar, aunque eso no puede ser sano, ¿sabe usted la cantidad de gérmenes que tenemos en los dedos?

Xataka: Sé que es una pregunta que duele, pero mi trabajo en Xataka me obliga a hacerla: ¿El tamaño importa?

N95: (casi llorando) Presumir de tamaño es algo que muchos teléfonos parece que llevan en los genes. Fíjese usted que mis 2.6 pulgadas me parecen más que correctas y sin embargo ahí está el Samsung Galaxy S II fardando por toda la feria de sus 4.3 pulgadas. Si hasta he oído que el fantasma del iPhone 5 quiere ponerse unos centímetros de más. Sé que solo son rumores, pero no se qué pasa con este “moderno” que siempre está en boca de todos.

Eso sí, la resolución que yo tenía, 240 × 320 píxeles muy bien llevados, apenas se ha superado, pues los 480×800 píxeles a mi me parecen hasta cortos.

253484406_c51fb36a9e.jpg

Pero claro, luego está eso de las modas, ¿cómo se llama? .. ah sí, pantallas SuperAMOLED Plus hipermegaguay de la muerte o algo así. Dicen que son mejores, con más contraste, brillo, consumen menos … bah, todo palabrería seguro. Lo que me ha impactado de verdad ha sido que se pueda tocar, aunque eso no puede ser sano, ¿sabe usted la cantidad de gérmenes que tenemos en los dedos?

Sabe usted, se pasa el chico todo el día conectado al correo electrónico y es un adicto de las redes sociales. El cerebro seguro que le va a encoger un día de estos.

Xataka: Lo más comentado de estos nuevos teléfonos es su doble núcleo. Por si no lo entiendes es como ponerles dos corazones y encima de deportistas, a 1 Ghz.

N95: Pues vaya si me ha salido rebelde el retoño. Yo con mi sano corazón TI OMAP 2420 ARM11 a 330 MHz y 64 MB de RAM aguantaba como un campeón, pero claro, no teníamos que correr maratones.

Seguro que el doble núcleo a 1 Ghz y la memoria RAM de 1 GB del Galaxy S II le sirven para aguantar las moderneces esas de Internet. Yo ya estoy viejo para seguirle el ritmo.

galaxy-s-entrevista.jpg

Sabe usted, se pasa el chico todo el día conectado al correo electrónico y es un adicto de las redes sociales. El cerebro seguro que le va a encoger un día de estos. No aguanto más y estoy al borde del infarto. Con esa energía que le da la batería de 1650 mAh no hay quien lo pueda controlar y me tiene agotado.

Encima el chaval va por ahí presumiendo de que si le pones un vídeo a 1080p se lo come con patatas y si nos ponemos gallitos, hasta lo envía a un televisor de gran diagonal sin cables. Encima engreído me ha salido.

El colmo fue el otro día, el primero de la feria. Habíamos quedado en privado porque se avengüenza de mí y va y me dice que es capaz de abrir la puerta sin tocarla, solo con la tecnología NFC que lleva. Ese día le daba de verdad pero me controlé porque era su gran día en el MWC 2011.

Entonces me quité la funda negra que llevo puesta desde una caída de una mesa y puse en práctica las clases a distancia sobre La guerra de las Galaxias remasterizadas y le dije muy serio: soy tu padre.

Xataka: Lo que sabemos a ciencia cierta que usted está orgulloso de la cámara de fotos del Galaxy S II. Ahí el hijo ha salido a su padre, aunque con mejoras que da “el tiempo y una caña”.

N95: En ese tema se me cae una lagrimilla siempre que lo pienso. El pequeño presume de sus ocho megapíxeles, el flash LED y la grabación a 1080p, y por si acaso, lleva otra de 2 millones de píxeles en la parte frontal. Pero el padre no se queda atrás y puedo sacar pecho orgulloso ante cualquier de mis viejos cinco megapíxeles con todo lujo de detalles. Un “ferrari” de cámara de fotos tenía yo en mi época.

nokia-n95-1b.jpg

Xataka: Para acabar, que no quiero entretenerle mucho, ¿cómo fue el momento en el que le confesó al Galaxy S II que usted era en realidad su padre?

N95: Pues estaba muy intranquilo. Sabía que se presentaba en sociedad el domingo en Barcelona y no quería ponerlo nervioso antes. Así que esperé a que todo acabara, a que fuera alabado por ser uno de los terminales llamados a liderar una nueva generación de teléfonos totales y lo detuve en uno de los pasillos de la feria.

Entonces me quité la funda negra que llevo puesta desde una caída de una mesa y puse en práctica las clases a distancia sobre La guerra de las Galaxias remasterizadas (que encima podría reproducir el muchacho sin inmutarse) y le dije muy serio: soy tu padre.

Después nos fundimos en un abrazo y nos despedimos para siempre. Ahora me han encargado que instruya a unos Windows Phone 7 que dicen que vienen a casa por Navidad.

Nota del autor: aunque los teléfonos y especificaciones que aparecen en esta entrevista son reales, la situación, preguntas, respuestas y en general el post, son fruto de la imaginación de un editor tras tres días de MWC 2011.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos